Domingo, 18 Ago,2019
Región / JUL 22 2019 / hace 3 semanas

La sexualidad no se hace, con ella se nace

Óscar Iglesias Alvis, doctor en antropología y máster en sexología, explicó que la atracción que experimenta una persona Lgtbi+ es una condición sicoemocional. 

La sexualidad no se hace, con ella se nace

Dentro del marco de la condición sexual existe una gran cantidad de definiciones según la orientación sexual.

“Más que atracción es una condición sicoemocional, no es una cosa que decida el sujeto, sino que nace uno con esa condición, y al sentir atracción o placer por lo que sea, están las personas que tienen diferentes parafilias, que no son ni aprendidas, ni traumas, sino condiciones que todavía no sabemos desde el punto de vista de la neurociencia cómo se generan”, explicó sobre el sexo y la sexualidad, el doctor en antropología y máster en sexología, Óscar Iglesias Alvis.

Recomendado: En Armenia, más de 1.000 personas acompañaron la marcha del orgullo gay


Estado del ser

El especialista indicó que aunque hay aproximaciones teóricas experimentales que nos dicen que en algunos núcleos del cerebro se podrían dar esas emociones, “no son preferencias, son condiciones porque es el estado del ser, algo de la esencia que es inevitable”.

Sobre la receptividad de la sociedad al tema de la condición sexual de personas Lgtbi+, el antropólogo señaló que hoy en día hay una sociedad más abierta, mucho más permeable a reconocer que otros son diferentes. “Antes teníamos una especie de conservadurismo social que no permitía sino los tonos blancos y negros. En la actualidad la permeación a otras culturas, ha hecho que los comportamientos, preferencias, gustos y demás de las personas sean parte de la heterogeneidad del ser humano”. 


Abusos pueden incidir

Según el experto, el tema es mucho más profundo cuando se habla de traumas de la niñez por abusos y demás asuntos alrededor del tema. El comportamiento y la conducta sexual de las personas que han estado expuestas a ese tipo de circunstancias dolorosas, a ese tipo de violencia, sí puede incidir en su comportamiento y conducta en las relaciones.

La persona que ha sido sometida a ese tipo de eventos, puede no experimentar sensaciones, tender a apartarse y a no tener acciones relacionadas con su sexualidad o al contrario tener una desbordada apetencia, “pero eso todavía no se tiene muy claro porque si una niña ha sido abusada, y fue mal manejado el tema a nivel de conocimiento, puede tener consecuencias posteriormente y estas no están preestablecidas”. 

Iglesias Alvis recomendó que cuando las personas tengan comportamientos, con los cuales no se sienten bien, que piensen que eso no es pero está ahí, es cuando se consulta a un especialista para que este comience a buscar qué es lo que está originando ese malestar a ese nivel. “Por lo tanto, hay una probabilidad de que su libido se inhiba o que por el contrario se exacerbe. Ahí es donde tenemos que mirar el punto de vista de la ciencia”, concluyó. 

Le puede interesar: Parejas homosexuales, una realidad respetable


Sexo y sexualidad

El sexo corresponde a la identidad fenotípica de una persona, un hombre que tenga genitales externos correspondientes a lo masculino, es de sexo masculino y tiene correspondencia de carga genética de X Y y tiene que ver con su manera de sentir en los roles. Sentirse hombre y como tal desempeñar el rol. 

Lo mismo ocurre con el sexo femenino. En el caso del transgénero, es un tránsito no definido en la sensación, porque una persona puede tener los genitales masculinos o femeninos, pero en su psiquis le sensación interna es que no siente ser ni corresponder con lo que físicamente tiene. Por esto es que hay que hablar de sexo genético, anatómico o gonadal, físico o psicológico. 

La sexualidad es la expresión del sujeto en su ejercicio de interacciones de su relación con los demás y consigo mismo para desempeñarse sexualmente. 


No lo eligieron

Las preferencias sexuales, las maneras de vivir la sexualidad obedecen en su estructura a una condición con la que nace el sujeto, que puede ser tergiversada o dañada por situaciones traumáticas de mucho impacto desde la infancia o posterior.  Entonces se podría hablar de trastorno de la expresión de sexo y la sexualidad. 

La otra condición es vivir una sexualidad acorde a su condición sin que ella resulte siendo contraproducente para la persona ni para quienes la rodean. Entonces no juzgamos a nadie por su condición, sino que tenemos que abrir la puerta, aceptar a los humanos en la condición que traigan y abrir el espectro para que las personas puedan hablar de su sexualidad y de su condición, de tal manera que si hay una oferta de profesionales en el tema, puedan hablar de ‘no me siento cómodo en la manera que expreso mi sexualidad...’, ahí es cuando entran los profesionales para ayudar a las personas a subirse en la condición que tienen. 

