Inicio / Ciudad / JUN 16 2020 / 1 mes antes

Concejo reculó: revocó los ‘superpoderes’ que le había dado al alcalde

Favorito

Autor : LA CRÓNICA

Concejo reculó: revocó los ‘superpoderes’ que le había dado al alcalde

Los artículos fueron presentados a última hora por el secretario de Hacienda de la gobernación y alcalde encargado de Armenia.

2 polémicos artículos que le daban facultades extraordinarias al mandatario encargado fueron excluidos del plan de desarrollo 2020-2023.

 

Luego de más de 4 horas de discusión, el concejo de Armenia revocó los artículos 35 y 36 que la misma corporación había aprobado el pasado viernes, 12 de junio, junto al resto del plan de desarrollo 2020-2023.

La corporación tomó la decisión tras una propuesta elevada por los propios ponentes del proyecto de acuerdo, los concejales Rubén Darío Melo Delgado y Francis Javier Rodríguez Blandón, y luego de que el fin de semana, en diferentes círculos de la ciudad, se desatara una lluvia de críticas contra los cabildantes por darle facultades extraordinarias al alcalde encargado para reestructurar la administración municipal y endeudar al municipio.  

Con 13 votos a favor y 5 en contra, la mayoría simple reversó la decisión, aunque gran parte del debate giró en torno a la legalidad del procedimiento, ya que el reglamento interno de la corporación les permite revocar artículos de los proyectos, siempre y cuando no hayan sido enviados para sanción del alcalde, condición que en este caso se cumplía, y que la revocatoria se ejecute en la misma sesión de aprobación del acuerdo, condición que fue objeto de diferentes interpretaciones por parte de los corporados.

Bajo las consignas, ‘equivocarse es de humanos’ y ‘lo que en derecho se hace en derecho se deshace’, varios concejales justificaron su posición y ofrecieron disculpas a sus electores y la ciudadanía en general por no haber dado una discusión más profunda antes de la aprobación del plan.  

El ‘mico’ que se coló

Pero, ¿cómo fue que se les pasó un ‘mico’ que algunos de ellos mismos calificaron de orangután?

La historia es la siguiente, el viernes a las 8:15 a. m. fue radicada en el concejo la solicitud del alcalde encargado de Armenia, Jorge Fernando Ospina Gómez, de incluir los mencionados artículos en el proyecto de desarrollo.

 A esa misma hora estaba comenzando la sesión plenaria del concejo para discutir el mencionado proyecto, debate que había sido suspendido desde el mes de mayo.

A través de la plataforma Zoom, los concejales retomaron el análisis desde el artículo 15. Durante horas estuvieron votando y cerca al final, cuando la transmisión marcaba 6 horas y 4 minutos, el secretario del concejo anunció la solicitud del alcalde Ospina Gómez de incluir el primero de los artículos, el cual se titulaba ‘Autorización temporal para establecer la estructura de la administración’.

Al momento de la lectura se presentaron pequeños baches en la transmisión, que impedían la comprensión total del texto, no obstante, ningún concejal se pronunció en ese momento y el artículo fue aprobado a ‘pupitrazo’.  

Seguidamente se leyó el artículo 36, titulado ‘Autorización para contratar’, para el cual sí se solicitó la votación nominal. En la publicación de Facebook se puede constatar que solamente los 2 concejales del Mira le dijeron “no” a la segunda propuesta del alcalde, mientras que la concejal del partido Verde no votó y los 16 concejales restantes le dieron el “sí”.  

Excusas públicas

En la plenaria que se celebró ayer, algunos de los concejales explicaron por qué, en primera instancia, votaron positivamente los 2 artículos.  

“Les pido perdón a los armenios porque no escuché bien”, dijo Rubén Darío Melo Delgado, ponente del plan de desarrollo del municipio.  

Por su parte, el concejal Yoni Saldarriaga manifestó: “Yo no puse cuidado en ese momento, soy sincero”.  

