Viernes, 20 Sep,2019
Turismo / NOV 09 2016 / hace 2 años

Circasia y sus acciones para el desarrollo cultural y turístico

Circasia es una “ciudad sorpresa” para el turismo cultural del Quindío. Mientras Salento, Filandia y Montenegro, sus núcleos limítrofes, van desarrollando con ímpetu el turismo, Circasia espera tranquilamente el inicio de su proceso de darse a conocer a propios y visitantes.

Circasia y sus acciones para el  desarrollo cultural y turístico

Circasia crece poblacionalmente debido a la cercanía con Armenia, pero también se dinamiza por la intelectualidad y el talento cívico.

Y es que esta ciudad intermedia del Quindío, en las goteras de su capital y con tan buena conexión vial, tiene mucho para mostrar, a pesar del influjo permanente del progreso que viene desde todas las entradas. Circasia permanece, a un lado de la autopista del Café, con parte de su arquitectura de la colonización y con el recuerdo de sus costumbres de antaño, lo que aún se respira en su parque principal, en sus cafés y bares y en la plaza de ferias, donde el primer miércoles de cada mes se dan cita las tradiciones agropecuarias.

Todo lo que es turismo parte de un referente singular, el cementerio Libre. Todo se ha construido identitariamente alrededor de este monumento arquitectónico que está repleto de simbolismo y de historia. Al frente de esta construcción de 1932 se encuentra el otro “camposanto”, Los Ángeles, que es el cementerio tradicional.

En ambos, o desde ambos, se podría realizar una interesante práctica turística que conecta a estos lugares, a través de una ‘Ruta Antropológica de la Muerte’, con otros hitos o puntos arqueológicos del Quindío que den cuenta de las costumbres funerarias de los indígenas prehispánicos (como el museo del Oro de Armenia).

También se podría conectar con el municipio de Montenegro, donde se construyó en 1930 el otro cementerio Libre pero que tiene otros dos lugares con esta perspectiva novedosa de turismo: los panteones históricos del cementerio tradicional (como existen también en el cementerio Los Ángeles) y la muestra arqueológica de su casa de la cultura.

Estas posibilidades, y mucho más, son brindadas para el turismo cultural por una ciudad como Circasia, que ebulle por su crecimiento poblacional debido a la cercanía con Armenia, pero que también se dinamiza por la intelectualidad y el talento cívico de sus pobladores.

Esto ha quedado evidente con las acciones de sus líderes institucionales y sus gestores culturales, lo que redunda en la condición especial de su turismo.

Muestras de ello se evidenciaron con la realización del único evento municipal fuera de Armenia que se llevó a cabo con motivo del Cincuentenario del Quindío y en la instalación de mogadores metálicos (que también son casetas de ventas) en su parque principal, donde se promocionan los valores culturales y turísticos.

 

Reconocimiento a la cultura
El primer acto fue una velada cultural gestada por un escritor prolífico y versátil llamado Helio Fabio Henao Quintero y que reunió en el colegio San José a varios artistas, cantantes y declamadores circasianos. Se recordó allí, esa noche del 30 de julio de 2016, el valor de lo cultural representado en el recuerdo de sus poetas Noel Estrada, Emilio Gómez y Antonio Sánchez.

Se presentó el libro de la poetisa Flor Montalvo y se exhibió la obra de la gestora cultural Noemí Pinto. Se escuchó la declamación de Elías Londoño y Jaime Botero y el canto e interpretación de Maena Fina. Se recordó a los autores del himno de Circasia y a los miembros de la Junta Pro Departamento del Quindío de la localidad. Por último se brindó a los asistentes un recital musical.

La segunda acción ha embellecido el contorno del parque pues la administración municipal, en unión de empresas privadas patrocinadoras, ha colocado excelente fotografía alusiva al patrimonio cultural y turístico de Circasia. Se referencian los siguientes aspectos del presente y del pasado que son atractivos para el turismo: Mirador. Belleza natural. Feria ganadera. Nuestra historia. Patrimonio Cultural. Aromas de café. Arquitectura tradicional. Identidad cultural. Aves de nuestra tierra (Barranquero). Naturaleza (río Roble). Iglesia. Cementerio Libre. Yipao. Guayacán del parque Principal. Casa Museo. Café Especial. Reserva Natural. 

 

Una ‘fotografía’ de Circasia
El impacto que produce la buena fotografía en el transeúnte ocasional lo motiva al conocimiento del atractivo. Es algo que le falta a Armenia, ciudad esta que posee los mogadores sobre toda la avenida Bolívar, pero que no han sido aprovechados para la difusión turística.

El primer objetivo que logra la acción divulgativa de la caseta – mogador, engalanada fotográficamente, es informar la vigencia del bien o la expresión cultural del recuerdo al habitante local: Mirador del Alto de la Cruz. El Bosque de Bremen. La tradicional vida campesina y de caballística. El pasado industrial. Las casas del continuo arquitectónico en la cuadra del templo católico. Los balcones de la época de la colonización. El puente del Paso de los Aguadeños. La culinaria, por ejemplo, las “empanaditas de Circasia”. Aves de plumaje vistoso. Los monumentos del espacio público en el parque principal. Los cafés de origen, bares y puntos de encuentro. Los árboles. La Casa Museo Cipriano Echeverri. Calados arquitectónicos de puertas. Los cielo-rasos. El Festival de la Libertad. La colección artística del maestro Antonio Valencia en la casa de la cultura. El refugio cultural del maestro Nuremberg Ceballos. La desaparecida iglesia. La réplica del puente de Boyacá. Los peces de la pila de agua. La “urna del tiempo”. El cementerio Libre, con su casa hacienda La Libertad, las esculturas a Braulio Botero, Antonio José Restrepo, mausoleo a Enrique Londoño, el Himno a los Muertos, el Mural ‘Libertad, justicia y amor’ y sus placas representativas a la francmasonería.

Este recuento, gracias a las acciones de sus ciudadanos e instituciones, comprueban una vez más que la cultura es el insumo del turismo.

 

Por Roberto Restrepo Ramírez 
y Néstor Eduardo Hernández Morales


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net