Domingo, 15 Dic,2019
Deportes / JUL 23 2019 / hace 4 meses

“Hay que seguir trabajando, quedan muchas pruebas por delante”, Alberto Súarez

“Hay que seguir trabajando, quedan muchas pruebas por delante”, Alberto Súarez

El próximo martes enfrentarán a Bogotá F.C., a las 7:45 p. m., en la capital colombiana.

El Deportes Quindío derrotó a Boyacá Chicó 3-0 en su debut del Torneo Águila 2019-II, con anotaciones de Henry 'El Indio' Hernández —tiro penal al minuto 65—, Dany Santoya, al 77; y Jairo Roy Castillo, en el primer minuto de reposición del segundo tiempo.

El elenco dirigido por Alberto Suárez sumó los primeros tres puntos con el firme propósito de ascender. El próximo partido será el martes 30 de julio a las 7:45 p.m., como visitante, ante Bogotá F.C. 

Vea también: Diego Martínez, talento de la región para el arco del Deportes Quindío 

El técnico explicó que fue positivo arrancar ganando frente a un rival directo como Boyacá Chicó y que el inicio es esperanzador. Sin embargo, el acompañamiento de la hinchada cuyabra al estadio Centenario fue pobre.

"Al analizar objetivamente el trámite del juego surgen varias reflexiones. La primera es que tuvimos momentos de dificultad en los que el equipo demostró madurez y los controló. Las complicaciones inicialmente no fueron en la fase defensiva pero sí estuvieron presentes en la generación de juego y el ataque, esto puntualmente en la primera parte del juego. No fuimos claros en la tenencia de la pelota y en los procesos de asociaciones que han caracterizado al equipo”, afirmó Suárez.

El estratega agregó que el comportamiento histórico del equipo ha estado marcado por el vértigo, generando muchas opciones de gol que no se concretaban. “En el choque frente a Boyacá Chicó no fuimos efectivos en la tenencia de la pelota y en ser agresivos en ataque. Ese vacío se compensó con actitud y seriedad al momento de defender”.

También fue enfático al explicar que eran conscientes en lo que fallaban, corrigieron y de esto destacó otro punto positivo: “Actualmente el Deportes Quindío tiene un volumen de alternativas importantes cuando se deben realizar cambios, lo que dependerá de la interpretación de las condiciones y retos que imponga cada rival y partido”.

Lea también: “La meta es ser exitosos y ascender”, Alberto Suárez, DT del Deportes Quindío


Un ejemplo claro de esto fue el cambio de Roy Castillo por Júnior Rangel, sustitución que revitalizó el ataque del equipo. El Deportes Quindío fue más ofensivo, frontal y contó con variantes en el juego, creando espacios en campo del Boyacá Chicó que supo aprovechar.  

Se consiguieron los goles, con jugadas elaboradas, más allá de la del penal. Hay que reconocer que al final del encuentro entramos en un bache y la defensa, que había sido el fuerte del primer tiempo, se mostró desconcentrada, perdimos el orden, se realizaron un par de lecturas erróneas y Boyacá Chicó estuvo cerca de descontar”, aclaró Suárez.

Ante estos momentos de confusión, el técnico expresó que Diego Martínez fue clave con intervenciones salvadoras. “Es positivo tener en arquero jerárquico, que salva y ayuda en eso momentos comprometedores. Contamos con dos grandes porteros, dupla que completa Miguel Vargas, que en su momento le darán la mano al equipo”.

Suárez concluyó que hay que seguir trabajando, que este es apenas el primer partido y que les quedan muchas pruebas por delante. Sobre Bogotá F.C., rival al que enfrentarán el próximo martes, afirmó que es complejo, que el contrincante se renovó para este torneo y que la altura bogotana se debe tener presente. “Ellos realizaron un muy buen final en el torneo pasado y en su debut de este semestre ganaron en condición de visitante, 1-0 frente a Atlético F.C:, en Cali”. 

Le puede interesar: El Deportes Quindío presentó ocho refuerzos para volver a la A


Bogotá F.C., el próximo rival

Para encarar el segundo encuentro de este semestre, Suárez comentó que hay que remodelar el trabajo esta semana y seguir creciendo como equipo, con el objetivo de sacar buenos resultados. Dijo que no se pueden confiar frente a esta nueva prueba y que la afrontarán como una final, siempre pensando que cada paso es vital para lograr el objetivo final que es ascender.

"Mientras he sido técnico del Deportes Quindío el equipo ha respondido muy bien en la altura, solo perdimos un partido y en el resto sacamos grandes resultados. Esperamos que esta no sea la excepción”, dijo.

Antes de enfrentar el partido del martes, el equipo continuará con el trabajo metodológico planteado. Esta será una semana de choque, muy parecida a la pretemporada, en la que los procesos de adaptación física siguen en curso y en el que varios jugadores deben ponerse a tono. Será un microciclo de cinco o seis días, con un total de nueve sesiones adaptativas de trabajo físico y táctico.

Sobre el desplazamiento a la capital colombiana, Suárez contó que “lo más probable es que estemos viajando el mismo martes en la mañana, ya que el partido es en horas de la noche y así mitigamos el efecto de la altura. Siempre hemos manejado que llegamos a las ciudades altas el mismo día del enfrentamiento, esto nos ha traído muy buenos resultados. Tendremos el suficiente descanso para afrontar el encuentro”.


Miguel Jaramillo Ángel
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net