Inicio / Economía / JUL 24 2020 / 3 semanas antes

“Debemos pensar otras formas de producir; es necesario lograr viabilizar estas propuestas”

Favorito

Autor : Karol Moreno García

“Debemos pensar otras formas de producir; es necesario lograr viabilizar estas propuestas”

Luciano Grisales Londoño, presidente de la comisión quinta.

El quindiano Luciano Grisales Londoño fue designado como presidente de la comisión quinta de la Cámara de Representantes.

El representante a la Cámara por el partido Liberal, Luciano Grisales Londoño, fue designado por sus homólogos como el presidente de la comisión quinta de la cámara baja, escenario en el que se abordan los asuntos ambientales, agrarios y agropecuarios del país, sectores para los que hoy, en medio de la crisis que vivimos, se abre la oportunidad de ver en retrospectiva y marcar nuevos caminos. 

El hoy presidente de la comisión quinta habló con LA CRÓNICA sobre su nuevo rol y las iniciativas que podrían contribuir a mejorar el destino del campo y de los recursos naturales. 

¿Qué representa para usted como persona y para su carrera política ser hoy el presidente de la comisión quinta?

Es un inmenso desafío, un honor y una oportunidad para trabajar con compromiso y rigor en esos temas que constituyen directa e indirectamente un tercio del Producto Interno Bruto del país. Más en estos momentos tan complicados en los que la ciudadanía está esperando soluciones concretas a sus dificultades.

Sin embargo, con humildad, creo también que es un reconocimiento a una labor que hemos desarrollado con trabajo, con disciplina y mucha persistencia en los temas en los que creemos y abanderamos. Nosotros —y hablo de todo el equipo de trabajo que me ha acompañado durante estos años— hemos sido muy cautos y realistas a la hora de avanzar en nuestra labor en el congreso. 

Hemos procurado cumplir con nuestros compromisos de campaña que no son otra cosa que nuestro programa e ideas bandera. Las de un liberalismo moderno, comprometido con los sectores más débiles, convencidos de la importancia de nuestros campesinos y de sus problemas, conocedores de la importancia del agro y de la protección del ambiente para nuestro futuro. Creo que esa consistencia entre lo que decimos y lo que hacemos nos permite hoy subir un escalón más que nos ratifica en la idea de que en nuestro trabajo legislativo hemos ido en la dirección correcta.

Nos encontramos en medio de una pandemia que permite reflexionar frente a lo que tenemos y mirar con otros ojos el futuro, esta es una oportunidad para trazar caminos claros, ¿cómo los proyecta?

Creo que en Colombia, y más con esta pandemia, ha ido creciendo una conciencia sobre la importancia de los temas que aborda la comisión y el modo en que el país debe afrontar las diferentes políticas en estos sectores. Yo veo sobre todo en los jóvenes, pero también cada vez más en los adultos, esa necesidad de hablar y asumir tareas concretas en la protección del ambiente, en la defensa de la vida y el agua, en la lucha contra la economía extractiva depredadora que se lleva los recursos y deja pobreza y deterioro social y ambiental, en la importancia de nuestro recurso humano del campo, el desarrollo de economías a escala humana.

Recomendado: Empleo, dignificación del campo y turismo, iniciativas que liderará la bancada quindiana

A mí me llena de orgullo decir que soy de un departamento en el que una generación entera se ha volcado vocacionalmente a la producción agropecuaria recogiendo una tradición familiar, pero incorporando nuevos saberes y nuevas formas de producir y comercializar. Pienso en los cafeteros que producen cafés especiales, paneleros que agregan valor a sus productos, fruticultores que desarrollan modelos de negocio innovadores. En fin, hombres y mujeres que con trabajo y raíces avanzan en proyectos sostenibles y rentables. Y creo que eso ocurre por todo el país. 

Muchos de ellos, a pesar de su capacidad de resiliencia, han resultado afectados por la crisis. Desde la comisión queremos darles espacio para cuestionar, para proponer y sobre todo para reconocer esas ideas que tantas veces son silenciadas en esos espacios. Hoy es claro que la ruta de nuestro desarrollo no es viable si queremos no solo sobrevivir sino vivir en condiciones dignas. Debemos pensar otras formas de producir, relacionándonos de modo amigable con nuestro entorno. Todos estos temas en los que llevamos más de una década, poco a poco han empezado a rendir pequeños frutos.

