Inicio / Al descubierto / ENE 17 2018 / 2 años antes

Juan Esteban Peña Serna: “Soy feliz jugando baloncesto”

Favorito

Autor : Adriana Patricia Matiz Ramírez

Juan Esteban Peña Serna: “Soy feliz jugando baloncesto”

Casi siempre juega con dos rivales que lo marcan y su destreza es mayor para evadirlos, sin cometer faltas. Foto: John Jolmes Cardona / LA CRÓNICA

Disciplinado. Invierte todo su tiempo y esfuerzo para superarse a sí mismo. No tolera las injusticias. Es un ejemplo de juego limpio.

Llegar hasta la instancia de la NBA, que es la liga estadounidense de baloncesto profesional, es su mayor sueño. Cursa décimo grado y se recupera de una lesión en la tibia y el tobillo de su pierna derecha.  Pequeño en estatura y grande en habilidades deportivas. Recochero y con temperamento fuerte.
 

¿Cuéntenos generalidades de su vida?

Tengo 15 años, nací en Cali y a los 6 años, por razones de trabajo de mi papá Carlos Alberto, mi familia llegó a vivir en el Quindío. Mi mamá, María del Pilar, que es nacida en Armenia, es quien siempre me acompañó hasta los 13 años a los eventos deportivos.  Mi hermano Carlos Alejandro es un apoyo. 

¿Cómo y con quiénes se divierte?

Con mis mejores amigos del colegio, que son Nicolás Posada y  Juan Pablo García. Con ellos juego play, vemos videos, salimos a comer, hablamos y vamos a cine. Son actividades sanas y entretenidas.

¿Cómo es en el campo académico, en qué colegios ha estudiado?

En el Nuevo Gimnasio Cristiano de primero a tercero de primaria, allí no había deportes y a mí ya me interesaba este mundo. Luego me matricularon en el San Luis Rey, donde estuve hasta séptimo grado y desde octavo, asisto al Gimnasio Contemporáneo. Sé que el estudio es vital, mi promedio es de 8.  

¿Razones para escoger el baloncesto como disciplina deportiva’?

En principio, como hasta los 7 años no fue así, me gustaba el fútbol. Entonces mi papá, quien fue selección Valle de baloncesto, me inscribió en Maes Sport, con la invitación para que yo probara. En esa época  se entrenaba martes y jueves de 4:00 a 6:00 p. m. y los sábados de 9:00 a 11:00 a. m. Durante el primer año  esta  práctica me llegó a lo más interno de mi ser.

¿Ser de baja estatura es impedimento para este deporte?

Muchas voces dicen que sí, yo creo que no.  Nunca ha sido limitación para desempeñarme como armador, que es mi posición,  y menos en el liderazgo como capitán. Mido 1.68 metros y con ese tamaño tengo dominio del balón, no me importa la altura del contendiente, estoy preparado para esquivarlo con juego limpio.  No es necesario medir dos metros para ser bueno.

¿Cuéntenos de su historia deportiva? 

He participado en la Copa Maes en el Quindío y en Popayán, Cauca. He tomado parte en dos copas Ponybaloncesto, quedando como campeones en el año 2016. También, en un torneo nacional intercolegiado y en cinco torneos nacionales  interligas con la selección Quindío de mi categoría, saliendo victoriosos en el año 2015.

¿Quiénes han influido en usted?

Destaco en primer lugar a Dios que me dio el talento y tesón para este deporte. Luego a mis entrenadores Dirseo Cuero, Marcela Castro y Manuel Erazo, cada uno en diferentes etapas vieron las capacidades y me exigen al máximo.

¿Cómo se lesionó la tibia y el tobillo de su pierna derecha?

En noviembre del año pasado, durante el último juego de un torneo piloto en la academia a la que asisto, caí mal luego de un salto para impedir un lanzamiento y me lastimé. Fueron unas vacaciones forzadas y se truncó mi idea de ingresar al gimnasio durante estos días.

¿Se queda con el baloncesto para el resto de la vida? 

Tengo esa firme intención, mis padres me apoyan y entreno y doy lo máximo para alcanzar la meta de llegar a las instancias de la NBA. Hace unos meses contacté al entrenador norteamericano, Abdul Malik Muhammad, a quien envié un video de mi desempeño como deportista. Otra gestión la hace mi tía Claudia Teresa en Houston, Texas, ante un promotor de jóvenes promesas deportivas para estudiar en universidades de Estados Unidos. Hasta ahora, en eso avanzan mis planes.

¿Meta para el año 2018?

Sé que hay gente rápida y mejor. Por eso, cuando vuelva a entrenar, dedicaré todo el esfuerzo para  optimizar mi promedio de puntos. Ese es el reto ahora.


Las mejores jugadas de Juan Esteban


Adriana Patricia Matiz Ramírez
LA CRÓNICA



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net