Lunes, 16 Sep,2019
La Salida / ABR 06 2018 / hace 1 año

Actitud, la medicina para sobrellevar la discapacidad de un ser querido

Gladis Amanda Ramírez Gil, directora de Covida, contó a LA CRÓNICA, cómo a raíz de una experiencia personal creó la fundación, que ha beneficiado a miles de familias.  

Actitud, la medicina para sobrellevar la discapacidad de un ser querido

Gladis Amanda Ramírez Gil, directora y creadora de la fundación Covida para niños con discapacidad motora. / John Jolmes Cardona Núñez.

Gladis Amanda Ramírez Gil es la directora de Covida, una fundación que desde hace 28 años acompaña a las familias con integrantes que tienen una discapacidad motora. La terapeuta ocupacional contó a LA CRÓNICA cómo luego de que su tercer hijo quedara con una discapacidad de origen cerebral, creó la entidad, que a la fecha ha acompañado a 8.500 familias, a las cuales ha capacitado en relación a este tipo de padecimientos.

Ramírez Gil indicó, entre otras cosas, que una de las claves del tratamiento es la actitud. 

La directiva se convirtió en terapeuta sin pensar que más adelante tendría que aplicar todos esos conocimientos al cuidado de uno de sus descendientes. 

En el año 1989, cuando conoció el diagnóstico de su pequeño, se puso manos a la obra y con otras especializaciones ha logrado sacar adelante, no solo a su hijo, sino a miles de familias del Quindío y otras regiones

¿Cómo surgió la fundación?

Juan nació en el año 1987 y a partir de allí trabajo en el proceso de cuidado y rehabilitación, poniendo en práctica todos mis conocimientos en terapia.

En el 89 empecé las primeras acciones con los papás que buscaron qué hacer con sus hijos en condiciones similares. La propuesta o el modelo es trabajar intensivamente. Aprovechar el momento neurológico que tiene el niño y hacer que todos los momentos del día se vuelvan terapéuticos.

Recomendado: Piedad Correal, una mujer que lucha a favor de los derechos humanos

Y así surgió la primera escuela de formación de padres con hijos en condición de discapacidad, nuestra escuela abrió las puertas a este tipo de procesos, porque en esa época del 90 todavía las rehabilitaciones se hacían a puerta cerrada y los consultorios no eran accesibles ni a las mamás, ni al cuidador. 

Arrancamos nosotros a decir cómo transformar el acompañamiento en algo terapéutico, cómo hacer las actividades diarias como un proceso de recuperación, acompañado del programa madurativo del sistema nervioso central, que por alguna circunstancia se lesionó.

¿Cuál es el objetivo principal de Covida?

El enfoque es formación a padres coterapeutas.

¿Cómo fue el proceso inicial de la fundación?

Una vez iniciamos, empezamos a tener los resultados esperados, no solo de nosotros en la familia, sino en cada niño y papá, que con esa fuerza, deseo y espíritu de querer sacar adelante a su hijo, lo consiguió. Aquí solo se necesita la actitud, y esto fue lo que también hizo Covida frente al tema de la discapacidad y lo que nosotros hacemos es el empoderamiento a cada madre, padre y cuidador para que todos los días sean terapéuticos y para que soñemos que cada uno de nuestros hijos o adultos esté sano, porque la discapacidad en cualquier momento nos toca.

Le puede interesar: Natalia Meléndez, con una perspectiva de la paz, más allá de la guerra

¿Cómo ha sido la recepción de la comunidad?

La sociedad en general pasa por encima, eso no me corresponde, pero lamentablemente hemos tenido muchos adultos y jóvenes entre 18 y 24 años de edad, que se han lesionado producto de accidentes en motos. De manera que la discapacidad nos toca a cualquiera de nosotros. Y el modelo terapéutico es el mismo, necesitamos a la familia comprometida, ese ser que está al lado acompañando el proceso de recuperación, personas con un pensamiento del sí se puede, yo lo voy a lograr, a mi familiar yo le aporto 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año.

¿Cuántas familias han sido beneficiadas?

A lo largo de estos 28 años, han sido 8.500 familias intervenidas, no solo del Quindío, sino de otras partes. Acabamos de recibir a una niña de Bielorrusia, que la familia se enteró que existía el programa Covida. El papá siendo colombiano, un físico que hizo su vida en el país europeo hace 20 años y tiene su hija con un diagnóstico de discapacidad, decidió venir a la fundación porque conoció de ella. Para nosotros es un placer poder tenerla en nuestro proceso.

La mamá rusa está maravillada, al igual que su padre. Llevamos tres semanas de tratamiento.

Este viernes habrá un evento especial denominado Urna del tiempo, ¿de qué se trata?

Covida siendo pionero e innovador en todos sus procesos, ha hecho unas mejoras locativas, gracias a la alianza estratégica de la fundación Arturo y Enrica Sesana y  con el instituto Franklin Delano Roosevelt, la fundación siempre ha sido bendecida y sabemos que a pesar de los obstáculos, con un pronóstico en el que el niño por el que se creó la institución iba a ser un vegetal, seguimos adelante.

En 2005 colapsó y se retiraron EPS como Caprecom, a la cual le atendíamos niños con Sisbén, en 2016 Saludcoop, y en 2017 Café Salud también se fue, lo que ha sido para la entidad un revés económico. Por 10 años vendimos los servicios a las EPS y nunca tuvimos que molestar a la comunidad, porque siempre hemos hecho la labor social, ya que la Empresa Promotora de Salud siempre pagó las rehabilitaciones, pero no la formación a padres.

Vea también: Casa cultural de Calarcá, al rescate de jóvenes con talento

Nuestros niños tienen una jornada del proceso más larga, porque Covida da más de lo que recibe por sus ingresos y siempre ha entregado esa escuela de formación. Ahora para nosotros es de gran fortaleza saber que por fin el sistema de salud dice que la familia es el pilar y es importante en la recuperación. Lo que Covida ha hecho desde el año 90, el sistema de salud ya lo adopta.

Este viernes vamos a tener la primera Urna del tiempo del Quindío, donde se van a enterrar los sueños, todos convocados a soñar con la opción de que todo lo que sueña en Covida, se hace realidad. La actividad será a las 5:00 p. m. en la calle 10N #17a-19.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net