Miércoles, 19 Sep,2018

Región / AGO 17 2018 / Hace 1 Mes

El 70% de las IPS públicas del Quindío necesitarán adición de presupuesto

Según Leonardo Quiceno Páez, gerente del hospital La Misericordia de Calarcá, las EPS deben cerca de $130 mil millones a la red pública del departamento. 

El 70% de las IPS públicas del Quindío necesitarán adición de presupuesto

El gerente de La Misericordia aseguró que se podrían cerrar algunas IPS.

El 70% de las IPS públicas del Quindío tendrán que gestionar una adición de presupuesto para terminar la operación del año, así lo afirmó el gerente del hospital La Misericordia de Calarcá, Leonardo Quiceno Páez. (En contexto: Trabajadores de La Misericordia protestaron por no pago de sueldo)

“La mayoría de los hospitales del departamento tienen un presupuesto hasta septiembre u octubre, lo que quiere decir que tendrán que gestionar anexos con las juntas directivas para poder terminar el año”, dijo el funcionario.

Afirmó que este tipo de acciones tendrán que hacerse si los miembros de las juntas se muestran flexibles, ya que las instituciones no cumplen con el requisito de haber recuperado carteras anteriores.

“La adición solo se podrá hacer si las juntas son flexibles con la legislación, porque está permitido hacer este tipo de trámites si se ha recuperado más de lo presupuestado de las carteras anteriores y eso definitivamente no se está dando. Esto podría llevar a una dificultad presupuestal y a un posible cierre de algunos centros asistenciales”.

Lea también: Trabajadores de Esimed exigen pago completo de los sueldos

Explicó que las EPS deben a la red pública del departamento un monto cercano a los $130 mil millones.

“Esta semana nos sentamos a evaluar la situación de los hospitales y, según unos datos que me dieron, al Quindío le deben $102 mil millones. Esta cifra, sin sumar los cerca de $10.000 millones que le deben a La Misericordia y $6.000 millones a Red Salud, nos dejaría una deuda cercana a los $130 mil millones”. 
 

La crisis de los empleados sin sueldo 

El presidente del Sindicato Nacional de la Salud y Seguridad Social, Sindess, en el Quindío, Gerardo Antonio López, alertó a las autoridades sobre la crisis que viven los empleados de los centros asistenciales, especialmente el de Calarcá, por la falta de pago de tres meses de salario. 

“En La Misericordia, más de 300 trabajadores, que además tienen contratos tercerizados y bajo condiciones laborales poco dignas, les están debiendo tres meses de salario y ya está corriendo el cuarto periodo. En La Tebaida, en el hospital Pío X, a los contratistas les adeudan dos salarios”, dijo el líder sindical. 

Afirmó que no hay soluciones prontas y efectivas, ya que el funcionamiento de estos establecimientos depende de la venta de servicios exclusivamente, y las EPS no pagan de manera oportuna

“Lo que nosotros queremos es que los organismos de control del Estado, como es la Superintendencia de Salud y el ministerio de Salud sean más severos con las entidades que no pagan a tiempo, ya que los hospitales están obligados, por ley, a prestar el servicio, aunque no reciban el dinero”.

Lea también: EPS generan crisis en hospitales del Quindío

López afirmó que la mayoría de los trabajadores mantienen su mínimo vital con estos sueldos, lo que los ha llevado a tomar medidas como adquirir deudas para poder sobrevivir mientras el centro asistencial les cumple con su sueldo. 

“Tienen que recurrir a muchas soluciones temporales para sostener su mínimo vital. Algunos, como es el caso de los profesionales, tienen la oportunidad de estar en otros lados, pero la mayoría son auxiliares o personal de servicios generales, cuyo único sustento es este sueldo”.

Vea también: Más de $240 millones deben las EPS al hospital de Buenavista

Hizo un llamado a los entes municipales y departamentales para que se tomen medidas y se pueda encontrar la manera de superar la crisis

“En el caso de Calarcá, aunque el municipio no es el principal deudor y teniendo en cuenta que lo que debe no va a solucionar la crisis de la entidad, vemos desidia y negligencia en el trámite de las gestiones, porque no se justifica que a estas alturas todavía deban prestación de servicios a la población no asegurada de 2003, y apenas están en el proceso de la depuración de cuentas. En cuanto al ente departamental, podemos decir que está al día con lo que le corresponde. De todas formas, reclamamos un mayor compromiso de la gobernación. Así como le ha tendido la mano al hospital San Juan de Dios de Armenia, que lo haga con el de la ‘Villa del Cacique’. Reclamamos que haya más compromiso y acompañamiento”. 
 

“No se contratan por cooperativas”

Con respecto al tema de la contratación, Quiceno Páez aclaró que esta vinculación no se hizo por medio de cooperativas, ya que quedaron prohibidas durante el gobierno de Juan Manuel Santos, sino por empresas temporales, las cuales, según él, son completamente legales. 

“Las empresas temporales están obligadas a pagar todas las prestaciones legales, tales como seguridad social, vacaciones y prima, entre otras. Además, ellos se encargan de la parte administrativa y deben, aunque nosotros no paguemos con la oportunidad requerida, mantener al día con los trabajadores”.

Lea también: “Por falta de vigilancia, el sistema de salud se tiñó de corrupción”: médico Marín Pérez

Aseguró que si no tuvieran esta intermediación, el hospital le estaría debiendo a los trabajadores más de cinco meses

“La crisis de liquidez es tan profunda, que nosotros llevamos más de cinco meses sin pasarle los recursos a la temporal, mientras que esta solo está atrasada en tres meses. La empresa que nosotros usamos tiene contrato con otros cinco hospitales de la región, y cuando todos nos atrasamos, se quedó sin dinero”. 

El médico manifestó que esta modalidad de contratación no fue bien vista por la gobernación, sin embargo, era la más viable.

“Yo he tenido experiencia con la mayoría de modalidades de vinculación, por mi trabajo en varios hospitales, y siempre estuve en contra de la intermediación, de las cooperativas, porque eso si se prestaba para ser injustos y desviar los recursos. Cuando vi que las cooperativas fueron prohibidas, comencé a buscar el mecanismo, pero por contratación directa no, porque hay una sentencia que prohíbe a los hospitales contratar por prestación de servicios. La única opción que tenemos son las empresas temporales de trabajo”. 
 

“Los usuarios se ven afectados”

Roberto Acosta Cortés, miembro de la junta directiva de la asociación de usuarios del hospital La Misericordia de Calarcá, aseguró que toda la crisis termina afectando la calidad del servicio que se presta a los usuarios.

“Afecta a los usuarios directamente, porque los especialistas no funcionan como deberían, lo que significa que se demoran más las citas y no hay oportunidad en la atención. Es posible que la calidad vaya disminuyendo, porque no es lo mismo trabajar con toda la situación resuelta a estar debiendo tres meses, eso genera una tensión sumamente grande. Es una situación crítica para la atención de los pacientes”.


Tatiana Palacio Mejía
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net