Martes, 13 Nov,2018

Economía / ABR 13 2018 / Hace 6 Meses

Comité de Cafeteros del Quindío considera que la importación de café no es competencia

El comité del Quindío precisó que el grano se utilizará para productos solubles o instantáneos.

Comité de Cafeteros del Quindío considera que la importación de café no es competencia

/ Archivo LA CRÓNICA

Después de conocerse la decisión de la Federación Nacional de Cafeteros, FNC, de importar café a Colombia, LA CRÓNICA consultó al presidente del Comité de Cafeteros del Quindío, Fabián Torres, quien aclaró que esta decisión no representará en ningún momento competencia para el grano local. De otra parte, Carlos López, vocero de Dignidad Cafetera en el Quindío, señaló que sería mejor realizar cultivos de variedad robusta para generar empleo a los pequeños campesinos. 

Torres indicó que es una importación de cafés de baja calidad porque el país no los produce. Dijo que el grano que se traerá de otros lugares será para hacer productos solubles o instantáneos en la fábrica de la federación en Chinchiná —Buencafé—.

“Es una necesidad de 2% de lo que procesa esta fábrica. Además es una exigencia de unos compradores internacionales, que piden en su mezcla este tipo grano, la fábrica produce marcas propias o blancas y está marca —la del comprador internacional— exige una mezcla de este café de regular calidad para aumentar amargo a su bebida, aumentar la cafeína u ofrecer diferentes características. En ningún momento es competencia a nuestro café”, explicó el presidente del comité departamental. 

Recomendado: En Colombia aumentó producción de café y en Quindío bajó
 

Otras alternativas 

El vocero de Dignidad Cafetera en el Quindío señaló que en lugar de importar el grano,  “deberían facilitar el cultivo de café robusta en Colombia, en ciertas áreas particulares, ayudando realmente a los cafeteros que hoy están quebrados con la variedad arábica, especialmente los campesinos pequeños, que somos casi el 95% en el país, dando la garantía de que comprarán ese café robusta para el liofilizado que pretenden exportar”. 

Dijo que desde hace más de 20 años hicieron comprar unas acciones  de Juan Valdez a los campesinos e informan a través de los medios de comunicación que están aumentando las tiendas, que las ganancias son superiores, pero nunca le han dicho al productor que compró, si ha ganado. 

“Esa transformación de café que hacen para liofilizado en Chinchiná le ha servido a las bases cafeteras para nada, es decir, cuando los productores que tienen la cédula cafetera solicitan los valores que se han movido anualmente, si ha habido rentabilidad o no, nunca dan respuesta”, agregó. 

López manifestó: “Esto que dice ahora el gerente de la federación es un yo con yo. De qué nos sirve a las bases cafeteras que importen o no, lo que sí se demuestra es una clara debilidad por parte de la federación para poder utilizar dignamente los 6 centavos de dólar por libra que contribuimos los cafeteros que van a ser utilizados”.

Lea también: Federación de Cafeteros hizo un llamado por crisis del precio interno

Concluyó que es contraproducente la importación. “Por un lado decimos que producimos el mejor café del mundo, que somos el que lo recolecta a mano grano por grano y ahora el gerente viene a decir que lo mejor es traer café de baja calidad de quién sabe que otros países de centro y sur América para decir que lo que necesitamos es vender calidad menor, porque hay cliente para eso”.

 


El café que llegue al país será para procesar en la planta de liofilizado de Buencafé, ubicada en Chinchiná, Caldas.


Las razones de la importación

Según el informe presentado por la Federación Nacional de Cafeteros, la importación se realiza para evitar riesgos de desabastecimiento y mantener la competitividad de Buencafé en la industria, por lo que el Comité Nacional de Cafeteros autorizó, en su última sesión, la importación del grano de otros países para la fábrica de café liofilizado con recursos de los excedentes de la operación de la misma o con créditos, pero no de la contribución cafetera. 

“La importación es para hacer maquila y poderlo exportar, porque buena parte de la industria de solubles del mundo lo que usa son robustas, porque es mucho más eficiente a la hora de convertirlo en un producto soluble”, explicó el gerente general de la federación, Roberto Vélez Vallejo.

Vea también: “Situación de la caficultura es crítica y no tiene cambio a corto plazo”: Federación de Cafeteros

Buencafé, activo del Fondo Nacional del Café  y creada por los cafeteros de Colombia en 1973 para escalar en la cadena de valor, se dedica a la transformación del grano mediante un proceso industrial —liofilización—, línea de negocio diferente a la de comercialización de café verde. 

La decisión anterior, la cual fue ampliamente analizada en el Comité Directivo y posteriormente en el Comité Nacional de Cafeteros, se aprobó teniendo en cuenta que el mercado está demandando cada vez más productos con diferentes perfiles de taza, los cuales se logran con mezclas entre materias primas de diferentes orígenes. Además, los competidores de Buencafé ya ofrecen este tipo de productos y requiere de esta posibilidad para mantenerse vigente en el mercado internacional y no perder competitividad.

La federación expuso que la venta de estos productos genera mayor valor agregado al Fondo Nacional del Café, lo que se traducirá en mayores inversiones en programas de beneficio para los caficultores colombianos y la operación de compra de materias primas de otros orígenes no se utilizarán recursos directos de la contribución cafetera. Estas operaciones se financiarán con recursos de créditos otorgados por la banca nacional e internacional y/o con recursos de los excedentes que genera Buencafé.

Aclararon que los productos con marcas como Buendía y Juan Valdez solo incluirán café 100% colombiano.

En 2017, Buencafé vendió 11.700 toneladas de café soluble, que representan el 6,6% del mercado mundial e ingresos por 132 millones de dólares, recursos que han contribuido a la estabilidad del Fondo Nacional de Cafeteros para seguir financiando los bienes y servicios públicos que benefician al conjunto de los caficultores colombianos.


Medida para beneficiar a los cafeteros

La federación anunció que en la búsqueda de maximizar el ingreso de los cafeteros y a su vez aumentar los volúmenes de oferta de materia prima para Buencafé, a través del servicio de extensión, realizará una campaña nacional con el fin de orientar a los caficultores sobre cómo agregar valor a las pasillas de finca y poder venderlas cada vez a un mejor precio.


Redacción
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net