Inicio / Economía / JUN 11 2020 / 1 mes antes

“La reconstrucción económica de Armenia no se soluciona abriendo locales”

Favorito

Autor : Karol Moreno García

“La reconstrucción económica de Armenia no se soluciona abriendo locales”

En el 76.8 % de los micronegocios solo trabaja una persona y la mayoría son informales y cuenta propia.

Expertos señalan que en la capital quindiana hay una dinámica importante de micronegocios, pero estos no representan una generación significativa de empleos, por eso deben evolucionar a empresas.

La pandemia sin duda marca un hito en la historia de la humanidad, representa una pausa para reflexionar, para repensarse y aunque este momento ha implicado vivir dificultades económicas y sociales, también podría convertirse en una oportunidad para mirar con otros ojos el futuro y plantearse nuevas metas.

En el caso de Armenia se cuenta con el antecedente de ser una ciudad marcada por el desempleo, por la informalidad. Juan Carlos Vásquez Sora, académico y miembro de la Sociedad de Economistas del Quindío, SEQ, indicó que líderes políticos, gremiales y la ciudadanía en general deben entender que la reconstrucción económica de la ciudad no se trata simplemente de abrir más locales comerciales. 

“La reconstrucción económica comprende estrategias de mediano y largo plazo que le permitan a la ciudad aprovechar la coyuntura para hacer cambios de fondo en su estructura económica. De esta manera, se permite, por ejemplo, la evolución de los micronegocios a empresas, que generan un mayor valor agregado, con lo que sin lugar a dudas impactará positivamente el mercado laboral y generará una clase empresarial que permita el cambio que tanto necesita Armenia”. 

Según cifras del Observatorio Económico y Social de Armenia, herramienta creada recientemente por la secretaría de Desarrollo Económico municipal, en el segmento de micronegocios —que cuenta con máximo 9 trabajadores— se identificaron 27.823, de los cuales el 15.4 % corresponde a patrón o empleador y el 84.7 % restante a los trabajadores por cuenta propia.

“En la parte de los empleadores hallamos que los hombres doblan en proporción a las mujeres. Si se mide la formalidad como el pago de salud y pensión, se encuentra que solo el 12 % de los micronegocios serían formales y el 79 % informales. La mayor parte está concentrada en el área de servicios, totalizando el 50.7 %”.

En cuanto a la generación de empleo, en el 76.8 %  solo trabaja una personas, en el 18.2 %, 2 o 3 ciudadanos, y el 5.1 % cuenta con entre 4 y 9 trabajadores. Además, el lugar de operación suele ser la vivienda en la que habita, 34.6 %; en un local, 25.1 %, y ambulantes, 34.9 %.

Recomendado: “Lo que no se puede permitir es que la gente que no murió de COVID-19 se muera de hambre”

“Solo el 21.1 % de los micronegocios está inscrito en cámara de comercio y la mayoría aparece como persona natural. El 59.1 % de los micronegocios no lleva ningún registro contable, porque la mayoría manifiesta que no lo necesita”, dictamina el observatorio.

Ante este panorama, desde la SEQ reiteran la importancia de adelantar estrategias de largo plazo “que permitirán la transformación económica de la ciudad, hacia actividades más diversas, de mayor valor agregado, que requieran la contratación de personal más capacitado, que afronte los retos de hacer productos y prestar servicios más complejos y que por ende, devengue mejores salarios. Estas actividades van a contribuir con mayores impuestos a la ciudad y van a retornar una mayor utilidad a los propietarios y empresarios por el riesgo empresarial asumido”. 
 

Reactivación y recuperación

LA CRÓNICA conoció que para este propósito tanto el gremio como la secretaría de Desarrollo Económico de Armenia ya se encuentran trabajando de manera conjunta para estructurar estrategias de corto, mediano y largo plazo que permitan a la ciudad avanzar. 

Pronto tiene que darse el reinicio total de actividades, pero según el plan propuesto, esto debe darse bajo 3 condiciones, que sea rápido, ordenado e inclusivo.  

“Rápido, porque entre más días pasen será más difícil abrir las empresas y recuperar los costos asociados al cierre, con lo que se perderán definitivamente los puestos de trabajo, que para Armenia en el mes de abril sumaron 29.504 ocupados, el 23 % de la fuerza laboral de la ciudad. Estas pérdidas afectarán la capacidad de consumo de lo hogares, por lo que las empresas que abrieron no tendrán suficiente arrastre financiero para mantener su operación a flote, lo que traerá quiebras, cierres definitivos y por tanto mayores pérdidas de empleos. Un efecto dominó que nadie quiere ver”.

Por otra parte, advirtieron que se debe garantizar el cumplimiento de los protocolos de seguridad que eviten el aumento de las cifras de contagio en la ciudad y obligue a decretar nuevos cierres, lo que sería nefasto para todos. “En este punto es necesario considerar el biocontrol, tanto al sector formal como informal y las autoridades locales así lo deben exigir”.

Lea también: 17.217 empresas de Quindío ya pueden operar

Así mismo, advierten que en esa reactivación ningún sector puede quedarse por fuera. “Si hay sectores que a nivel nacional no han obtenido la autorización de inicio de actividades, se deben generar protocolos de apertura para probar prototipos exitosos de operación, que permitan mostrar que las actividades pueden iniciarse en un futuro cercano”.

Sobre la etapa de recuperación, que sería en el mediano plazo, tanto el gremio como la cartera municipal exponen que deben llevar a la economía a las condiciones de mercado de antes de la pandemia. 

“Esta fase debe asegurar unas condiciones económicas mínimas para que el tejido empresarial de la ciudad opere de manera normal, asegurando que tanto la oferta como la demanda de productos y servicios tengan un punto de encuentro, sea físico o virtual, que garantice el flujo activo de bienes y servicios. No debemos olvidar que la etapa de aislamiento social en los meses de abril y mayo le costó a la ciudad alrededor de $164.000 millones en ingresos al personal ocupado. Los salarios representan el 45 % del PIB de la ciudad, por lo que el valor no generado ascendería a los $364.000 millones en los 2 meses de aislamiento”.

 

 


Temas Relacionados: Economía Noticias Quíndio Pandemia

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net