Su naturaleza obedece a su estructura neurofisiológica, el sentirse raros, es fruto de la historia de la exclusión y al matoneo en que han sido expuestas las personas que “se comportan distinto”, de lo que comúnmente se conoce como heterosexualidad. 

De su interés: Pareja de cisnes gays adoptó un vaso de plástico y atacó a personas para defenderlo


Casado y con hijos

Aunque nació hombre y es heterosexual, en ocasiones le gusta llamarse Jéssica Vanegas Callejas. A los cinco años, el pequeño niño tenía interés por la ropa de sus hermanas, pero nunca lo manifestó porque sus padres eran muy religiosos, creían que las personas de la comunidad Lgtbi+ iban para el infierno y no podían entrar al reino de los cielos y eso lo reprimía. A los 20 años descubrió el libro El travestista y su esposa de Virginia Charles Prince. El texto le dio la información que necesitaba para entender, comprender y aceptar su condición. 

El nombre de Jéssica lo usó porque en dicho proceso se dice que hay que dar identidad a esa persona, eligió Ana María inicialmente porque le parecía muy bonito al igual que su significado. “Una vez soñé que iba volando y llegué a una casa y unos niños abrieron y decían, 'llegó Jéssica, llegó Jéssica' al despertar le dije a mi esposa, el nombre mío no es Ana es Jéssica”. 

“Su significado es bonito, es una diosa eslava guerrera”, sostuvo el máster en marketing y especialista en temas de operación y marketing para turismo, que vive y trabaja en Armenia, está casado y tiene tres hijos. 

Su condición no la conocen muchas personas y aún no se atreve a ir vestido de mujer a donde labora. “El mundo no está preparado para esto, aunque me encantaría ir los viernes vestido así —señala un elegante vestido y unos tacones altos, que ya tiene seleccionados en su computador, como los estilos y trajes que le gustan—”. Ama los tacones. 

Se vistió por primera vez como mujer en Bogotá. “Fue como estar en el Nirvana, el todo. Ese día lloré de felicidad, tomé muchas fotos, fue algo mágico”. No se viste muy seguido así, pero en su casa tiene muchos tacones y le gusta desestresarse vistiendo atuendos femeninos. En la capital colombiana salió con Linda Lucía Callejas, que la maquilló por primera vez, y en su honor lleva su apellido. Vanegas es el apellido de su mamá. 
 


Jessica Vanegas Callejas, feminofílica. 


Príncipe rosado

Cuando se iba a casar con su actual esposa le contó su gusto, “porque uno no puede llegar al matrimonio con mentiras y secretos. Cuando le conté le pareció curioso e interesante, no le veía problema pero quería entender conmigo la situación, entonces estamos en un proceso de acoplamiento, porque para la mujer no es fácil entender que su hombre, el príncipe no es azul sino rosado”. 

Han logrado salir adelante y cada uno está escribiendo un libro, Jéssica sobre la feminofilia y su esposa uno titulado Mi esposo es mi mejor amiga, que esperan publicarlo el próximo año. “Los niños son de mente abierta, es el ser humano el que los daña, pero cuando se les habla de amor y respeto tienen una visión diferente. A quienes estén pasando por lo mismo deben buscar personas, familiares o amigos y contar para no pasar solos por esto”. 

Jéssica es reconocida a nivel internacional por representar la feminofilia —su condición sexual—. Su niñez y adolescencia fue muy traumática, no solo por la soledad con la que tuvo que enfrentar esta condición, sino por un intento de suicidio que la llevó a reflexionar sobre el sentido de la vida. Presta asesoría a los femonófilos, esposas, novias y familiares que solicitan ayuda sobre este tema. Se encuentra en redes sociales con su nombre completo. 
 

Lectura: Sujetos vestidos de Jesús y Satán protestaron contra precandidato gay a presidencia de EE.UU.


Mujer transgénero heterosexual

Nathaly Camargo Marulanda, enlace departamental Lgtbi+ de la secretaría de Familia del Quindío y docente de la facultad de ciencias de la salud de la universidad del Quindío, es una mujer transgénero de 28 años de edad. Se identifica como una mujer transgénero en su expresión identitaria. 

La primera vez que se percató sobre su condición fue a los 8 años, cuando empezó a sentir mucha afinidad por todos los roles que se le asignan a las mujeres, entre ellos la vestimenta, los tacones de la mamá, los juguetes de las niñas, con lo que más se sentía afianzada e identificada. En su adolescencia fue un chico gay, empezó a experimentar todo el mundo de la diversidad sexual a los 13 años, con lo que logró un proceso identitario. A los 14 años empezó su transición como mujer transgénero. Su niñez fue muy acompañada de la familia, de su madre, de la que siempre ha recibido el apoyo, al igual que su abuela, un pilar muy importante para personas de una configuración diversa.“Porque la familia es ese núcleo que da esa confianza”. 


