Sabado, 07 Dic,2019
Armenia / OCT 15 2018 / hace 1 año

“Este galardón es para los niños de la dieta Jaramillo, mis hijos intelectuales”: Hernán Jaramillo

Autor : María Fernanda Ramírez Tejada

“Este galardón es para los niños de la dieta Jaramillo, mis hijos intelectuales”: Hernán Jaramillo

En compañía de su esposa, el médico Jaramillo Botero agradeció a la junta directiva del Cordón de Los Fundadores por el reconocimiento a su vida de solidaridad.

El gran acreedor del máximo reconocimiento entregado por la alcaldía fue Hernán Jaramillo Botero, quien  dijo que el programa que lidera hace 52 años ha ayudado a millones de familias en el mundo.

Como un reconocimiento a su labor y el amor que profesa por Armenia, le fue impuesto el gran Cordón de Los Fundadores al médico Hernán Jaramillo Botero. La distinción, que cada año es entregada por el alcalde de la capital del Quindío, es el máximo galardón que hace la administración municipal en el marco de las fiestas de la ciudad. (En contexto: Hernán Jaramillo será condecorado con el Cordón de Los Fundadores)

“Le doy gracias infinitas a mi Dios por haberme dado la oportunidad de trabajar toda mi vida en favor de los demás. Agradezco con todo el alma la generosidad del señor alcalde, de su señora esposa y de todos por haberme entregado este hermoso y apreciado cordón. Este reconocimiento lo recibo en nombre de todos los niños de la dieta Jaramillo a quienes considero mis hijos intelectuales”, dijo Jaramillo Botero.

Vea también: Color, cultura y tradición, ingredientes del desfile Yipao Cuyabro 2018

Agregó que: “No hay duda que el programa le ha dado mucha felicidad y orgullo a millones de familias en todo el mundo, y le está dando, a toda la humanidad, seres inteligentes y sin odios, sobre todo”.
 

Sobre Jaramillo Botero 

La vida de Hernán Jaramillo Botero fue relatada por Gabriel Echeverri González, columnista y colaborador de LA CRÓNICA, en su serie de artículos "Me encontré en la vida con" (Lea: Me encontré en la vida con Hernán Jaramillo Botero):
 

Notable médico y gran ciudadano nacido en Calarcá el 8 de mayo de 1934. Sus padres Horacio Jaramillo Jaramillo y Esther Botero Uribe, calarqueños con ancestros en Abejorral y La Ceja. Seis hermanos: Horacio, Hugo, Héctor, Huberto, Esther y Martha Lucía. 

Hizo sus estudios elementales en la escuela Atanasio Girardot, que terminó en 1945 y culminó su bachillerato en 1951, en el colegio de los Hermanos Maristas en Bogotá. Se graduó con honores como médico cirujano de la universidad Javeriana en 1957 y al año siguiente realizó su internado en el hospital San Juan de Dios, en Cali, hasta diciembre de 1958.

A principios de 1959 viajó a Estados Unidos, permaneció un año en el Providence Hospital Washington, cursando su residencia en cirugía. De 1960 a 1965, cursó cirugía cardiovascular de tórax en Tennesy University y en 1966, durante seis meses especializó sus estudios científicos en Hannexman Medical College de Philadelfia. Regresó a Colombia, no obstante que la última universidad quería retenerlo en su servicio clínico.

Contrajo matrimonio con la distinguida dama Doloritas Jaramillo. Dos hijas: María Clara y Esther Lucía. Cuatro nietos: Ana María, Gabriel, Camilo y Manuela.

Durante su estadía en el Quindío trabajó de manera altruista en La Misericordia de Calarcá. Más de 35 años de ardua actividad médica, un número cercano a las cuarenta mil operaciones. Por años ejerció su admirable labor gratuitamente y a veces, fue notoria la oposición de algunos médicos de la ciudad y del departamento.

