Inicio / Región / ENE 17 2020 / 6 meses antes

Al trote por la vida con Quindío Runners

Favorito

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Al trote por la vida con Quindío Runners

Los planes de entrenamiento son coordinados por Edwin Vargas, un atleta con gran trayectoria en Colombia.

Un aviso en el grupo de WhatsApp de Quindío Runners anunciaba que la hora y el punto de encuentro para emprender una aventura de atletismo y de amistad sería a las 6: 30 de la mañana del pasado domingo en la plaza Bolívar de Armenia.

Puntualmente, poco a poco, llegaron nueve hombres y una mujer. Se notaba entre ellos una buena confianza y camaradería. Más que amigos, parecían una numerosa familia que trota. El deporte tiene ese mágico poder de unir lazos de amistad cuando se practica en grupo. Ver que los otros avanzan sirve de aliciente para no quedarse rezagado. Por eso será que muchas personas prefieren montar cicla o trotar acompañados, lo que también sirve para apoyarse mutuamente en caso de algún eventual percance o peligro.

Siempre había trotado solo en Armenia porque desconocía de la existencia de este grupo que comparte la misma afición que tengo por la práctica. Supe de ellos por un colega que conocía de mis afinidades deportivas y me invitó a unirme, ya que cualquiera que desee puede participar sin pagar un peso

Cuando eran 6:40 de la mañana, el director y fundador de este grupo de atletas aficionados, Milton Sabogal Ramírez, coordinó el calentamiento y el estiramiento. Nos esperaban unos 15 kilómetros de recorrido, que empezó con un paso suave a través del centro comercial a Cielos Abiertos de la 'Ciudad Milagro', para luego avanzar por la avenida Bolívar. “Acá no se trata de competir con los demás, sino con uno mismo”, explicó. 

Recomendado, Historietas del más acá: A cien por hora

Cuando pasamos por el puente del centro comercial Bolívar, seis de los corredores a los que se les notaba un nivel avanzado, tomaron la delantera. Yo iba en el centro y más atrás venían tres atletas, entre ellos el líder del grupo, quien parecía vigilarme.

Cuando faltaba poco para llegar al centro comercial Portal del Quindío, Sabogal Ramírez se me acercó para corregir mis posturas. “Incline los hombros hacia atrás, los brazos en movimiento recto hacia el frente y los puños como si tuviera un huevo en la mano”, fueron las observaciones que me hizo para enderezar mi columna, mejorar la respiración, el equilibrio y hasta la resistencia. Añadió que cuando él no está o el grupo es muy numeroso, cuenta con unas 15 personas, avezadas en este cuento, para orientar a los novatos como yo

Al llegar al mencionado conglomerado comercial "se creció el enano". Allí nos esperaba un montón de hombres y mujeres que calentaron y estiraron con nosotros para unirse al plan. Según Sabogal Ramírez, quien también es coordinador de un grupo de mercadeo y docente en varias universidades de esa misma materia, Quindío Runners existe hace cuatro años. Reveló que en el 2015, cuando estaba recién llegado de Bogotá, empezó a entrenarse por la avenida Centenario para participar en la media maratón de Medellín y se encontró con otro grupo de personas que hacía lo mismo.

Él les compartió algunas técnicas que conocía para mejorar el rendimiento y aunque por cuestiones de trabajo no pudo ir a la capital antioqueña, días después les propuso montar un grupo dedicado exclusivamente a trotar. Empezaron cinco personas, de los cuales solo queda él, pero el combo fue creciendo y hoy cuenta con más de 250 miembros. “Somos, quizás, el equipo de atletismo aficionado más grande del país”, aseguró. 

Recuerde: Quindío Runners tuvo actuación en Miami

Hay médicos, enfermeras, abogados, forenses, docentes, empleados de entidades públicas, publicistas y reconocidos personajes de la rama judicial del departamento. “El 64 % de los integrantes son mujeres, esto se convirtió en un matriarcado”, reveló Sabogal Ramírez.

El grupo de atletas ahora superaba los 30. Arrancamos a un paso moderado del batallón de servicios hacia arriba. Al llegar al sector de Chagualá hicimos una breve pausa y continuamos el recorrido por la avenida Centenario. En poco tiempo llegamos de nuevo a la avenida Bolívar para retornar al centro comercial donde se nos había unido el resto de deportistas. Los cálculos del hombre que llevaba la batuta indicaban que hicimos una hora y 58 minutos de trote y recorrimos 14,18 kilómetros en los que quemamos 833 calorías. Son las 9:00 de la mañana y con un corto estiramiento terminó la práctica, que nos dejó livianos y sin estrés para enfrentar los retos del día. El próximo encuentro será a las 7:00 de la noche del próximo martes en la pista del estadio Centenario.

“Los miércoles empezamos fortaleciemiento con Smarfit. Eso sí tiene un costo de 5 mil pesos por persona. Son beneficios que hemos logrado. Tenemos un laboratorio clínico para todos los exámenes médicos para deportistas, convenios con fisioterapeutas y con nutricionistas. Es una experiencia integral para que cualquier requiriemiento que tengan los deportistas sea resuelto por un profesional de la región”, contó Sabogal Ramírez.
 

El objetivo del grupo es cambiar vidas mediante la práctica del deporte”.


Muchos de los integrantes de este grupo le han dado las gracias porque bajaron de peso, porque lograron superar una depresión que los agobiaba, porque simplemente redujeron los niveles de estrés que les quedaban como secuela del corre corre diario. Reveló que, incluso, el atletismo ha sido el puente para muchos que, mediante su práctica, han dejado vicios como el trago y el cigarrillo, tan nocivos para la salud.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net