Inicio / Economía / JUL 18 2020 / 3 semanas antes

Empleo decente y renta básica permitirían avanzar en la lucha contra la pobreza

Favorito

Autor : Karol Moreno García

Empleo decente y renta básica permitirían avanzar en la lucha contra la pobreza

En lo que se refiere a las condiciones de vivienda —calidad de paredes y piso—, el Quindío ha avanzado de forma significativa.

En 2019, Quindío registró una reducción del 4 % en pobreza multidimensional. 

En el más reciente informe del Dane, que estudia la pobreza multidimensional, Quindío registró disminución en el índice al pasar de 14.2 % en 2018 a 10.2 % en 2019. Sin embargo, la pandemia trae consigo una transformación de la realidad dada la crisis económica. 

La pobreza multidimensional mide las condiciones educativas —analfabetismo y bajo logro educativo—, condiciones de la niñez y juventud —inasistencia escolar, rezago escolar, barreras de acceso a servicios de cuidado de primera infancia, y trabajo infantil—.

También mide el trabajo —informal y desempleo de larga duración—, salud —sin aseguramiento y barreras de acceso—, condiciones de la vivienda y servicios públicos —sin acceso a fuente de agua mejorada, inadecuada eliminación de excretas, material inadecuado de pisos, material inadecuado de paredes, y hacinamiento crítico—.

El economista Juan Manuel Aristizábal habló con LA CRÓNICA sobre estos resultados y destacó que en lo que se refiere a las condiciones de vivienda —calidad de paredes y piso—, el Quindío ha avanzado de forma significativa. “Aunque en los hogares más vulnerables se siguen presentando problemas de hacinamiento”. 

Indicó que en general las familias pobres se enfrentan a una elección entre calidad y cantidad. “Cuando hay más hijos, cada uno de ellos tendrá menor calidad y eso parece estar creando, al menos en el departamento, un mecanismo generacional de pobreza, es decir que los pobres están generando hijos cada vez más pobres”. 

En contexto: Armenia: 4.500 hogares habrían pasado de la clase media a la pobreza en abril

En cuanto a la informalidad de la vivienda dijo que se ha avanzado. “Armenia tiene casi que cubiertas todas sus condiciones, al menos en el área urbana”. 

Trampas de pobreza

El experto expuso que la condición de pobreza no es permanente, lo cual se ha demostrado con datos. 

“En lo que en literatura económica nos referimos a trampas de pobreza, parece ser una hipótesis falaz, porque conseguir avances en la lucha contra esta es posible con la acumulación de pequeños pasos, para lo que primero se debe entender en profundidad los problemas específicos que afligen a esta población”. 

Advirtió que el enfoque de pobreza multidimensional o monetaria se basa en líneas donde si el ciudadano supera un umbral deja de ser pobre, desconociendo la realidad de lo que piensa esta población. “Creo que la solución tiene que ver con la comprensión de lo que realmente piensa o quiere un pobre, como la decisión de tener hijos, de enviar los hijos al colegio o invertir en salud”. 

Aristizábal acotó: “La literatura nos dice que como las personas no invierten en salud tienen menos fuerzas, son menos productivas, generan menos salario y eso les empieza a generar una trampa; otros dicen que la trampa viene desde el punto de vista de la educación, entonces no envío mi hijo a estudiar porque prefiero que genere ingresos para el hogar, pero como no estudia no es capaz de subirse a la escalera social y ahí nos quedamos. Esos enfoques no los calcula la metodología del Dane”. 
 

Trabajo estable, la línea entre la pobreza y la clase media 

Juan Manuel Aristizábal dijo que en el departamento aún hay algunas debilidades en términos de  pobreza monetaria —ingresos—, lo que tiene que ver directamente con los problemas de empleo y la inestabilidad de los mismos. 

“En ese sentido, un trabajo estable puede generar por sí mismo un cambio decisivo en las perspectivas vitales de cualquier persona. Creo que es importante tener un empleo estable, bien pagado, allí radica la diferencia entre los pobres y la clase media, hay una línea muy delgada y más ahora en tiempos de pandemia”. 

Sobre la actualidad, donde la población se ve envuelta en una crisis, el experto expuso que es claro que momentos como el que vivimos son más complejos para las personas más pobres. “Reducir el consumo es aún más doloroso para una persona que ya consume muy poco, esa es una situación que se ha valorado en menor medida”. 

Aristizábal argumentó en esta línea que la solución para avanzar en materia de creación de empleo decente, para una ciudad como Armenia, no viene de la mano de la industrialización, pues esta tiende a automatizar los procesos, por lo que no sería positivo potenciar un sector que acapara menos mano de obra dados los procesos de tecnificación. 

Le puede interesar: Desempleo juvenil sigue con prevalencia en Armenia; último registro con tasa de 39.9 %

“Los empleos que se busquen generar deberían estar pegados al sector servicio como comercio, turismo y salud, lo que nos permitiría enganchar mano de obra mucho menos cualificada, que es la que tenemos. Pensar en la reactivación desde el punto de vista del empleo industrial se hace mucho más costoso en términos de dinero y tiempo, porque no tenemos una mano de obra preparada para eso”. 
 

Posibilidad de renta básica en la lucha contra la pobreza

El economista quindiano Juan Manuel Aristizábal explicó que con la coyuntura actual, recuperar lo que se va a perder en términos de la lucha contra la pobreza tiene que ir de la mano con una renta básica universal, a la que cada colombiano que nazca debería tener derecho. 

“Hay suficiente evidencia para pensar que los programas de transferencias condicionadas —los subsidios del Estado— tienen mucho menos efecto sobre la pobreza. Primero está el asunto de la focalización, no tenemos claro si el puntaje es 70 o 71 queda por fuera del programa, pero cuál es la diferencia desde el punto de vista de la calidad de vida de esas personas; mucha gente no participa porque tiene que cumplir unas condiciones”. 

Acotó que aunque estas políticas han hecho mucho por la reducción de la problemática, la renta básica universal permitiría que todos, independientemente de ricos o pobres, puedan tener ese recurso, para lo que la discusión de fondo es cómo financiarla, porque sería muy costoso para el país. 

“Ante la dificultad de generar empleo, la incertidumbre con la vacuna, me imagino que el país optará por una renta básica universal. De hecho el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, ya se refirió a esto y parece ser una salida viable en términos de la reducción de la pobreza, incentivos al consumo y reactivación económica”. 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net