Lunes, 23 Sep,2019
Región / AGO 26 2019 / hace 3 semanas

Consumo de drogas en espacios públicos, una tentación mortal

Una madre que en medio del desespero cayó en los narcóticos por ver a su hijo volverse indigente a causa del consumo, cuenta por qué el proyecto de ley de prohibición de uso de estupefacientes en lugares públicos debe ser aprobado. 

Consumo de drogas en espacios públicos, una tentación mortal

La presentación del informe del proyecto de ley, a cargo de la comisión accidental, será a partir de las 3:00 de la tarde.

A propósito del proyecto de ley que se tramita actualmente en el Senado de La República sobre la prohibición del consumo de drogas en los parques y lugares aledaños a los colegios, una mujer de 45 años de edad, a quien protegeremos su identidad, contó a LA CRÓNICA su experiencia en este mundo del consumo y por qué es importante que dicha propuesta se apruebe
 


La propuesta prohibirá el consumo en espacios públicos.


A la vista, una tentación

De acuerdo con la mujer, que la droga esté a la vista de todos es una incitación que no es positiva para los jóvenes. Una tentación mortal. Su apreciación no llega porque sí. Ella, hace tan solo dos años logró salir del mundo del consumo y hoy en día enfrenta la cruda realidad de ver a su hijo como un indigente, todo por un ‘plon de marihuana’. 

Su historia comienza hace 25 años, cuando tenía 20 y tuvo su primer hijo. “Uno cree que los está criando bien y que las amistades que tienen son buenas. Cuando él tenía 17 años cambió, era muy diferente al que conocí, lo que no sabía era que estaba haciendo otras cosas en la calle. Se volvió un joven agresivo, que me miraba y respondía mal”. 

Cuando el muchacho cumplió 18 años le dijo que no quería estudiar más, que no quería trabajar ni hacer nada: “Quiero conocer el mundo, ese que usted no me deja conocer”, contó, y explicó que ella lo restringió mucho, pero lo que no sabía era lo que estaba haciendo afuera. “Un día no le importó y llegó con los ojos rojos”, ella sospechó y cometió lo que describió como el error más grande de su vida, echarlo de la casa.  

Vea también: Salud mental y consumo de drogas, temas críticos en el Quindío
 

Inició entre los 5 o 7 años

A veces iba cuando el hambre lo atacaba. Así que uno de esos días, cuando ella llegó a la casa, esta estaba pasada a solución —pegante bóxer— “¿Cuándo llegó a esto?, no sé, pero ya no mantenía mucho en la casa, yo lo único que hacía era decirle que se fuera de allí”. Sin una solución clara sobre el problema de su hijo, esta madre desesperada cayó en el alcoholismo, primero con cerveza, pero cuando esta ya no hacía nada llegó al aguardiente, duró 15 años en este mundo. 

En todo ese tiempo su hijo a la par estaba en las calles consumiendo drogas, ella piensa que esto él lo venía haciendo durante mucho tiempo, habría iniciado entre los 5 y 7 años de edad. “Él estudiaba en un colegio público y no le gustaba andar con los niños chiquitos, salía con los grandes y estos tienen muchas mañas ya”.

10 años después esta mujer llegó a las drogas “quería saber por qué mi hijo cayó ahí. Como yo no pude sacarlo, yo quise meterme”. Contó que inició porque el joven dejaba ‘patas’ en la casa escondidas. “La primera vez que lo hice me sentí diferente. No lloré, no sentí dolor, nada. Fue como un calmante, pude dormir, me sentí cómoda. Como fue así lo seguí haciendo”.

Tomaba y fumaba. ¿Cómo conseguía las drogas? “El mundo del mal no necesita referencias, la misma oscuridad llama”. Continuó su relato diciendo que empezó a ver que todo estaba tranquilo, pero cayendo cada vez más bajo. Después llegó al ‘perico’, con lo que se destruyó mucha parte de su nariz. 

Comenzó a tener otra clase de amistades. Sin ser esto suficiente consumió popper. Llegó a un punto de pesar 47 kilos. Con esta última sustancia solo estuvo unos cuatro meses, porque el efecto era muy pesado como de ‘guayabo’. Mantenía nerviosa, con ansiedad y llegó a intentar suicidarse. Para dejar el ‘perico’ mencionó que fue una lucha y, aunque lo logró, seguía con la marihuana. 
 


Indigencia, el límite

Como otra salida, se separó de su esposo alcohólico y llegó a Armenia —vivía en Cali— a buscar a su familia. Su hermana le dijo que se ubicara. Consiguió trabajo en una empresa de transporte, pero llegaba ‘trabada’. Su hijo llegó hasta la ‘Ciudad Milagro’ y la descubrió consumiendo marihuana y “esto fue desgarrador, pero también una excusa de manipulación, porque me amenazaba con contarle a todo el mundo sino le daba plata”. 