A su turno, Jhonny Leandro Vargas Sánchez explicó que no tuvo la oportunidad de leer la solicitud del alcalde: “Personalmente no tuve conocimiento de que había un artículo en esas condiciones, por ende, nunca tuve la posibilidad de leerlo. Los artículos nunca estuvieron en manos de ningún concejal, solo fueron escuchados en la sesión de la discusión”.

Por su parte,  Richard Alexis Gutiérrez aceptó que cambió de parecer luego de la reacción de la ciudadanía: “En uno de los parágrafos estaba claro que el municipio no iba a perder su autonomía, pero también está claro que el pueblo es el que manda”,  

 Por otro lado, el presidente de la corporación, Bryant Naranjo Raigoza, uno de los que se opuso a la revocatoria, señaló: “El proyecto de acuerdo debía  mandarse a sanción del alcalde y posteriormente quien debe hacer el proceso de legalidad es el gobernador. Para mí, esa era la instancia que debía seguir. Voté en contra del procedimiento”. 

No obstante, al preguntarle por su posición del viernes, manifestó que sí estaba de acuerdo con ambos artículos.

Lea también Huertas barriales, el camino para la autonomía alimentaria

 

“Un llamado de atención”

Para Luis Fernando Jaramillo, excandidato a la alcaldía de Armenia y veedor ciudadano, el hecho de que se le intente facultar al alcalde para reestructurar la administración municipal y para endeudar el municipio, debe servir como un llamado de atención para los armenios.

“La ciudadanía debe pronunciarse, hacer una sanción social y no acoger a los gobernantes que están temporalmente ungidos de una misión, y hacerles ver de frente y con claridad que no podemos seguir en manos de esos señores, ni del resto de la gente que ha venido manejando la ciudad”.

Los artículos de la discordia

El artículo 35 le permitía al alcalde, por un término de 12 meses, modificar la estructura orgánica de la administración municipal y las funciones de sus dependencias: las escalas de remuneración, crear, suprimir o fusionar entidades descentralizadas y la constitución de sociedades de economía mixta.  

Además, lo facultaba para implementar la prestación de servicios de operación catastral, informaciones catastrales, catastro multipropósito, de gestión y aprovechamiento de información geográfica, formalización y normalización de tierras, conservación catastral, actualización catastral, gestión de recaudo y fiscalización de tributos con el desarrollo, innovación y aprovechamiento de herramientas y plataformas tecnológicas enfocadas a la prestación eficiente de los servicios asociados. El artículo 36 autorizaba al mandatario para celebrar contratos de empréstito, de acuerdo con los recursos del crédito establecidos en el plan financiero del municipio.

Recomendado: La pandemia tiene en ‘cuidados intensivos’ a los medios locales

 


El sinsabor del plan de desarrollo

La aprobación del plan de desarrollo 2020-2023 no solo generó polémica por la inclusión de los 2 artículos de último momento, también provocó una sensación agridulce entre algunos líderes comunales. 

Jorge Hernán Rúa Tobón, presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, del barrio Monteblanco segunda etapa, expresó su tranquilidad por haber podido incluir los convenios solidarios en el plan, una iniciativa que le permite a la alcaldía hacer contrataciones de mínima cuantía con las JAC.

“El concejal Villamil y el concejal Cerón ayudaron a que las propuestas de nosotros fueran tenidas en cuenta. No quedaron como hubiéramos querido, pero al menos la política pública comunal y los convenios solidarios quedaron en el documento final”.

Por su parte, José Arcángel Molano, presidente de la JAC del barrio Guayaquil, fue un poco menos optimista. “Las iniciativas quedaron escritas, pero como quedaron, carecen de la fuerza suficiente para que se puedan convertir en una realidad”.

Le puede interesar: Centro comercial del Café se prepara para su reapertura 

Escueche aquí al veedor Luis Fernando Jaramillo

 

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net