Inicio / Deportes / ABR 28 2020 / 3 meses antes

El día que Quindío ganó el nacional de tenis interligas por equipos

Favorito

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

El día que Quindío ganó el nacional de tenis interligas por equipos

Felipe Niño, Juan David Varón y Daniel Cardona estuvieron en la cima del deporte blanco colombiano en la categoría sub-14.

Colombia no ha tenido gran figuración en el tenis como otros países, pero en los últimos años se metió en los primeros planos globales gracias a las actuaciones y éxitos conseguidos por parte de Robert Farah y Juan Sebastián Cabal, campeones el año pasado en dobles de 2 de los principales Grand Slam: Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos.

Fue la primera vez que el país entraba en la órbita de la disciplina y se convertía en protagonista, gracias al talento del caleño Cabal y Farah, nacido en Canadá pero formado en el país.

Si bien son las principales glorias en su palmarés, también son constantes los títulos alcanzados en distintos abiertos como el Masters 1000 de Roma y de Cincinnati, el ATP 500 de Barcelona, Río de Janeiro, Washington, entre otros.

En fin, son 45 las coronas logradas por esta pareja, que incluso ha estado en el primer lugar del ranking mundial, una hazaña única y que llenó de orgullo al país.

Hoy, la fórmula Cabal y Farah se ha convertido en la motivación para que muchos deportistas sueñen con convertirse en las nuevas figuras y el orgullo de Colombia.

Quindío cuenta con jóvenes que en los distintos campeonatos del ámbito nacional han mostrado sus condiciones e incluso han sido catalogados como futuros referentes en el territorio colombiano.

Como todo actor en el deporte, han tenido que estar en constantes entrenamientos, sumar puntos, victorias y derrotas, así como el sacrificio y acompañamiento de sus padres, más las enseñanzas y la formación a cargo de sus entrenadores.

Pero también debe haber un punto de motivación más cercano y 3 deportistas de la región se encargaron de ello: Felipe Niño, Daniel Cardona y Juan David Varón.

Si bien fueron triunfadores en distintos eventos de la disciplina, siempre serán recordados por conformar el equipo que se coronó campeón en la categoría sub-14 del Torneo Nacional Interligas de Tenis. Hasta la fecha, ningún otro grupo del departamento ha alcanzado esa primera colocación.

Se ha hablado por años de ese logro, que aún está en la retina y la mente de los que se encargan de enseñar la habilidad con la raqueta.

Le puede interesar: Jorge Bermúdez, capitán del Boca Juniors campeón Intercontinental de 2000

 

La victoria en Bogotá

El 19 de julio de 2006, el departamento quindiano recibió con alegría y orgullo la noticia del título en la categoría sub-14 del Torneo Nacional Interligas.

Para muchos fue una victoria sorpresiva, debido a que la región cafetera había intervenido en la cita sin el favoritismo de otras, que en la historia se han encargado de masificar la práctica, como Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Caldas, Atlántico y los santanderes.

En medio del silencio, pero con mucha dedicación, actitud y sobre todo las ganas de dejar en alto los colores cafeteros, aparecieron en la cita más importante de la modalidad en el país Felipe Niño, Juan David Varón y Daniel Cardona.

Los jóvenes vivían un momento envidiable, en relación con su nivel, lo que les dio confianza para enfrentar a los mejores de su categoría.

Julio César Varón, reconocido adiestrador del tenis en el departamento, habló con LA CRÓNICA, al ser testigo de todo el trabajo de preparación de estos chicos y de su llegada a la cúspide.

“Ese momento del tenis en el departamento fue muy importante, porque fue la primera y única vez que se ha logrado ganar esa competición en la máxima categoría del interclubes, que era la de 14 años”.

Reveló que los muchachos tuvieron la orientación para actuar en Bogotá del profesor Hernando Jiménez, quien fue además el capitán.

Varón, Niño y Cardona comenzaron con autoridad la competición. En la semifinal se encararon al equipo de Santander, que llegaba como favorito, pero Quindío tuvo una jornada memorable y así clasificó a la última instancia.

El rival de la final fue Bogotá, el anfitrión, todo indicaba que se le iban a dar los objetivos al dueño de patio, pero de nuevo el conjunto de la región sostuvo su rendimiento para quedarse con el título.

“Creo que fue clave este campeonato, porque le abrió la puerta a muchos tenistas que se dieron cuenta de que podíamos estar arriba en el escalafón. Por ejemplo, Niño, más adelante, disputó finales de un evento ITF, que entregaba puntos para el ranking mundial, y Varón estuvo bien posicionado en el escalafón de Suramérica”.

A partir del crecimiento y el éxito de este trío, empezaron a surgir nuevos talentos como Santiago López, Samira Vásquez, Juan José Arango, Andrés Torres y muy recientemente Camilo Cano y Juan José Varón.

Leer también: Tenis pidió actuar en campo abierto al no ser de contacto directo

 

Cualidades y claves del éxito

Sobre el secreto y las claves para que el Quindío alcanzara la gloria en el certamen, se habló de un aspecto muy importante y es que en el ranking individual los 3 tenistas estaban en los primeros lugares, por lo que le dieron fortaleza al equipo.

Teníamos al número 1 y 2 de Colombia, Juan David y Felipe, respectivamente, y que estaban en el mismo lugar trabajando juntos, hay que tener en cuenta también la confianza que los padres tenían en nuestro trabajo, la disciplina de los jugadores y, lo más importante, los sueños de estos niños de ser profesionales o ir a una universidad a Estados Unidos”, resaltó el técnico Varón.

En el momento de la competición también jugó un papel muy importante cierta acción: “Las ganas de estar en la cancha todo el tiempo. En cuanto a la táctica, eran jugadores muy consistentes y con muchos recursos técnicos y sicológicos”.

 

¿Qué ha faltado para más títulos?

 Julio César Varón manifestó que hace falta apoyo y un aspecto importante: creer en el talento que se tiene hoy en día.

“Hemos contado con tenistas muy talentosos y actualmente hay excelentes jugadores, creo que nos ha faltado creer más en los procesos que llevan a cabo los entrenadores, a veces los padres se han involucrado demasiado en aspectos que a ellos no les incumbe, los papás son parte importante en los procesos de los pequeños, pero están en una carrera por resultados y por ver cómo juegan los otros niños para estar comparando”.

Aseveró que es ideal trabajar en equipo, dejar a veces muchas rivalidades e incluso egoísmos para así retornar al éxito.

 

Juan David no iba a estar en el torneo

Un dato curioso en el certamen de 2006 es que Juan David Varón no iba a estar en el certamen junto con Niño y Cardona.

La razón en ese momento de su ausencia se relacionaba por el factor dinero, porque debido a las constantes presentaciones en el país se había quedado sin recursos para estar en la cita en la capital de la República, así como la falta de patrocinador.

Sin embargo, el padre de Felipe, Jesús Niño, se encargó de auspiciarlo y así finalmente estuvo en el certamen para ser protagonista en la consolidación.

Así mismo, el título alcanzó suficiente valor porque incluso los 3 deportistas no contaban con uniformes ideales para ser parte de las contiendas.

Tocó comprar camisetas de algodón, en esa época estaban a $4.000 o $5.000 y no eran muy cómodas para la competencia. Les conseguimos de a 2 prendas a cada uno de ellos y así representaron al departamento en el torneo”, resaltó Varón.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net