Su temprana conciencia social se acrecentó en el contacto diario con la desnutrición y la miseria de los niños y adultos mayores. Producto de sus estudios superiores y de su sensibilidad, Hernán puso en práctica la dieta Jaramillo, que parte de la base de que no se debe consumir leche de vaca en ninguna presentación. 

Contribuyó con sus luces al avance médico y clínico de la facultad de Medicina de la universidad del Quindío, inclusive fue decano y diseñó los currículos por sistemas. 


El pasado 29 de junio, Hernán Jaramillo Botero recibió la Orden del Quindío en el grado de Gran Cruz, porque hace 52 años distribuye gratuitamente con la dieta Jaramillo, llamada con cariño como ‘la sopita inteligente’, con la que busca enseñarle a las madres una forma de alimentación sana y libre de químicos, para que sus bebés se conserven saludables e inteligentes. (Vea: Sopa Jaramillo, el alimento nutritivo para recién nacidos)
 

Otras distinciones por parte del concejo


Carolina Londoño, medalla de Mérito Cívico

La medalla al Mérito Cívico fue otorgada a Carolina Londoño Idárraga, ingeniera de sistemas egresada de la universidad del Quindío, bachiller del colegio San Francisco Solano y quien a través de un trabajo desinteresado por medio de la fundación Corteza Terrestre, organismo de la cual es miembro-fundadora, ha desarrollado una labor continua que incluye educación a la comunidad en torno a la protección de los animales y el medio ambiente. Igualmente, se ha dado a la tarea de planear estrategias para el sostenimiento de la Fundación y del Hogar de Paso para animales domésticos abandonados y maltratados que desde allí se coordina. Este activismo por la vida representado en cerca de dos décadas de continuas labores, le han merecido un amplio reconocimiento entre la ciudadanía y distinciones de diversa índole en la región y el país.

Marcela Ramos, medalla al Mérito Comunitario

Como una exaltación a sus labores, la medalla al Mérito Comunitario le fue entregada a Marcela Ramos Melo, líder comunal y exedil de la comuna 1 en Armenia. 

Nacida en la capital quindiana, obtuvo su diploma de bachiller en el Instituto Bosques de Pinares y cursó estudios no terminados de derecho en la universidad La Gran Colombia, en la actualidad adelanta formación académica en administración pública en la Esap. Lo valores que llevaron a su postulación y designación tienen como soporte las tareas por ella realizadas en pro del progreso de la ciudad desde lo comunal, el interés por que las nuevas generaciones generen sentido de apropiación por su terruño, la realización continua de un trabajo desinteresado y despojado de pretensiones personalistas, el liderazgo manifestado en cada una de sus actuaciones y el ejemplo en que se ha constituido dentro de los colectivos comunales de la capital quindiana. En lo personal, entendió que como mujer y como líder social, el liderazgo se trata de estar siempre ahí para ponerlo al servicio de sus conciudadanos.
 
Fredy Barrera, medalla Jesús María Ocampo

A Fredy Wilson Barrera Franco le fue impuesta la medalla Jesús María Ocampo. El galardonado es profesional de la medicina con postgrado en siquiatría y diversas especializaciones en el área de la salud mental y cirugía. Fundador y socio de instituciones, fundaciones y asociaciones relacionadas con la atención a la salud y la familia.

Con múltiples reconocimientos en áreas empresariales y de servicio social, obtuvo exaltaciones y notoriedad pública por su desempeño al frente de la clínica El Prado de Armenia y otros organismos de corte social. Es una persona con calidez humana, solidaria, responsable, honesta y proactiva que antepone siempre los valores y un alto sentido de pertenencia por lo que hace; con destacados procesos de liderazgo y procedimientos organizacionales y grandes logros a partir del trabajo en equipo con enfoque hacia la calidad de los servicios, buscando siempre la satisfacción de los beneficiarios de sus acciones.
 

María Fernanda Ramírez Tejada 
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net