Miércoles, 08 Abr,2020
Judiciales / ENE 24 2020 / 2 months before

Empresario Felipe González podría recibir una pena máxima de 10 años de prisión

Empresario Felipe González podría recibir una pena máxima de 10 años de prisión

Luis Felipe González Arcila.

El quindiano, capturado con fines de extradición, deberá responder por los delitos de conspiración para operar un negocio de transmisión de dinero sin licencia y operación de un negocio de transmisión de dinero sin licencia.

El empresario quindiano Luis Felipe González Arcila fue capturado en Armenia con fines de extradición y según un documento publicado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, podría recibir una pena máxima de 10 años de prisión.

El organismo norteamericano explica que González Arcila,  quien tiene como uno de sus negocios las canchas sintéticas en la avenida Centenario de la capital quindiana, deberá responder por los delitos de conspiración para operar un negocio de transmisión de dinero sin licencia y operación de un negocio de transmisión de dinero sin licencia, “cada uno conlleva una pena máxima de cinco años de cárcel”.

Junto a González Arcila fueron arrestados cinco colombianos más y en el mismo proceso cayó también Amit Agarwal, un ciudadano indio que opera un negocio de electrónica de consumo al por mayor en East Hanover, New Jersey, EE. UU.

Según la comunicación de la autoridad internacional, desde al menos junio de 2018 hasta finales de 2019, Miguel Céspedes, Ómar Mogollón, Luis Felipe González Arcila, Iván Rojas Acosta, Álex Barrera Forero, David Ortiz Villamizar y Amit Agarwal participaron en esquemas para lavar fondos de ubicaciones en todo Estados Unidos a destinatarios en distintos lugares, entre estos Colombia. 

Vea también: Capturan con material de guerra a sujeto con proceso ante la JEP

“Entre otras cosas, el propósito de los esquemas era permitir a los clientes con efectivo, ubicados en los Estados Unidos, transferir el dinero a otros países, principalmente a Colombia, sin la necesidad de transportar físicamente la moneda de los Estados Unidos a través de una frontera internacional o depositar directamente grandes cantidades de efectivo en el sistema financiero legítimo”, reza el documento.

De esta manera, los dueños del dinero evitaban el riesgo de que las grandes cantidades de efectivo fueran detectadas en las fronteras internacionales y así evitar la activación de los requisitos de información financiera, mientras que quienes hacían el proceso de las transferencias obtenían un pago.

“Céspedes, Mogollón, González, Rojas, Barrera y Ortiz ofrecieron y ejecutaron múltiples contratos que requerían la recolección de fondos en todo Estados Unidos y la entrega de un valor correspondiente en pesos en Colombia. A cambio de su trabajo como corredores de dinero, recibieron comisiones”.


Relación con Amit

El documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos dice: “Amit fue el director ejecutivo de un negocio de productos electrónicos de consumo con sede en East Hanover, Nueva Jersey llamado Agarwal Electronics Business. Entre otras cosas, Agarwal Electronics Business exportó productos electrónicos de consumo a compradores de todo el mundo, incluso en Colombia. En relación con sus actividades comerciales, Agarwal Electronics Business mantuvo una cuenta bancaria en los Estados Unidos, controlada y operada por Amit —cuenta bancaria Agarwal—. 

Lea también: Por asesinato de Juan Pablo Jaramillo, cuatro condenados

Como parte del esquema, los fondos recaudados en los Estados Unidos de conformidad con los contratos ofrecidos por Céspedes, Mogollón, González, Rojas, Barrera y Ortiz se depositaron en una cuenta bancaria ubicada en los Estados Unidos —cuenta bancaria 1— y luego transferidos a la cuenta bancaria Agarwal. De conformidad con los contratos ofrecidos por los corredores de dinero, Amit acordó aceptar estos fondos en la cuenta bancaria Agarwal y también acordó aceptar fondos que habían sido transferidos a la cuenta bancaria 1 desde ubicaciones extranjeras, incluido México. Amit entendió que estos fondos eran ingresos de narcóticos y trató de repatriarlos a América del Sur, evitando el riesgo asociado con la detección de grandes cantidades de efectivo en las fronteras internacionales y evitando los requisitos de información monetaria impuestos por las leyes de los Estados Unidos.

Al recibir la confirmación de que los fondos recaudados con un contrato emitido por los colombianos estaban disponibles para depositarlos en la cuenta de Agarwal Bank, Amit organizó la exportación de productos electrónicos de consumo por un valor equivalente, a proveedores ubicados en Colombia. Los proveedores de electrónica de Colombia, a su vez, acordaron pagar los productos entregando pesos a un individuo en Colombia, quien luego entregó esos fondos a los corredores de dinero. De esta manera, los fondos recaudados en los Estados Unidos se remitieron a Colombia, sin requerir que se informaran, declararan o pasaran de contrabando a través de las fronteras internacionales.

Durante la ejecución del esquema, los agentes federales de aplicación de la ley que trabajan de manera encubierta y las personas que operan bajo la dirección de los agentes federales de aplicación de la ley, informaron a Amit que los fondos que acordó recibir en la cuenta bancaria de Agarwal de la cuenta bancaria 1, representaba el producto de la actividad del narcotráfico. Amit, sin embargo, continuó aceptando los fondos en la cuenta Agarwal Bank, mientras facilitaba los contratos de los corredores de dinero”.

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net