Lunes, 22 Jul,2019
La Salida / ENE 08 2019 / hace 6 meses

Desde niño nunca renuncié a mis sueños

La obra es una autobiografía de Luis Emilio Cervantes, biólogo de la universidad del Quindío, nacido en Soledad, Atlántico, con muchas vivencias en la región cafetera.

Desde niño nunca renuncié a mis sueños

El científico del Atlántico, Luis Emilio Cervantes, escribió su primera obra literaria. Una autobiografía de superación personal, donde narra cómo el Quindío le dio todas las bases para cumplir sus sueños y salir de la pobreza.

¿Por qué el título Desde niño nunca renuncié a mis sueños?

Nací en un barrio muy pobre y salir de allí no era fácil, pero siempre tuve firmes mis sueños de que no quería quedarme como un obrero o como alguien sin estudios. Siempre pensé que saldría algún día de la difícil situación en la que estaba, por eso el título, nunca renuncié a mis sueños.

¿Cuándo y por qué decide hacer su autobiografía?

Decido hacer mi autobiografía porque pensé que tenía muchas cosas que contarle a las personas, principalmente a mis hijos, amigos y para todas las personas que lean el libro, que yo considero como una obra de superación personal. Este año aspiro llevarlo a la Feria del Libro.

¿Cree que su historia puede inspirar a otros?

Narra mi historia, de lo que era cuando estaba en una posición económica muy baja y de cómo empecé a salir de allí con sudor y con lo que la universidad del Quindío logró darme y se lo agradezco toda una vida. El llegar a una región tan distinta al Caribe, con costumbres diferentes, no fue fácil, dejé a mis amigos, a mi novia, a mi madre. Este libro puede servir como modelo, amigos me han escrito diciéndome que esta idea es muy interesante y que quieren también contar sus historias, así como me han servido a mí los Nobel que cito en el libro, como García Márquez.

Le puede interesar:
Dahiana Arcila, posdoctora y profesora en universidad de Oklahoma

¿Qué aspectos relevantes narra el libro?

En cada capítulo hay partes de mi historia de vida.

¿Cuál fue su vínculo inicial con el Quindío?

Mi vínculo inicial con el Quindío lo narro en el libro, en un capítulo que se llama Mi llegada a Armenia. Conocí en el año 1965 a una familia que quiero mucho, los Barrios Gómez y estando yo en bachillerato con expectativas de poder seguir estudiando y de cuál iba a ser mi futuro, ellos me invitaron a vivir a su casa en La Clarita, sin tener un parentesco muy cercano, les agradezco mucho, porque fueron un gran apoyo.

¿Por qué decidió estudiar licenciatura en biología en la universidad del Quindío?

Siempre me interesó mucho esa parte biológica y la parte médica, pero como las posibilidades económicas eran mínimas, se me dio esa oportunidad, además, porque cuando yo llegué al Quindío en 1966, la universidad tenía convenio con la del Cauca. La licenciatura es una carrera muy linda, te puede dar muchos aspectos de la vida, me siento feliz y agradecido con mi carrera, principalmente por el buen nivel, porque con ella he podido andar el mundo y he enseñado en instituciones de gran prestigio nacional.

¿Qué cosas buenas y malas le dejó este departamento?

El Quindío me dio todo, decir cosas malas no podría, si volviera a nacer me iría nuevamente para ese bello departamento, que he visto crecer en mis 52 años de vida, como estudiante, como docente, allá dejé también mis raíces, mis hijos y nietos y también grandes amigos, tanto mi juventud como mi vejez las he pasado allá.

Lea también:Santiago Gómez, el campeón del golf

¿Qué premios ha recibido en su trayectoria científica?

He hecho publicaciones alrededor del mundo y eso me ha dado cierto peso dentro de la biología y dentro del mundo científico, recibí el premio Águila de la Ciencia, de la Asociación Colombiana de Ciencias Biológicas, máxima distinción que la asociación entrega a un investigador colombiano. Además, el poder ser reconocido en mi pueblo Soledad, Atlántico, y otras premiaciones que me he ganado.

¿Qué publicaciones ha hecho de aspecto científico y literario?

Mis publicaciones han sido casi todas científicas, mi obra autobiográfica se sale un poco de la línea de lo que he escrito, cuando estoy en Barranquilla también escribo aspectos sobre la ciudad para El Heraldo y actualmente una de las editoriales más grandes que tiene España nos va a publicar el caso de un feto acardio. 

¿Cuáles han sido las épocas más difíciles de su vida y por qué, y cuáles las más gratificantes?.

La época más difícil de mi vida fue cuando llegué a Armenia, fue una época supremamente dura, de mucho sacrificio, la adaptación a otra cultura se me complicó, Armenia en ese momento no era lo que es hoy en día, una ciudad próspera, la universidad del Quindío también ha progresado mucho y ha alcanzado grandes logros, el primer año fue el más difícil porque en el segundo me gané un cargo como auxiliar y mis condiciones económicas cambiaron un poco, pude pagar un cuarto, comer mejor y comprar algunos libros.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net