Lea también: “Microtráfico y consumo de drogas, temas álgidos entre los jóvenes”: concejal Caicedo

Hace dos años tomó la decisión de dejar su adicción. En un encuentro con Dios vio el camino de su salvación. Sin embargo, no volvió a saber de su hijo. Un día, tres meses después de este episodio, tocaron a su puerta. Al abrirla un individuo de 37 kilos, ropa sucia y deshilachada yacía tirado en el andén. “Mi hijo era un indigente”, lo que le dio más fuerzas para salir de su vida vacía. Él aún está en este mundo, pero ella no pierde la esperanzas de recuperarlo, como ella pudo, él también.


Quindío apoya

El secretario del Interior departamental, Jorge Andrés Buitrago Moncaleano, señaló que está de acuerdo con el proyecto de ley y que en el Quindío ya se trabaja de manera local para iniciar los procesos de protección a niños y adolescentes. 

“En el departamento, desde la gobernación y de manera especial desde la secretaría del Interior celebramos que se esté debatiendo en el Senado la prohibición del consumo de sustancias psicoactivas en lugares públicos”.

Aclaró que el beneplácito se debe a que es una medida que busca la protección de los niños y adolescentes y su libre desarrollo de personalidad para que ellos crezcan en entornos saludables y amigables. “Se debe recuperar el aprovechamiento del tiempo libre. No podemos permitir que el consumo amparado en la defensa de los intereses de unos pocos o amparado en el libre desarrollo de la personalidad de los que son consumidores, afecte la libertad, el estado y los derechos de los niños y adolescentes”.

Sobre los trabajos en el departamento, indicó que se está estudiando de manera juiciosa la reglamentación y prohibición del consumo en espacios públicos, especialmente en los alrededores de escuelas, unidades deportivas y centros recreativos. Destacó que en Antioquia el gobernador dio a conocer su intención de prohibir en los 125 municipios el consumo de drogas

Destacó que “ya arrancamos con el municipio de La Tebaida y esperamos que cada una de las localidades lo pueda adoptar, estamos haciendo el estudio juicioso para no actuar de manera contraria a la ley, pero sí buscar siempre la protección de niños y adolescentes y de entornos sanos”.  


Un municipio blindado

La Tebaida es el único municipio del departamento que prohibió el consumo de sustancias psicoactivas en espacios públicos. Así lo confirmó Daniela Quintero, secretaria de Gobierno de esta localidad, quien explicó de qué se trata. “La alcaldesa, Rosa Patricia Buitrago, a través de la secretaría de Gobierno, desde noviembre del año 2018 presentó el proyecto de acuerdo ante el concejo municipal con el fin de dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 84 del código de Policía”. 

A través de la aprobación del acuerdo municipal 018 y el decreto reglamentario municipal 0103 del 22 de noviembre de 2018, el municipio de La Tebaida estableció el perímetro circundante de 100 metros para el no desarrollo de actividades de alto impacto

Quintero mencionó que la gobernación del Quindío, a través de la secretaría Jurídica y la secretaría de Planeación, “demandaron tachando de ilegalidad estos actos administrativos y el Tribunal Administrativo del Quindío falló a favor del municipio en primacía y protección de los derechos colectivos de los tebaidenses”. 

Le puede interesar: “En el Quindío, niños de siete años ya consumen cocaína”: Experto en pedagogía

Es así como por soporte normativo del artículo 34, numeral 3 y 4 del código de Policía el ‘Edén Tropical’ prohíbe el consumo o expendio de bebidas alcohólicas y sustancias psicoactivas en el espacio público o lugares abiertos al público dentro del perímetro circundante a 100 metros de hospitales, hospicios, centros de salud, centros que ofrezcan el servicio educativo en los niveles de preescolar, básica, media, superior o de educación para el trabajo y desarrollo humano, o centros religiosos, de conformidad a lo establecido en el citado artículo 84 de la ley 1801 de 2016.

La funcionaria anotó respecto al proyecto de ley presentado por el senador Rodrigo Lara, del partido Cambio Radical, el cual fue aprobado de manera unánime en el debate de la comisión primera, que “considero que si todos los municipios cumplen con planear su territorio delimitando estos perímetros circundantes, tenemos cómo proteger de manera mancomunada nuestros espacios públicos para disfrutar en familia en recreación y protección de nuestros niños y adolescentes”. 


Prevenir el consumo

La senadora quindiana Aydeé Lizarazo Cubillos, del partido político Mira, acotó sobre el proyecto: “Esperamos que el debate continúe su trámite en el Congreso a fin de fortalecer la iniciativa y que esta permita prevenir el consumo de sustancias psicoactivas”. Explicó todo lo que rodea la propuesta y la posición de su bancada.

