Inicio / Historia / JUL 12 2020 / 4 semanas antes

Arturo Muriel Guinand, artista, poeta y excelente caricaturista

Favorito

Autor : Roberto Restrepo Ramírez

Arturo Muriel Guinand, artista, poeta y excelente caricaturista

El artista nació en Filandia el 2 de marzo de 1912.Sus hermanos, Bernarda, José, Rafael, Julio, Augusto, Óscar y Ligia. Fue maestro en la Escuela Urbana de Niños y desde su ocupación docente temprana comenzó a demostrar grandes dotes de dibujante, con énfasis en los rostros.

Desde principios del siglo XX, 3 apellidos conjugan en Filandia la función pública, el arte y la cultura. De ellos descienden los integrantes de las familias Guinand, Elejalde y Muriel. 

Un miembro del primer tronco familiar mencionado, Francisco Elejalde Salazar, hizo estudios de música y canto en Bogotá, donde actuó como barítono y luego triunfó en Estados Unidos en la radio y televisión de ese país. 

Los Guinand ocuparon varias posiciones en la administración de Filandia, pero especialmente en el oficio de la telegrafía desde 1892, en cabeza del primer  miembro, llamado Julio Amadeo. Era hermano de un artista humorístico famoso de Venezuela, Rafael Guinand. A ese país habían llegado sus ancestros en 1820, en la condición de inmigrantes de Francia y Suiza, sus países de origen.

Los Muriel tienen un historial extenso de merecimientos, que se extiende hasta hoy en varias facetas del arte. Por ejemplo, las hermanas Mónica y Vanessa Muriel se destacan con sus murales en varios lugares del Quindío. El más famoso artista de esta familia en Filandia fue Arturo Muriel Guinand, quien también incursionó en la escritura, la poesía y el campo difícil de la caricatura.

Arturo Muriel Guinand era hijo de Rafael y de Celina

El padre, Rafael Muriel, aparece en la lista de fundadores y primeros pobladores de Filandia y había llegado con sus ancestros desde Antioquia. La madre de Arturo, Celina, era hija de Julio Amadeo Guinand y de Encarnación Serrano, emparentada con Jeremías Serrano y de origen santandereano.

El artista Muriel Guinand nació en Filandia el 2 de marzo de 1912.Sus hermanos, Bernarda, José, Rafael, Julio, Augusto, Óscar y Ligia. Fue maestro en la Escuela Urbana de Niños y desde su ocupación docente temprana comenzó a demostrar grandes dotes de dibujante, con énfasis en los rostros. Fue un gran artista del papel. Se sentaba con sus contertulios  y de sus trazos mágicos salía el perfil de los personajes, delineados con seriedad. En su época había pocos caricaturistas y Muriel pudo dibujar y representar no solamente sus figuras, sino que también interpretó y dibujó tanto sucesos locales, como hechos sociales y deportivos de su pueblo.

Se unió en matrimonio con Judith Elejalde Salazar, hermana del músico Francisco e hija de Francisco Elías Elejalde, más conocido como Don Pacho en Filandia, caballero muy apreciado por sus conocimientos en la rama administrativa y el foro.

Arturo Muriel también era escritor y poeta. Sus escritos se publicaron con el seudónimo de Armuguín en diarios de Bogotá y Manizales. En ese joven artista se encontraba latente una singularidad, que lo colocará en un lugar especial de las letras del Antiguo Caldas. Se trata de la novedosa tendencia que él se trazó al destacar, en verso, los apodos del municipio que lo vió nacer. Es el autor del Desfile de Apodos de Filandia, un poema singular de 25 estrofas, que escribió en 1935, en el que tampoco faltó un apodo. En esa composición manejó las estrofas con rima fina y con discreta presentación, para no ofender a los aludidos.

Para lograr sus caricaturas tuvo en cuenta los personajes de Filandia y de su núcleo familiar, destacando cualquier detalle de su fisonomía, para que ellas fueran fácilmente distinguidas por el colectivo.

El talento de Muriel Guinand lo llevó por caminos bien trazados de la creación humorística. Fue protagonista de una etapa histórica difícil, la década de los años 30, cuando la recesión económica mundial también afectó la cotidianidad de estos lares provincianos del Antiguo Caldas.

Sin embargo, todos ellos salieron al paso de las dificultades con el ingenio, el humor, la poesía burlesca y hasta la escenificación graciosa en forma de sainetes.

Aquella época fue alegrada gracias a escritores como Rafael Arango Villegas, con sus libros de humor. Y por las caricaturas de su primo Alberto Arango Uribe, quien ilustró sus obras. O por las agradables historias de Alfonso Montoya Calderón, el Ronco Montoya.

En Filandia también aparecería una pléya de  escritores, poetas y epigramistas, obviamente precedidos por el talante del mejor caricaturista que dio esta tierra, el artista Arturo Muriel Guinand. 

Recomendado: Pasarela, actuación de cine y fama, trilogía absurda de los pueblos indígenas

Fueron ellos, Pablo Londoño con otros poemas que recogen más apodos, entre ellos el más largo, titulado Cuartetos de humor, de 188 estrofas. O los Testamentos de Judas del docente Roberto Toro Toro. Y los ensayos sobre la gracia pueblerina, del abogado Roberto Cárdenas Ulloa. La compilación de ese legado, donde también están algunas caricaturas y poemas de Muriel, fue lograda por don Alfonso Valencia Zapata, primero, y por el médico Gustavo Ocampo Chica, después, en su libro de Editorial Quingraficas de Armenia, año 1978.

Pero el mayor acervo del artista —que es también un tesoro documental— lo conserva su hija Marcela Muriel Elejalde en su residencia de Cali. En esta ciudad pasó los últimos años de su existencia Arturo Muriel Guinand y allí murió el 10 de marzo de 1983.

El más significativo conjunto de caricaturas de Muriel y otros bocetos y dibujos de la época de funcionario que fue de la Caja Agraria. Estas caricaturas son muy especiales ya que tuvo en cuenta el rostro de sus parientes, amigos y allegados, incluyendo el suyo. Es notorio en ellas el realismo de las facciones y el tono multicolor de algunas, sobre todo las de sus hermanos. 

Promete mucho la obra pictórica de este caricatura y artista de la tierra, porque ella es el mejor retrato del patrimonio humano de Filandia.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net