Martes, 17 Sep,2019
En profundidad / MAY 05 2019 / hace 4 meses

De Armenia Mantequilla en Antioquia, a Armenia en el Quindío

Autor : Álvaro Hernando Camargo Bonilla

Cuenta la leyenda que el nombre de Armenia procede de la evocación de una población localizada en un sitio muy parecido al monte Ararat.

De Armenia Mantequilla en Antioquia, a Armenia en el Quindío

En 1541, Jorge Robledo realizaba sus correrías de descubrimiento y conquista sobre el dorso de la cordillera occidental, en el curso medio del río Cauca, por los confines de la hoy pequeña población de Armenia, Antioquia, fundada el 28 de junio de 1868. El municipio primitivamente se designó con el nombre de Mantequilla, a raíz de la extraordinaria cantidad de árboles de yarumo, cuyas hojas blancas, desde distancia, semejaban una gigante bola de la deliciosa margarina.

Cuenta la leyenda que el nombre de Armenia procede de la evocación de una población localizada en un sitio muy parecido al monte Ararat, en la ciudad de Armenia en Asia Menor, donde según las historias bíbzlicas, se posó el Arca de Noé.

Catorce años después —el 14 de octubre de 1889— en territorio caucano, se fundó su tocaya Armenia, Quindío. Gracias al dinamismo, esfuerzo y empuje de sus primeros habitantes, hombres y mujeres procedentes de diferentes puntos cardinales del territorio patrio, veteranos de la aventura y el trabajo enérgico, quienes marcaron la existencia del discurrir histórico de la actual capital quindiana.

El desplante de los moradores de Calarcá, a una invitación de El Tigrero, Jesús María Ocampo Toro, fundador de la Ciudad Milagro, con la intención de organizar un convite para construir un puente sobre el río Quindío para facilitar el tránsito de los colonos asentados en la margen derecha del río, para proveerse de víveres en Villa del Cacique.

De archivo: Historia y creación del departamento del Quindío

La no asistencia al evento por parte de los calarqueños hizo que Ocampo montara en cólera y determinara elegir un lugar apropiado para hacer una fonda en la margen opuesta a Calarcá.  

Don Antonio Herrera, vendió a “Tigrero” un lote de terreno por el precio de cien pesos que Ocampo pagó en monedas de cincuenta centavos que sacó de una talega la cual cargaba en el galápago de su caballo. 

Su intención, fue la de constituir una fonda y evitar el viaje a Calarcá y Salento para proveerse de víveres y demás menesteres de los colonos de las nuevas tierras. Sin dar principio a la fonda, cambió de idea y resolvió, más bien, fundar un caserío.

Para el efecto, viajó a Cartago, Valle del Cauca, y pidió permiso para fundar y constituir una junta pobladora, compuesta por treinta personas  - 27 liberales y 3 conservadores - .

El nombre primigenio de la fundación adelantada por Ocampo, al parecer fue tomado de una planta que crecía y abundaba en el lugar, llamada “calabaza” y/o “cuyabra”, cuyo fruto, fue utilizado desde los tiempos inmemoriales de los Quimbaya, como menaje de cocina y de otros servicios; razón por la cual llamaron la reciente población como: “El Coyabro”.

Recomendado: El gol que más dolió

Este nombre resulta en una tarde de juerga, donde dos pioneros de la fundación de Armenia: Ezequiel Murillo y José Herrera, departían en una fonda. 

El primero observaba el paso de José Herrera, cargado con una “jiquerada” de calabazas, y en son de chanza, las cogió y dijo en alta voz: “Esto se llama coyabro”. Todos los contertulios a una voz aceptaron el nombre por lo cual se llamó de esa manera muchísimo tiempo.  

Más tarde tomó el nombre de Armenia, al parecer, proveniente de propiedad del señor Venancio Gómez, lugar donde se instaló la trilladora ‘La Rosita’ ubicada en la carrera 18 con calle 27. 

El terreno fue comprado por José María Ocampo ‘Tigrero’, para instalar la fallida fonda, lugar donde nació la Ciudad Milagro de Colombia.


Álvaro Hernando Camargo Bonilla
Especial para 
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net