Inicio / Fauna / JUN 14 2020 / 3 semanas antes

Ciencia ha crecido de manera tal, que ya no es necesaria la crueldad animal

Favorito

Autor : Lily Dayana Restrepo

Ciencia ha crecido de manera tal, que ya no es necesaria la crueldad animal

La ley prohíbe el testeo en animales para empresas de productos cosméticos y contiene 2 excepciones.

En plenaria del Senado se aprobó en último debate la ley que pone freno al testeo con animales en la industria cosmética.

“La ciencia ha crecido de una manera tan grande que no es necesario usar a los animales para hacer pruebas de productos cosméticos”, exaltó Larri Álvarez Rodas, director del programa de biología de la Universidad del Quindío, sobre la aprobación en el Senado en último debate de la ley que prohíbe en Colombia la experimentación, importación, fabricación y comercialización de productos cosméticos, sus ingredientes o combinaciones de ellos que sean objeto de pruebas con animales.

El directivo mencionó que es una muy buena noticia, “para los que somos amantes de la naturaleza y la vida, porque se va a dejar de experimentar en animales vivos. Muchos de estos que se utilizan para la experimentación son los silvestres”. Acotó que hoy en día la preocupación por estos seres es mayor, así como los avances de la ciencia, lo cual ha ayudado a que la consideración sea más alta y se tome conciencia sobre este tipo de acciones.

 

¡Un avance más! 

Diana Rodríguez, animalista y directora de la fundación Ecohuellas, manifestó sobre la noticia, que sin lugar a dudas, es un paso hacia adelante. “Todo lo que se logre en el avance a la sociedad frente a la forma como se relaciona con los animales y a nivel legislativo, siempre será un progreso”. Explicó que en la ley del estatuto animal, que es del 89, ya había una prohibición clara de experimentación con animales, “sin embargo, esta nueva norma, hace un impedimento más claro sobre qué industria y qué tipo de experimentación”.

Vea también: Ante proyecto de prohibir tenencia de aves de vuelo, experta propone regulación

Reiteró que el hecho es muy positivo sobre todo porque le envía un mensaje a la sociedad “y es que los animales que sufren no solamente son aquellos que vemos en la calle abandonados, como los perros y gatos, sino muchos otros. Muchas personas no tienen idea de que cosméticos y productos de aseo son probados en animales de la manera más cruel”. 

Indicó que un ejemplo de lo anterior es lo que hacen con los conejos para probar los champús, en la que les aplican el producto en los ojos durante varias horas para saber qué grado de irritación produce, “entre otras cosas que suceden en estas industrias”.

 

Libre de crueldad

Rodríguez acotó que el mensaje es positivo por ello, “tengo entendido que en el proyecto tiene como obligatorio que aquellas empresas que no van a realizar el testeo, que pasen a hacer otro tipo de experimentación más avanzada y tecnológica, puedan poner en sus productos la etiqueta, libres de crueldad, un sello que quienes conocemos miramos que lo tenga para poder hacer el consumo”. 

Señaló que como comunidad animalista hacen un llamado a la ciudadanía para que “siempre busquen, si quieren aportar a la protección de todas las formas de vida, a la hora de consumir este tipo de productos, la etiqueta para darse cuenta si está testeado en animales o no. Y también si está apoyado en economías locales. Es decir, en el Quindío hay personas que fabrican el champú de manera artesanal y lo hacen con productos naturales maravillosos, estos son lugares donde la experimentación con animales no se da”.

Recomendado: Las fascinantes historias que cuentan los murciélagos

Expresó que “lo triste es que aún le da una gabela a estas empresas de 4 años para que vayan transformando estos métodos de experimentación, entonces son más años de maltrato, pero vamos avanzando poco a poco y decirle a la gente que cuidemos el consumo”. 

Respecto al apoyo al comercio local, argumentó que es difícil porque casi todo lo que se consume atraviesa un proceso con animales, “pero se puede verificar por dónde ha pasado. Podemos mirar hasta qué punto se puede aportar. Esas reflexiones se van dando y las personas lo están haciendo, lentamente pero es positivo”. 

 

El proyecto

El pasado fin de semana, la buena nueva se dio en el Senado de la República que tuvo como ponente a Miguel Ángel Barreto Castillo. En la iniciativa se exalta que “las personas jurídicas o naturales, que infrinjan las prohibiciones contenidas en el artículo primero de la presente ley, serán sancionadas por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, con una multa a favor del tesoro nacional de mínimo 133 y máximo 50.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes al momento de la ocurrencia de los hechos, siguiendo el trámite establecido en la ley 1437 de 2011, o la norma que la modifique o sustituya”.

Uno de los puntos, el artículo tercero, originó la mayor discusión, la cual dejó como resultado la modificación de excepciones así:

-Cuando un ingrediente deba someterse a pruebas de seguridad, por riesgos en salud y al ambiente y no existan las pruebas alternativas validadas por la comunidad científica internacional.

- Cuando los datos de seguridad generados, a través de pruebas en animales para un ingrediente se hayan realizado para otro fin propósito diferente al cosmético.

Así mismo, la iniciativa crea estímulos, incentivos y facilidades por parte del gobierno nacional para el fortalecimiento de las capacidades de los laboratorios e instituciones de investigaciones nacionales, que desarrollen y apliquen modelos alternativos para evitar el uso pruebas en animales en esta industria.


Temas Relacionados: Fauna Protección ambiental

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net