Sabado, 19 Oct,2019
Región / SEP 18 2019 / hace 1 mes

El Roble, 41 años de gastronomía y más

El restaurante ha sido significativo para el desarrollo y crecimiento del departamento.

El Roble, 41 años de gastronomía y más

Gustavo Zuluaga y Edelmira Gómez, dos quindianos que con tesón construyeron una historia gastronómica, llena de naturaleza para compartir en familia.

El restaurante El Roble está celebrando sus 41 años al servicio de los quindianos, con una historia que sus fundadores, Gustavo Zuluaga y Edelmira Gómez, han construido con constancia, dedicación convirtiéndolo en un ícono para la región. 

El roble genera alrededor de 105 empleos directos y cuenta con cerca de 20 zonas para el esparcimiento familiar. Dentro de ellas hay espacios como la rockola café, ideal para que las personas puedan disfrutar de tertulias; la dulcería, con confitura tradicional de la región y postres con la receta de la fundadora. 

Asimismo, un parque con áreas para la diversión de los niños, una granja con más de 200 animales entre bovinos, caprinos y aves; un sendero con un espacio que se llama Bosque, donde se puede disfrutar de un recorrido tranquilo; dos miradores, zona de hamacas, el Tren de la montaña, para que los más pequeños se diviertan.

Vea también: El Roble, el mejor restaurante tradicional del Eje y Antioquia

También hay una zona de cerditos para que los niños aprecien; un tractor que data de 1972, ideal para que los visitantes tomen fotografías, entre otros. 

Todo el entorno de El Roble hace que las personas disfruten, no solo de un plato, sino de una gran experiencia gastronómica para vivir en familia.

Gustavo Zuluaga, fundador, afirmó: “Iniciamos vendiendo cerdo afuera de un restaurante, con algunas incomodidades pero con el tiempo nos fuimos acomodando. Sin mucho conocimiento pero gracias a Dios con mucha voluntad y con esfuerzo, nos fue muy bien, a la semana vendía hasta una docena de marranos. Me di a conocer, luego pasó el tiempo, vendí mi casa y compré el restaurante que empezó muy pequeño. Mi esposa y yo madrugábamos, molíamos y armábamos arepas, y juntos le metimos mucho esfuerzo y así el negocio, que era muy pequeño, fue creciendo poco a poco. Teniendo voluntad, arranque y disposición para las cosas, todo se logra".

Le puede interesar: Marketing digital, desafío de los restaurantes del Quindío

Gustavo Zuluaga, hijo de los propietarios, manifestó: “Estos 41 años significan una anualidad más de logros, dedicación, constancia y perseverancia de mis padres, que son los fundadores; es también un año más para agradecer a toda la gente que nos ha acompañado a través del tiempo”. 

Agregó: “Es el reconocimiento para todas las personas que nos han acompañado y apoyado y para los quindianos y turistas que nos visitan. Somos tres hermanos que estamos a cargo de la empresa, al frente de la parte administrativa con un equipo grande y con otras personas en diferentes áreas. Hemos crecido y mejorado en servicios, ofertas y variedad de experiencias”.

Lea también: “Para protegerla hay que conocer la palma de cera” Biólogo, Luis Fernando Pachón

Por su parte, Jairo Alonso Granada, encargado de servicio al cliente y el empleado más antiguo del restaurante, expresó: “Llevo 32 años prestando servicio a El Roble, donde me siento contento,  enormemente agradecido porque ha sido mi soporte. He visto el progreso de mi empresa y eso me llena de satisfacción. He contado con patrones de gran humildad y nobleza y unas excelentes administraciones que han sabido llevar este barco a buen puerto”.
 

Lorena Zata López
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net