Inicio / Economía / JUN 01 2020 / 1 mes antes

“Si Armenia no maneja bien la crisis, al final del año la pérdida de empleo llegará al 43 %”

Favorito

Autor : Karol Moreno García

“Si Armenia no maneja bien la crisis, al final del año la pérdida de empleo llegará al 43 %”

Foto : Archivo / LA CRONICA

Así lo afirmó la Sociedad de Economistas del Quindío. Conozca cómo ha sido el proceso de reactivación de la economía en Armenia. 

La Sociedad de Economistas del Quindío, SEQ, habló con LA CRÓNICA sobre el análisis del panorama económico, específicamente de Armenia, donde se concentra gran parte de la vida productiva del departamento. Advirtieron que si la ciudad no maneja bien esta crisis, al final del año la pérdida de empleo llegará al 43 %. 

Que el 23 % de los ocupados quedaran sin empleo en el primer mes de la cuarentena –aproximadamente 29.500 ocupados– plantea un reto sin precedentes para la ciudad de Armenia. Nuestras estimaciones indicaron que la pérdida sería de 28.500 ocupados y la caída del PIB de 1.2 %. Y por lo visto nos quedamos algo cortos. Pero el momento de la verdad empieza hoy 1 de junio y el futuro de miles de familias cuyabras depende de cómo se maneje la reactivación”. 

Explicaron que la pérdida de puestos de trabajo ante un choque económico tiene una característica que los economistas han llamado histéresis. “Este término indica que la pérdida de puestos de trabajo es mucho más rápida que la recuperación. Para poner un ejemplo, si usted va en cicla, su aceleración y velocidad en la bajada es más rápida que cuando va subiendo. Así le pasa al empleo”.

“El motivo de la histéresis es que un choque económico como el que generó las medidas de cuarentena rompe las redes económicas e introduce mucha incertidumbre tanto en las empresas como en las familias. Por ejemplo, un empresario puede preguntarse si vale la pena o no abrir su negocio ante la expectativa de que decreten un nuevo cierre por el aumento de los contagios. Lo mismo razonan las familias que se preguntan para qué comprar electrodomésticos, automóviles o adquirir vivienda propia si no sabe si tendrá trabajo en los meses siguientes”, acotaron. 

La SEQ precisó que esa incertidumbre hace que las empresas y familias sean muy cautelosas a la hora de tomar decisiones económicas como contratación de empleados o la inversión en bienes durables o inmuebles.

“Por eso es que la gestión de toda la ciudad debe estar orientada a disminuir la incertidumbre en las condiciones económicas. Y la disminución de la incertidumbre requiere de una reactivación rápida, ordenada e inclusiva. Rápida, porque el paso del tiempo hace más difícil la apertura de los negocios cerrados y recuperación de los puestos de trabajo perdidos. Ordenada, porque hay que mantener bajo control el contagio de la enfermedad para evitar nuevas cuarentenas e inclusiva, porque todos los actores económicos deben participar de la reactivación, nadie se puede quedar por fuera”.

Los expertos aseguran que este panorama exige un liderazgo sin precedentes desde las estructuras de gobernanza horizontal y vertical de la ciudad. “¿Estarán la alcaldía, los gremios, la academia y la sociedad civil a la altura del reto? En tan sólo un par de meses lo sabremos”.

Recomendado: 6 % aumentó el desempleo en Armenia; alcanzó una tasa de 24.1 %

El proceso de la reactivación económica 

La economía del departamento sufrió un fuerte impacto debido al aislamiento preventivo obligatorio al que la ciudadanía debió acogerse desde el 24 de marzo, y que trajo consigo una economía congelada y por ende incremento en el desempleo y en las condiciones salariales. 

Para un territorio como el Quindío, donde los índices de desempleo son altísimos en tiempos normales, el panorama es más preocupante. Son varios los factores que hacen más difícil la situación debido a que en gran medida su economía depende del turismo –que será uno de los últimos sectores en reactivarse– y del comercio.

LA CRÓNICA ha venido siguiendo de cerca esa gradual reactivación económica en el departamento. Primero con el regreso de las construcciones –aunque no todos pudieron volver–; así como la manufactura, que pudo producir, pero sin espacios físicos para vender. 

Luego vino la apertura de otros 16 subsectores de la economía, lo que permitió que, por lo menos en Armenia, el 54 % de los negocios formales podría estar nuevamente en operación. Sin embargo la informalidad –56 %–, los cuenta propia –42.5 %– y el rebusque prevalecen. 

Desde la Sociedad de Economistas del Quindío habían advertido que, mensualmente, los armenios estarían perdiendo ingresos laborales de alrededor de $81.159 millones mensuales por efectos de la cuarentena. De estos, $44.150 millones serían del sector informal y $38.000 millones del formal. Esta porción de la población se concentró principalmente en la clase baja y media, una parte de los primeros amparados por algunos subsidios, mientras que los segundos subsistieron con los pocos ahorros que conservaban. 

Por ello el dilema para muchos se concentró en si cuidar su salud y la de los suyos o correr el riesgo de salir a las calles a buscar su sustento. Pues la segunda opción venció. Hasta la semana pasada, con solo ese 54 % de la economía autorizada para reactivarse, las calles se veían como antes de la pandemia, solo que esta vez los rostros de los transeúntes estaban cubiertos por tapabocas. 

Ver también: Reporte negativo en centrales de riesgo podrá ser eliminado; “beneficia a pocos”

Las carretillas de frutas y verduras volvieron a circular, los que deambulaban vendiendo diferentes productos ahora proclamaban la disponibilidad de guantes y tapabocas. Las cintas amarillas decoran ahora las entradas de los negocios para impedir el paso de la ciudadanía al establecimiento, pero aun así adquirir sus productos. 

Aunque el nuevo decreto presidencial habla de un aislamiento preventivo obligatorio hasta el 1 de julio, lo cierto es que casi toda la economía estará reactivada desde este lunes. Solo aquellas actividades que impliquen algo de movimiento social quedan restringidas, es decir, los eventos, los bares, discotecas, el turismo, restaurantes con servicio en la mesa; además de salvaguardar a los adultos mayores y a los menores de edad en sus casas, con algunas actividades al aire libre.

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net