Inicio / Al descubierto / JUL 22 2020 / 2 semanas antes

Jairo Alberto, un crítico de lápiz y de palabras

Favorito

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Jairo Alberto, un crítico de lápiz y de palabras

La vida de Jairo Alberto Álvarez Osorio se resume en hacer caricaturas.

El caricaturista calarqueño Jairo Alberto Álvarez Osorio siempre ha usado sus dibujos como una manera de protestar y de criticar lo que, a su juicio, no está bien hecho en esta sociedad. Conforme dibuja también habla y lo hace sin pelos en la lengua para expresar lo que siente y piensa sobre diversos temas de la actualidad. 
La megaminería, la fumigación de los cultivos de aguacate hass, la forma como se hace el turismo en Quindío y la corrupción estatal son asuntos que lo molestan y de los cuales siente que no puede quedarse callado. Aunque trabajó para diversos periódicos impresos, en la actualidad, cuando cuenta con 66 años, solo publica sus mordaces caricaturas en sus redes sociales. Sobre los temas mencionados le dio su punto de vista a los lectores de LA CRÓNICA. 

¿Qué le preocupa en este momento de la actualidad nacional? 
Siempre ha habido pobreza y corrupción en este bendito país, para mí es tenaz que una persona en el gobierno aproveche su situación para robar plata de la gente del pueblo y eso no está bien y siempre lo criticaré. Cuando empecé como caricaturista en El Tiempo, me llamaban las fuentes y me informaban de todo lo que pasaba. Pero obviamente antes de criticar o de insultar a alguien, yo me curaba en salud averiguando si era verdad o no. En el periódico lo hacía así, pero ahora que estoy independiente ya me queda más complicado y me contengo mucho por eso, porque las fuentes a veces no son fiables y uno no tiene manera de confirmar esos rumores que van y vienen. Pero a veces hago como el torero: invito a la faena. Me han llamado y me han dicho que no les gusta lo que publico en Facebook. 

¿Cómo le ha ido con esas publicaciones? 
Yo no pensé que lo que publicaba tenía tanta acogida. ¡Qué barbaridad! Me han escrito personas de España, Puerto Rico, inclusive de Rusia y eso es muy bonito, porque lo último que recibí fue el mensaje de una rusa que en su idioma me contaba que le gustaba lo que yo hacía, eso para mí es un halago. 

¿Qué opina del actual panorama de la megaminería en Salento? 
Me da mucho pesar y tristeza que estos personajes poderosos digan que las infraestructuras se hacen sí o sí a pesar de la naturaleza, el medio ambiente, la fauna y la flora. Eso a mí me mata, me indispone porque yo quiero mucho la naturaleza. Ese es un punto en el que yo no doy mi brazo a torcer y lo critico muy duro. 

¿Cuál fue su experiencia con un empresario español de aguacates? 
Me escribió de una manera muy decente, no puedo decir que me ofendió, me decía que no era colombiano ni chileno, sino un empresario que compraba aguacate hass por toneladas, y me hizo saber que no entendía por qué yo criticaba tanto la fruta, si eso ponía a trabajar a la gente, si era una gran ayuda para el campesino y le daba recursos a la nación. Me estaba diciendo todo lo bonito y el mismo mensaje embustero que dan todos los corruptos. Pero este señor no me comentó la tragedia que esto genera porque al fumigar estas plantaciones cada mes o cada 2 meses, todas las abejas que hay alrededor se mueren, así de sencillo, a eso tienen que echarle cantidades impresionantes de agua y sí hay una fuente cercana la secan o la envenenan y eso es un mal para la región. Todo eso lo tengo claro y lo critico con fuerza, con humor, con alma, vida y sombrero. 

Vea también: Yudy Pauline, la patrullera que no le teme a los retos

¿Usted conoció un caso así en Peñas Blancas?
Sí, antes de la pandemia estuve de paseo allá y el dueño me contó que había puesto bastantes colmenas en todo el lugar, pero tenía un vecino que había tumbado todo el bosque para sembrar aguacate hass y como estaba crecidito, empezaron con la fumigación. Al día siguiente todas las abejas de Peñas Blancas aparecieron muertas. Eso no fue porque hizo sol, porque llovió o porque cayó un rayo. ¡No! Hay una causa, una sospecha, tiene que ser eso, no hay de otra.

¿Por qué le gusta tanto la arriería? 
No sé, es una pasión que tengo desde niño, yo veía a un arriero y me encantaba, lo seguía, me gustaba cómo le ponía las herraduras a las mulas o decía groserías, me encantaba ver esa informalidad. Eso era un aspecto de la vida que a mí me impactaba. Yo crecí con eso, pero me formé en Bogotá y a los 14 años esa idea de los arrieros me seguía rondando. Ya cuando regresé a mi tierra, como no tenía jefes que me dijeran qué tema publicar, empecé a darle rienda suelta a esa pasión interna y me fascinó la vida de Marquitos, el arriero que había antes en el Parque del Café, que tenía su indumentaria, sus mulitas y la gente se tomaba fotos con él, yo me retraté con él. Luego se perdió por un tiempo y apareció en un restaurante del parque del Cocora con su actividad de arriería, pero como atractivo para el turista. Luego, se enfermó y se murió. Me dio muy duro la muerte de Marquitos. Sin pedirle permiso a nadie, tomé el personaje y le hice una caricatura y seguí trabajando con él en mi espacio. Se hizo viral defendiendo al departamento, las montañas, la cordillera, los bosques, era complejo dibujarlo, yo me demoraba mucho haciéndolo por todo lo que tenía. Trabajé con él 2 años y entre comillas lo puse enfermito y se murió del corazón por tanta pelea desigual y por tanta injusticia con el medio ambiente, entonces dejé de sacarlo. Esa es mi historia de los arrieros. 

¿Por qué no está de acuerdo con el turismo que se hace en Quindío? 
Uno no sabe si el turismo es bueno o malo. Cuando se hace de manera desordenada ocurre lo que pasa en Salento. Por ejemplo, si uno va a ir a ese municipio o a Filandia un fin de semana, es complejo por toda la gente que va. No sé si Pijao o Buenavista están en esas condiciones, pero en vez de ayudar, eso deteriora los caminos, produce trancones y esa es la parte que no comparto. El turismo debe estar muy bien planeado. ¿Cómo? Ni idea, no sé, pero en esos desórdenes se acaba con la naturaleza, se daña los bosques. 


Temas Relacionados: Caricaturas Arte Opinión

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net