Inicio / Al descubierto / AGO 06 2020 / 2 semanas antes

Desde Francia, una quindiana ayuda a los pequeños comerciantes en Colombia

Favorito

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Desde Francia, una quindiana ayuda a los pequeños comerciantes en Colombia

A Natalia González Valencia siempre le ha gustado hacer trabajo social.

Natalia González Valencia creó 16 grupos de Facebook para unir a compradores y vendedores en medio de la pandemia. 

Natalia González Valencia es una quindiana egresada de la carrera de administración de empresas de la Corporación Universitaria Empresarial Alexander von Humboldt de Armenia. Además, como empresaria se dedica a la construcción de viviendas campestres. 

Desde hace 3 años vive en Francia con su esposo. Allí estudia el idioma nativo y hace labores de voluntariado con personas vulnerables por medio de fundaciones. Al ver la difícil situación económica que están padeciendo los pequeños comerciantes por los efectos devastadores de la pandemia, decidió abrir 16 grupos en Facebook, en Quindío, Manizales, Pereira, Ibagué y en Medellín, con la intención de hacer que los compradores pudieran conocer lo que los vendedores tenían para ofrecer y de esta manera beneficiar a ambas partes. Esta empresaria, nacida en Armenia, le contó su experiencia con esta iniciativa a LA CRÓNICA. 

 

¿De dónde le surgió la idea de crear grupos en Facebook para ayudar a pequeños comerciantes colombianos? 

 

Esto fue una iniciativa que me surgió porque me dio un poco de inquietud e impotencia por lo que les está pasando a esos pequeños comerciantes. Conozco a muchas personas que tienen sus negocios y que al momento de la cuarentena les quedó imposible continuar con sus ventas. Pensé que para tratar de apoyarlos, las redes sociales podrían ser un excelente vehículo, porque muchas personas las usan. Además de que no cuesta nada estar ahí. Se me ocurrió la idea de crear este grupo en el que los comerciantes ofrecen sus servicios para que quienes los necesiten los puedan comprar. Mucha gente vendía las cosas, pero no sabía con quién hacer el domicilio, entonces también muchos domiciliarios empezaron a ofrecer sus servicios y con estas redes empezaron a dinamizar la economía de las ciudades. 

 

¿Qué resultados concretos han tenido con los grupos? 

Hay unos municipios en los cuales el grupo ha funcionado muy bien y me escribe la gente dando las gracias por haber creado este espacio, pues ha podido vender algo o mucho. 

Hay personas que me han dicho que gracias a este grupo han comercializado más sus productos en la cuarentena que antes. 

Por ejemplo, alguien que vende tortas caseras, pero que no tenía forma de hacerlas visibles a un segmento de mercado o también alguien que hace arepas, me decía que nunca había llegado a un mercado tan amplio, que ahora estaba vendiendo tanto que no daba abasto. Estos grupos virtuales han despertado ese espíritu de solidaridad en la gente. Recuerdo al principio de la pandemia a un comerciante que producía huevos de codorniz para los restaurantes de comidas rápidas y como esos negocios estaban cerrados, este señor se iba a quedar con la producción y fuera de eso no tenía dinero para alimentar a las aves, entonces en el grupo ofrecieron sus servicios y creo que vendió todo en una semana. 

 

Vea también: Norberto César, el ladrón de sonrisas con dolores ocultos

 

¿Cómo se llaman esos grupos en Facebook? 

Son 16 grupos y se llaman Apoyo a pequeños comerciantes y vendedores en Armenia, pero hay uno igual por cada municipio de Quindío. De igual forma hay otros grupos para Pereira, Manizales, Ibagué y Medellín. 

 

¿Qué deben hacer los comerciantes para participar de la iniciativa? 

Es muy simple, únicamente deben unirse a la página que en realidad son grupos de Facebook, yo no aplico ningún filtro, simplemente acepto a todas las personas y allí pueden publicar todo lo que están vendiendo en productos o servicios. 

Lo único que les pido es que actúen con mucha ética. La tarea más dispendiosa ha sido la administración del grupo porque siempre se prestan para hacer publicaciones que no tienen nada que ver con el objetivo, como producir polémica en algo y discutir. El asunto es que me toca revisar todas las publicaciones y eliminar a todos los usuarios que no están haciendo un uso adecuado del grupo. 

 

¿Si alguien busca un servicio o producto también lo puede publicar allí? 

Esta página lo que está generando es un canal para que las personas se puedan conectar para que se encuentren los vendedores con sus posibles compradores. Mucha gente publica, por ejemplo, que está buscando un televisor de segunda o que le decoren una torta con determinada temática para su hija que está de cumpleaños, entonces aparecen personas que les hacen ofertas, les muestran precios y les ponen fotos. Ha sido interesante esta dinámica de poder unir porque hay gente que tiene productos espectaculares, pero no sabe a quién vendérselos. Se ha logrado hacer que se encuentren vendedores y compradores de toda clase de productos, de cosas que uno pensaba que no existían en esas ciudades. 

 

¿Qué otras experiencias llamativas ha tenido con la página?

Algo que me ha parecido muy interesante en la página es que a veces nos enfocamos simplemente en el hecho de dar ayudas, donaciones, pero a veces se necesitan acciones muy simples para promover un negocio, para generar un canal, para mostrar que hay posibles compradores y esto empieza a producir en la gente un sentido de emprendimiento. 

Para el día de la Madre fue una locura, uno de los más difíciles porque las personas empezaron a ofrecer lo que veían que se podía vender: desayunos sorpresas, nunca vi tantas personas que ofrecieran ese servicio en Quindío y me imagino que pasó así porque es parte de nuestra cultura ver en dónde hay oportunidades. Aparecieron también los que vendían tortas y postres. Ha sido bonito ver que muchas personas no están esperando una ayuda del gobierno, sino que están buscando una manera de poder continuar a pesar de estas circunstancias tan complejas, donde hay una informalidad tan grande en el departamento, pero me he dado cuenta de que hay posibilidades de hacer las cosas. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net