“Para el partido político Mira, la protección de los derechos de nuestros niños y adolescentes ocupa un lugar preponderante, y las iniciativas que cursen en el Congreso de la República en su defensa son bienvenidas. Incluir en la agenda legislativa el proyecto de ley sobre la regulación del consumo de drogas en espacios públicos permite que se piense en este problema social que sale de la esfera privada y desde el Estado se busque dar respuesta”.

Agregó que por iniciativa y estudios de organismos como ONU Hábitat, han conocido que universidades, colegios, parques, entre otros espacios, son focos vulnerables para los mercados de las sustancias psicoactivas, por concentrar alta densidad de población. Y la situación se agrava si se considera que la población más afectada es la niñez y la juventud.

En 2016 se reveló estudio del Observatorio de Drogadicción en Colombia en donde se señaló que 1 de cada 6 escolares declaró haber usado al menos una de las sustancias ilícitas o uso indebido —marihuana, cocaína, basuco, éxtasis, LSD, otros alucinógenos, popper, dick, pegantes/solventes, pinturas, y otras—. 

“Esto no significa que deban ser estigmatizados por el consumo problemático, sino que debe llamar la atención de las familias y las autoridades con el fin de procurar su protección; de ahí que desde el Legislativo buscamos prevenir a tiempo el ingreso de nuestros niños a la drogadicción”.

Aclaró que sobre las áreas de consumo que han visto, hay que hablar de delimitación de zonas seguras puede interpretarse como el reconocimiento de espacios donde el consumo de sustancias psicoactivas sea posible, “ante ello es preciso dejar claro que no se comparte esta posición, tampoco por las que propenden por su uso recreativo o salas de consumo. Esto por cuanto se debe comprender que los menores de edad y nuestros jóvenes no limitan el desarrollo de sus actividades a espacios como los colegios, pues normalmente transitan por espacios como parques o hacen uso del transporte público”. 

Vea también: Psicoactivos, tan antiguos como la humanidad

La senadora puntualizó que hace un tiempo el Observatorio de Drogas en Colombia ha advertido que el consumo de sustancias psicoactivas es un problema crítico, “ello por cuanto estamos no solo ante un aumento sistemático del consumo, sino además por sus repercusiones para la persona, entorno familiar,  salud pública y la descomposición  social; de ahí que más allá de pensar en salas de consumo, se ha compartido con propuestas que sugieren la creación de salas con fines de atención, tratamiento y rehabilitación integral para personas con problemas asociados al consumo; consideramos que las entidades territoriales serán pieza fundamental para lograr este propósito”. 


Herramienta de apoyo

El comandante de la Policía en el Quindío, coronel Luis Hernando Benavides Guancha, aseveró que de aprobarse el proyecto de ley sería una gran ayuda para la Policía. “Va a ser una herramienta que nos va a apoyar. Toda norma que ayude a regular este tipo de comportamientos es una herramienta que nos va a facilitar el trabajo y a respaldar la seguridad jurídica, por lo que vamos a poder trabajar más directamente en un delito que afecta a la familia y a la comunidad”.


Comisión accidental 

El proyecto de ley que busca prohibir el consumo de drogas en lugares aledaños a colegios y en parques es liderado por el senador Rodrigo Lara y luego de varias sesiones, el presidente del Congreso, Lidio García Turbay, sosteniendo que ”es uno de los proyectos trascendentales de esta legislatura”, creó una comisión accidental para que debatan un último punto y este lunes deberán entregar su informe.

Dicha comisión quedó integrada por el autor y ponente del proyecto, Rodrigo Lara, Álvaro Uribe, Gustavo Bolívar, Jorge Londoño, Armando Benedetti y John Milton Rodríguez. Dentro de los adelantos que se han presentado en la propuesta, está la aprobación de un artículo nuevo que señala que la norma especial consagrada no debe entenderse como habilitación para consumir droga, y que las incautaciones se adelantarán según la ley y los decretos reglamentarios.

Igualmente se aprobó el artículo 2° del proyecto, que habla de los entornos escolares y presenta modificaciones al artículo 34 del Código Nacional de Policía y Convivencia. Es decir se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas, portar o consumir sustancias psicotrópicas, incluso la dosis personal, en el espacio público o lugares abiertos al público ubicados dentro del área circundante a la institución o centro de educación preescolar, básica y media.

En una intervención, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, dijo que la preocupación del gobierno consistía en que el proyecto en estudio evitará la aplicación del decreto 1844 de 2018, que expidió el Ejecutivo para reglamentar parcialmente el Código Nacional de Policía, en lo referente a la prohibición de poseer, tener, entregar, distribuir o comercializar drogas o sustancias prohibidas.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net