Lunes, 10 Dic,2018

La Salida / JUL 10 2018 / Hace 5 Meses

Diana Carolina Hurtado dio cátedra en el pique tradicional con su Willys

La calarqueña, de 23 años de edad, fue la única mujer que participó en la categoría durante las fiestas de Calarcá.

Diana Carolina Hurtado dio cátedra en el pique tradicional con su Willys

“Había querido participar desde años anteriores pero me daba miedo dañar el carro, pero en este momento me siento muy feliz”, aseveró Diana. / John Jolmes Cardona Núñez, LA CRÓNICA

Diana Carolina Hurtado, yipera de toda la vida, fue la ganadora en la categoría de pique tradicional en el yipao realizado en las fiestas aniversarias de Calarcá. (Recomendado: En fotos: Lo mejor del tradicional Yipao en Calarcá en su 27a. edición)

¿Cuánto tiempo lleva conduciendo Willys?

Llevo 3 años trabajando en Calarcá como yipera, pero desde muy pequeña, cuando vivíamos en Génova, me sentaba en las piernas de mi papá y le ayudaba a manejar, él también conduce Willys. Mi familia es de yiperos, hasta mi mamá maneja y espero que mi hijo de 7 años continúe con la tradición. En mi infancia acompañaba a mi papá con viajes de café y plátano para Caicedonia y Sevilla, Valle del Cauca, y cuando no estaba en sus piernas, me montaba sobre la carga. En algunos tramos donde había trocha, me ponía encima de él y me dejaba manejar la dirección y aprendí dónde iban los cambios, aunque todavía no me alcanzaban los pies para los pedales. Me gusta manejar Willys, lo disfruto bastante y aparte de eso sobrevivo.

Vea también: 100 vehículos participaron en el yipao de Calarcá

¿Cuántas veces ha competido en el yipao de las fiestas de Calarcá?

Es la primera vez que compito en Calarcá, pero antes había participado en Armenia y en Caicedonia, en la misma categoría y en ambos ocupé el tercer lugar. Acá en la ‘Villa del Cacique’, ha sido mi mayor triunfo, el de ocupar el primer puesto.

¿Qué dice la gente al saber que fue una mujer la ganadora?

Algunos me felicitan, algunos están sorprendidos y otros dicen, “a usted por ser mujer le dieron el puesto”, y no es así, porque yo competí de la misma manera que todos, no me dieron ventajas ni beneficios, aparte si fuera así, cualquiera participaría. 

Yo gané porque mantuve el carro levantado desde el inicio, hasta donde teníamos que llegar, hasta donde estaba permitido. Había querido participar desde años anteriores aunque me daba miedo dañar el carro, pero en este momento me siento muy feliz.

Lea también: El yipao, homenaje a una tradición

¿Se preparó para la competencia?

No, la verdad no hice una preparación especial, desde la primera vez que competí en Caicedonia me cargaron el carro sin tener experiencia en picarlo. La ciencia del pique va en la carga, hay que saber cómo poner todo parejo, fijarse en que no quede más pesado en un lado que en el otro, porque eso desestabiliza el Willys, yo llevé esta vez 25 bultos de maíz.

¿Qué califican los jurados para escoger al ganador?

Califican el tiempo que el carro esté levantado, el recorrido fue desde la calle 38 a la 39 y yo estuve todo el tiempo picado el Willys, antes me tuvieron que decir que parara, porque ya había llegado al límite.

¿Ha tenido problemas al ser mujer y manejar Willys?

Al principio sí, cuando empecé a hacer los turnos tuve problemas, en especial las mujeres parecían más machistas que los hombres, cuando me veían decían ¡Ay no, que miedo una mujer manejando!, pero con el tiempo cuando vieron que manejaba bien, ya todos me aceptaron y disfrutan viajar conmigo.

Vea también: Con quindianos en Estados Unidos se disfruta del Yipao en New York

¿Tiene algún apodo?

Tengo varios, como a mi papá le dicen Pímpano o Caneco, entonces a mi me dicen Pímpana o Canequita y cuando trabajé en Armenia, también manejando Willys, porque mi papá tiene carros allá, me decían Mogollita.

¿Qué dificultad tiene manejar Willys?

La dirección de un carro particular es más suave porque es automática, la de los Willys no, el clutch y los cambios también son más duros. Lo más malo de estos carros es que los frenos no son muy buenos, fallan mucho, a mi me ha pasado varias veces, pero he sabido manejar ese tipo de situaciones.

¿Recibió comentarios machistas el día de la competencia?

Sí, claro, el día que llegué al punto de encuentro para empezar la competencia, tuve un mal recibimiento de todos los hombres que estaban ahí, me miraban mal, no me saludaron y algunos se reían, pero yo no le presté atención a eso porque iba a demostrar el talento y a demostrar quién lo hace mejor.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net