Jueves, 23 Ene,2020
Al descubierto / DIC 04 2019 / hace 1 mes

Katie James cantará con sabor a campo en Armenia

Katie James cantará con sabor a campo en Armenia

Katie James, artista

Su canción Toitico bien empacao le recuerda al citadino que vive gracias a la labor del campesino.

“¿Qué tal su café? ¿Cómo estuvo su aguapanela? ¡Qué buenas arepas las que prepara doña Rubiela! ¿Qué tal el ajiaco, con el frío de la mañana? Y el sabor de la papa que traje fresquita allí de la sabana”. Con esos recuerdos, olores y sabores del campo colombiano, empieza Katie James su canción Toitico bien empacao, que ha tenido más de 400 mil reproducciones en Youtube y que los quindianos podrán disfrutar  a las 7:00 de la noche de este miércoles, en vivo, durante la presentación que tendrá en la Casa Musical del Quindío
 


¿Quién es Katie James? 

Yo soy una cantautora angloirlandesa, radicada en Colombia desde los dos años. Mi familia se instaló en una finca en Tolima, donde crecí en una comunidad alternativa angloirlandesa y desde muy pequeña empecé a estudiar música. Estando allí escuchaba los ritmos que escuchaba mi familia, que eran muy anglos, country, música irlandesa, blues, jazz, pero paralelamente, nuestros vecinos empezaron a integrarse con nosotros y a compartir música colombiana, entonces desde niña escucho bambucos, pasillos, guabinas, torbellinos, carrangas. Eso terminó influenciando mucho la música que hago.  

Vea también: Yo raps, un grupo musical con 25 años de trayectoria

¿Cuéntenos un poco de la intención que plasmó en su canción Toitico bien empacao? 

Es hablarle a las personas de la ciudad e incitarlas a que no se desconecten tanto de nuestros orígenes: el campo, de los campesinos, porque siento que hay gente en lo urbano que está muy alejada de lo rural y desconoce de dónde viene nuestra comida y cuánto trabajo hay detrás de cada plato. 

También quise en esta canción hablar de muchos productos que se cultivan en el campo colombiano y que muchas veces ni siquiera llegan a las ciudades como la malanga y el chachafruto. Hice esta melodía porque yo misma cultivaba estos alimentos en el campo. La mitad de mi vida estuve allí y la otra mitad en la ciudad, entonces tengo como un poco de la visión de esos dos mundos que son tan contrastantes. 

Lea también: Nocturnal, mejor dueto de Colombia en música lírica, este viernes en Armenia

¿Por qué su familia decide radicarse en el campo colombiano, donde ha existido tanta violencia? 

Mi mamá —Jenny James— decidió venir a Suramérica porque estaba un poco cansada de Europa y quería vivir en un lugar en el que pudiera cultivar todo el año, ya que siempre ha estado muy metida en las huertas orgánicas con la idea de ser autosostenible. Entonces se hace más difícil en un país como Irlanda; aquí en Colombia se puede cultivar todo el año. Mis papás hicieron un viaje empezando por las islas Canarias, de España, Cabo Verde, después llegamos a Venezuela y cuando entramos a Colombia mi mamá dice que quedó encantada, que eso fue como amor a primera vista y hemos estado aquí desde entonces. 

Mi mamá no consideró desde un principio el asunto de la violencia, quedó encantada con los paisajes naturales y le pareció un lugar perfecto para el estilo de vida que ella quería, pero más adelante sí fuimos golpeados directamente por el conflicto interno de Colombia. 

Le puede interesar: Armenia Canta, fundación que educa musicalmente a niños de escasos recursos

¿Entiendo que esas situaciones de dolor le llegaron cuando, siendo niña, le mataron a dos personas cercanas? 

En ese momento teníamos dos fincas, una en Tolima y otra en Caquetá, esta última quedaba en la zona que luego declararon de despeje. Nos desplazaron de allí en 1998 y nos fuimos luego para Tolima y al año siguiente nos sacaron de ahí. Nos fuimos a vivir a una finca prestada en Tabio, Cundinamarca, y fue en el año 2000 que asesinaron a mi sobrino y a un cuñado que se llamaba Javier Novoa. A ellos los asesinaron por regresar a la región de donde fueron desplazados a despedirse de sus amigos de infancia. 

¿El duelo que le causó el crimen de estos seres queridos lo desahogó componiendo canciones? 

Venía componiendo desde los 13 años, pero naturalmente después de algo así, que afectó a toda la familia, creo que los siguientes años yo solo componía sobre esos temas, porque se volvió el asunto central de mi vida, el hecho de lidiar con ese duelo. En 2003 hicimos el primer disco con mis hermanas en Popayán, que se llama Semillas de paz, y llegó el momento de dolor más fuerte como una forma de esperanza y de volver a vivir y permitirme ser feliz. 

Recomendado: Cacao, canción de David Mai inspirada en una mujer hermosa

¿Qué pueden esperar los quindianos en el concierto que va a presentar este miércoles? 

Es un concierto acústico a dos guitarras, junto a Camilo Giraldo, que es un guitarrista increíble de Pereira. Son canciones mías, la gran mayoría, hago unas melodías colombianas también, pero principalmente son composiciones propias y la mayoría con una sonoridad latinoamericana y con un par de temas en inglés que tienen más ritmos de blues. Es un concierto muy cercano, íntimo, donde le hablo a la gente y le cuento mis historias y las que hay detrás de cada canción. 


Héctor Javier Barrera Palacio
LA CRÓNICA


 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net