Viernes, 18 Ene,2019

La Salida / ENE 12 2019 / Hace 6 Dias

Jorge Mario Ortiz, creador del Jazz Club del Quindío

De manera independiente ha difundido y apoyado el género en la región.

Jorge Mario Ortiz, creador del Jazz Club del Quindío

Es un apasionado del jazz e interpreta guitarra desde los 13 años.

Jorge Mario Ortiz, docente de música y guitarra jazz en el Instituto de Bellas Artes de la universidad del Quindío, fue el creador del Jazz Club del departamento, además apoya de manera independiente a diferentes estudiantes que se interesan por el género y ha logrado un gran crecimiento de esta música en el Quindío.

¿Hace cuánto interpreta la guitarra?

Agarré la guitarra por primera vez a los 13 años y ahora tengo 32, quiere decir que hace 19 años.

¿Su gusto por el instrumento nació por alguna influencia familiar?

Mis papás me inscribieron en Bellas Artes, el lugar donde ahora soy profesor. Había muchos instrumentos pero solo conocía la guitarra porque un vecino llamado Roberto la tocaba de manera empírica y pensé que me la podía prestar y ahorrarme el dinero.

¿Cuál es la relación que tiene con la guitarra eléctrica?

Es una relación muy íntima, la guitarra eléctrica es mi pasión, me da mucha emoción sacarla del estuche, afinarla, colgármela y conectarla. Es como cuando un niño abre un regalo, eso siento cada vez que la agarro y además escucharla amplificada, para mí es como un viaje sonoro.

¿Qué géneros interpreta en este momento?

Toco blues, tengo un grupo que se llama Cafeto Blues, donde hacemos música de improvisación. También soy amante a estudiar jazz, me gusta leer, viajar y conocer sobre este género,  me apasiona.

Recomendado: Blues para despertar: el proyecto que le da al blues un aroma de café

¿Cómo nace el interés por el jazz?

Sucedió en Argentina, cuando entré a un instituto a estudiar sobre música clásica. Di con esa escuela por el gusto que tenía por un profesor muy rockero, que es precisamente el guitarrista de Therion, en la primera clase que lo vi, fue genial, pero me di cuenta que entendía todo lo que estaba haciendo, las escalas, las técnicas, ya eran familiares para mí. Al otro día, en la clase de jazz con otro maestro, fue impresionante, un sonido espectacular, pero me pasó lo contrario, no entendía nada de lo que estaba haciendo, ni los acordes, ni las escalas, ni nada, es como si nunca hubiera visto una guitarra en mi vida. En ese momento nació un interés en mí por aprender más a manera de reto, me obligaba a mí mismo a escuchar jazz durante el tiempo que estuve viviendo en Argentina, así me pareciera aburrido al principio, me sentaba a escuchar un disco y me daba sueño, pero luego aprendí a cogerle amor y eso me abrió el espectro sonoro.

¿Cómo empieza el grupo de jazz en el Quindío?

Después de regresar de Argentina, yo quería seguir por la línea del jazz, me encontré con un profesor que interpreta y enseña el bajo en el Instituto de Bellas Artes, Juan Gregorio, y se nos ocurrió la idea de armar un grupo que se llamó el Armenia Jazz Band y empezamos a experimentar. Tuvo una crecida gigantesca, nos invitaban a todos los pueblos a tocar. Después ingresé al instituto a dar clases de jazz, es como si hubiéramos creado un movimiento en torno a ese género en la región.

¿De qué se trata la Navijazz?

Es un encuentro que hacemos desde hace 7 años a finales de diciembre, el 28  o 29. Nos reunimos en un café con varias bandas e interpretamos jazz, este año, por ejemplo, lo hicimos en Jardín Bolívar. Llegan invitados de todas partes del país. Yo hacía todas las invitaciones y la difusión. Al ver que todo estaba funcionando bien y que las personas tenían interés en el género, decidí crear el Jazz Club.

¿Cómo fue el inicio del Jazz Club?

Fue algo impresionante, la inauguración fue durante 8 días en un café de unos amigos, donde no cabía la gente. Luego cada semana nos volvíamos a reunir, yo hice la inversión para todos los instrumentos porque no había mucho apoyo. El progreso fue increíble, muchos músicos empezaron a crecer, empezaron de cero, siendo mis alumnos y ahora, algunos de ellos en Berklee College of Music, uno de los institutos más importante del mundo y otros también en universidades prestigiosas.

¿Qué es el jazz para usted?

El jazz es libertad, porque en la música a veces tenemos que hacer cosas muy rígidas y que suenen exactamente igual y con el jazz no pasa eso, es música de improvisación, de expansión de la mente. El jazz te deja demostrar tus emociones, si un día estás triste, va a sonar de determinada manera, si al otro día estás feliz, sonará diferente.

¿Cómo ve el talento quindiano frente al jazz?

Los músicos en el Quindío son impresionantes, cantantes, guitarristas y demás que siempre llevan el nombre del departamento en alto, espero que algún día se dé algún pregrado en música, que se le pueda dar más crecimiento y potenciar el talento y espero poder seguir colaborando más a todas estas causas. También sería bueno obtener más apoyo y así poco a poco aumentar el nivel.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net