Pero es necesario también que desde la comisión logremos viabilizar propuestas que contribuyan al propósito de construir modelos económicos a escala humana. Pongo el ejemplo de la ley de compras públicas locales que fue aprobada en la pasada legislatura, pero que veníamos impulsando desde hace más de un año en el Frente Parlamentario Contra el Hambre. Una ley que obliga a que el Estado compre parte de la producción de nuestros campesinos y que enfatiza en la necesidad de implementar y apoyar los circuitos cortos de comercialización. Iniciativas como estas son las que esperamos apoyar desde la presidencia de la comisión quinta.

Existe una relación del hombre con la naturaleza, que podría decirse está cargada de excesos, ¿qué hacer para cambiar un poco esa realidad?

Como en todo problema, lo primero que debemos hacer es reconocerlo. Parece mentira, pero aun hoy hay personas en altos cargos de dirección que no reconocen que esta vía es muy riesgosa y sobre todo que es una apuesta suicida. Después, nosotros como personas públicas tenemos la responsabilidad ética y moral de advertir esos riesgos y en nuestro caso hacer todo lo que esté a nuestro alcance para tomar decisiones y acciones que permitan corregir el rumbo.

A la ciudadanía le queda también la labor de presionar esos cambios que no son fáciles de lograr. La ley de páramos, por ejemplo, implicó un esfuerzo monumental, de contar, convencer, delinear, diseñar, que pocas personas creerían en un tema en el que hoy hay un mediano acuerdo: la importancia de proteger las fábricas de agua. 

Lea también: Renta básica: “Debe ser para todos y no estar condicionada”

Lo mismo ocurre con todos esos temas que revelan la injusta y casi enferma distribución material del mundo. Lo principal entonces es tener ganas y construir la voluntad política para dar los pasos necesarios.

En esta legislatura, la comisión tendrá que tomar vocería frente al proyecto de reforma a las Corporaciones Autónomas Regionales, ¿en este periodo ve viable el avance de esta iniciativa?

Es una de mis mayores frustraciones de la anterior legislatura. Una propuesta que habíamos construido y en la que teníamos absoluta confianza en que iba a generar mecanismos de transparencia, participación y gobernanza responsable fue atacada por los sectores a los que no les interesa otra cosa que eternizarse en esos pequeños centros de poder.

Al final, como una reforma de este tipo debe ser de origen gubernamental —pues así lo dispone la Constitución y la ley— nosotros no podemos más que esperar que el gobierno radique una propuesta y contribuir a construir un articulado que concite las voluntades.

¿Qué tan importante va a ser para la comisión quinta, bajo su liderazgo, la voz de la ciudadanía?

Muy importante. Nosotros no tenemos miedo al debate, somos dialógicos. Pero además nuestra propuesta es social y política que busca justamente la integración con la ciudadanía. Nuestros apoyos en las regiones y en cada uno de nuestros temas son los ciudadanos comprometidos y organizados. Tenemos buenas relaciones con organizaciones de la sociedad civil, con ambientalistas, animalistas. Entonces el diálogo con la ciudadanía esperamos sea muy prolífico y constructivo.

¿Cuáles serán los temas a trabajar en la comisión quinta durante esta legislatura?

Adicionalmente, se viene un año de mucho trabajo. Por la comisión deberán pasar proyectos de suma importancia como la reglamentación de la recién modificada ley de regalías, que va a generar una nueva distribución de estos recursos, que con la crisis del petróleo y el carbón son cada vez más escasos. 

Hay proyectos sobre la gestión de las colillas de cigarrillo y extensión de responsabilidad a los productores; de reactivación agropecuaria, de reconocimiento a los campesinos como una categoría jurídica, de protección animal, de desperdicios de comida, sobre formalización minera, sobre prohibición de fracking. En fin, un conjunto de iniciativas de gran importancia para el país. Nuestra idea en ese sentido es darle voz a la ciudadanía acercando la comisión a las regiones en foros y espacios para el debate público.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net