Jueves, 14 Nov,2019
Medio ambiente / AGO 29 2019 / hace 2 meses

Humo de los incendios amazónicos llegaron hasta Uruguay

Aunque las zonas más afectadas de la Amazonía están en Brasil y Bolivia, Colombia también está deforestando intensamente su territorio amazónico.

Humo de los incendios amazónicos llegaron hasta Uruguay

Foto : CIRA / RAMMb

Las noticias llegadas desde la cuenca de La Plata dejan en claro que los incendios en la Amazonía no son un asunto de solo los países amazónicos. De acuerdo con medios locales uruguayos, el humo de los incendios forestales llegó al país oriental este fin de semana, y podría causar lluvias ácidas

Vea también: Cumbre del G7 acordó ayudar a países afectados por incendios en la Amazonía

El viernes pasado e Instituto Uruguayo de Meteorología, Inumet, ya había anunciado a través de Twitter que en los siguientes días el humo de los incendios llegarían al Uruguay como consecuencia del "flujo del viento del sector norte". La predicción finalmente se cumplió a inicios de esta semana. 

 


Según Inumet esta no es la primera vez que este humo proveniente de incendios en la Amazonia llega a Uruguay. "Durante la primera quincena de agosto, debido a la circulación atmosférica, el humo llegó a Uruguay persistiendo durante varios días como un velo grisáceo", subraya el análisis meteorológico. 

Le puede interesar: Alertan que Colombia está bajo la amenaza de múltiples incendios forestales
 

Lluvia ácida

Así mismo, el meteorólogo Nubel Cisneros explicó en un noticiero local que los vientos empujarían el humo hacia otras regiones más al sur del Uruguay durante los siguientes días. Finalmente, del jueves las lluvias contribuirán a la disipación de estas nubes, pero con un desagradable efecto secundario: "Esto genera lluvia ácida que daña, al Agro", dijo Cisneros, quien explicó que la lluvia se contamina al entrar en contacto con ese humo, y arrastra esos contaminantes hacia el suelo.
 

Para que el sol se nuble se tiene que estar prácticamente dentro del incendio"


Sin embargo, no todos son de la misma opinión. El meteorólogo Juan Luis Pérez García, de la compañía Nimbus, relativizó el alcance del fenómeno de las nubes de humo. "La condición de humo atmosférico en agosto es común", dijo a Radio Oriental. "Para que el sol se nuble se tiene que estar prácticamente dentro del incendio", apuntó. 

Lea también: Colombia propone proyecto regional frente a catástrofe ambiental en Amazonas

Luego el especialista explicó que en esta época del año las nubes eran muy bajas y “arriba del 90% de la humedad en la mañana". "Las partículas en el aire están viniendo del norte argentino y de Paraguay, pero para que se tape el sol se tiene que estar muy próximo", detalló Pérez García, recordando que "el viento está en constante circulación", por lo que la atmósfera "se limpia rápidamente". 

Recuerde: Por declaraciones sobre deforestación, Bolsonaro retira a director de agencia espacial brasileña

Como se recuerda, en los últimos 25 días, una serie de incendios se han estado presentando en toda la Amazonía, principalmente en Brasil y Bolivia. Según reportan medios brasileños, la mayoría de los incendios fueron provocados para crear tierras que luego serán usadas para la agricultura, aunque es ilegal en esta época del año precisamente por el riesgo de incendios. 

Las imágenes de satélite analizadas por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales, Inpe, detectaron más de 72.800 focos de incendios en la región entre enero y agosto: un 83% más que en 2018. Además, se perdieron un total de 7.500 kilómetros cuadrados de bosque en 2018, un área casi un 65% más grande que en 2017. (Lea: El número de incendios en Brasil hasta agosto es el mayor en siete años)

Aunque las zonas más afectadas de la Amazonía están en Brasil y Bolivia, Colombia también está deforestando intensamente su territorio amazónico. Esto lo evidenció el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, que reveló en su boletín trimestral cómo el 75% de la deforestación presentada en Colombia se concentra en la región sur del país. Un número bastante alarmante, aunque en el 2017 el daño fue un 10% mayor. (Lea: La Amazonía brasileña está en la mira, pero el caso de Colombia no es mejor)
 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net