Miércoles, 14 Nov,2018

La Salida / MAY 08 2018 / Hace 6 Meses

“La gente es masoquista, le gusta ver películas y morderse las uñas”: Jairo Pinilla

Jairo Pinilla, director de cine de terror, habló con LA CRÓNICA sobre su trabajo y las razones que lo tienen en este “sitio fascinante”. 

“La gente es masoquista, le gusta ver películas y morderse las uñas”: Jairo Pinilla

50 películas aproximadamente ha rodado Pinilla.

Jairo Pinilla es el director de cine colombiano más importante en el género de terror. Nació en Cali el 21 de agosto de 1944, es también ingeniero electrónico. Llegó al Quindío para acompañar el rodaje de Madre Monte, cortometraje de ficción apoyado por el Fondo para el Desarrollo Cinematográfico. En su primera visita al departamento lo calificó como un sitio fascinante y muy organizado.

Es pionero en casi todas las incursiones cinematográficas que ha hecho en el país. Qué mago, primer corto con película reversible blanco y negro y sin sonido, donde se encuentran por primera vez efectos especiales; primero en hacer cortometrajes con todos los requerimientos de un largometraje, hizo la primera película hablada en inglés Triángulo de oro, la isla fantasma. La primera digitalizada, Por qué lloran las campanas. Su reconocimiento ha llegado a escenarios internacionales, siendo premiado en Milán, Italia, por su cinta Cita con la época. El año pasado recibió el premio Macondo a toda una vida. A pesar de ser uno de los directores más taquilleros en la historia del país, Pinilla manifestó que ha tenido muchos inconvenientes con la creación de sus películas por un embargo realizado por Focine, que lo dejó sin su patrimonio.

Recomendado: Astrid Franco Uribe, a través del vidrio, descubre un nuevo mundo

¿Por qué se interesó por el cine y específicamente el de terror?

Porque acá hay mucha comedia y programas de humor, pero nadie que se interese por este género de suspenso. Además, de acuerdo con una investigación que hice, la mayoría de gente es masoquista y le fascina llegar a una sala de cine, ver la producción y morderse las uñas. 

Siempre persigo que las partes finales de las películas vayan al clímax y que el final sea inesperado, si este es mediocre o malo todo el trabajo realizado se ha perdido.

¿Cómo logra el efecto de ‘asustar’ a las personas?

Los asusto con lo que a mí me da miedo. No me agrada ver un cadáver en un ataúd, cuando estaba pequeño el padre de un amigo se suicidó, el gran programa de la escuela fue ir al anfiteatro a ver el cuerpo, todos pasamos por turnos, seguía yo, nunca había visto un muerto y esa imagen se me quedó y me daba miedo incluso los ataúdes, le sacaba el cuerpo a pasar hasta por una funeraria, entonces dije, si a mí me da miedo esto, tiene que darle miedo a mucha gente, y escribí el primer guión, Funeral siniestro. 

A través del filme quise explorar el miedo que a mí me daba y transmitirlo a la pantalla, y por eso esa película tuvo un éxito bárbaro desde el principio, yo sin publicidad y sin un peso, el voz a voz fue suficiente para lograr lo que fue. Luego de esto una persona que tenía para invertir se me acercó y me dijo que si tenía algún guión y yo sin tenerlo le dije que sí.

Vea también: El instrumento, una extensión del cuerpo para los músicos

Me puse a pensar en otra cosa que me diera miedo, y resultó Área maldita, y es que a mí me sacan una culebra y me la ponen acá al pie y me subo a un poste. La producción se creó en un cultivo de marihuana y ella atacaba a los que consumían la sustancia.

¿Qué opina de la industria cinematográfica en el país?

Veo un peligro en el cine, puede llegar a desaparecer, porque lo están trabajando de una manera tan fantástica que se exagera y todo extremo es malo. Se están perdiendo las historias reales y positivas. Tiene que haber alguien que haga cine.

¿Ha recibido apoyo del Estado para el desarrollo de sus filmes?

En la vida he recibido apoyo por parte del Estado, tengo cierta edad y una cantidad de películas importantes y desafortunadamente no me voy a recibir pensión. 
Todo lo que hice me lo quitaron, está en poder del gobierno, en resumen, me esforcé por mi trabajo y lo único que he recibido, es que lo que hice me lo quitaron, se quedaron con mi patrimonio, que es también de Colombia.

Recomendado: Para recolectar fondos pro-gira por Europa, Teatro Azul tendrá funciones esta semana

A propósito del Estado y sus normas, ¿cómo le ha ido en el proceso de la nueva legislación de cine?

Todo tiene su más y menos, algunas de las normas se están usando para un entorpecimiento de la labor cinematográfica, los requisitos son absurdos, que no tienen que ver con el cine y esto crea traumatismos.

¿En qué otros proyectos está trabajando?

Siempre me ha gustado tomar la delantera en cosas que nadie hace, así como se ha destacado mi carrera, y en ese orden de ideas haré el primer filme colombiano en 3D, se llama El espíritu de la muerte.

¿Qué le hace falta por hacer?

Yo creo que la única forma que deje de hacer cine es cuando me saquen con los pies para adelante.

Le puede interesar: Sigifredo Ocampo y el monumento a los bomberos

Fue invitado para participar en un corto de ficción quindiano, ¿cómo se dio ese acercamiento?

Una de las cosas que hago en la vida es tratar de ayudar a las personas que están metidas en lo que a mí me gusta, el cine. Me encanta y me siento identificado, hablo con todos, no soy como otros que ya tienen un poquito de reconocimiento y no hablan con nadie, y Salento me necesita y acá estoy, veo que será una muy buena producción y tiene muchos elementos. Acá veo una calavera, una máscara y muchas personas que la meten toda para una buena labor. 

Un consejo para los cineastas de la región.

Uno no puede llegar a dirigir una película sino sabe lo que envuelve todo el contexto. El director no es el que más grite. Que todo extremo es vicioso, es muy bueno hacer efectos, pero no exagerar. Es muy bueno seguir contando historias, que no tenga que explicar después, se debe entender. Hoy en día no se entienden las historias. No abandonen el entusiasmo.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net