Hay prejuicios y discriminación

Su vida en la adolescencia fue muy traumática por el tema de la identidad, principalmente en el colegio, al igual que en la universidad. Actualmente piensa que se ha avanzado mucho, gracias a personas que han abierto la brecha, “voces que ya no están pero hay que reconocer, los que salieron primero fueron acribillados. Hoy estamos en el sistema de resistencia social, mostrando una transformación de vida del contexto sustentada  en la reivindicación de derecho de todos los sujetos en el marco de la diversidad”. 

Nathaly agregó que existe aún algunos prejuicios y son discriminados en el sector laboral, social y en espacios públicos, “pero se han ido colonizando espacios, a paso lento, pero seguro”. Actualmente se identifica como una mujer transgénero heterosexual, en vista de que no le gustan los hombres afeminados, ni las mujeres. En su construcción identitaria es una mujer transgénero, pero en su  orientación sexual le gustan los hombres heterosexuales.  
 

Artículo recomendado: Descuelgan y rompen bandera Lgbti en Medellín


Identidad homosexual

Jhoan Peña Aguirre, sicólogo de 24 años de edad, se identifica como hombre homosexual. La primera vez que tuvo la sensación homosexual fue a los 8 años, estaba en la institución educativa Marcelino Champagnat y empezó a sentir atracción hacia otros compañeros e inició el proceso desde la infancia. 

Es hijo adoptivo de dos mujeres lesbianas, que mantuvieron una relación durante siete años, siempre tuvo el acompañamiento de dos figuras maternas, con receptividad a su condición, un apoyo incondicional de parte de su núcleo familiar. Nunca vivió una discriminación. En la adolescencia inició el activismo alrededor de la diversidad. “Me gustan los hombres, en ocasiones siento atracción por los chicos trans, pero es una condición diferente, y en el marco de la diversidad todo es valedero”. 

Isabel Cristina Jaramillo Castillo es una mujer lesbiana de 42 años de edad. A los 13 años experimentó su condición homosexual. Cuando se enteraron de su inclinación algunos lo tomaron bien, otros no.  Vivió de una forma libre y tranquila su niñez. En su adolescencia trabajó duro para  pagar sus estudios universitarios. “Recibí de una pequeña parte de la sociedad montenegrina algunos insultos o palabras discriminatorias. En mi adultez ya siento que puedo caminar libremente por las calles, ya que de una u otra forma me he ganado el respeto en mi pueblo”, señaló la mujer.


Hombres y mujeres por igual

Pablo Emilio Corrales Moreno, de 43 años, es un hombre bisexual. “Siempre uno va creciendo con un gusto hacia las mujeres y los hombres hasta que le explican qué significado tiene la palabra bisexual, y entonces uno la adopta”, contó el hombre.

Se percató de su condición a los 10 años de edad. Con su familia nunca se tocó el tema ni con el entorno “el que lo acepta pues bien y el que no sigue uno de largo”. Vivió una niñez normal, ya que le quedaba fácil tener compañía del colegio tanto de amigos como de amigas.  

En la adolescencia sí es muy caluroso porque uno desea sexo al borde. Y en la adultez pues todavía hay muchos paradigmas en uno y la gente. Yo defino mi sexo masculino y mi sexualidad bisexual, es muy duro cuando la pareja se da cuenta sea hombre o mujer. Tengo más facilidad de tener relaciones con los hombres que con las mujeres”, comentó.

Vea también: Proyecto busca reformular con enfoque de género manuales de convivencia escolares


Definiciones entre el sexo y la sexualidad

Sexo: es la diferencia biológica existente entre hombre, mujer e intersexual. 

Heterosexual: si las emociones, afecto y atracción son hacia personas de sexo distinto al propio.

Homosexual:  si las emociones, afecto y atracción son hacia personas del mismo sexo.

Gay: hombre atraído sexualmente por otras personas de su mismo sexo y se aplica especialmente a varones.

Lesbiana: mujer que es atraída afectivamente y/o sexualmente por personas del mismo género.

Bisexual: aquellas personas que alternan las prácticas sexuales y afectivas homosexuales con las heterosexuales. Las emociones, afecto y atracción sexual son fuertes tanto hacia personas del mismo sexo como hacia las del otro. 

Pansexual: expresión acuñada durante los últimos años y que tiende a confundirse con bisexualidad. En teoría las personas pansexuales pueden sentirse atraídas no solo por personas de su género, sino también por personas transgénero. El surgimiento de esta categoría es un síntoma de los cambios sociales recientes y la manera en que la orientación sexual es redefinida por las nuevas generaciones. 

Demisexual: la demisexualidad la experimenta quien no siente atracción sexual en base a un físico, sino únicamente por personas con quienes tenga una conexión emocional fuerte, ya sea amor profundo o una amistad muy grande. Sin esos vínculos, sin esa honda relación previa es incapaz de sentir atracción por ninguna persona. 

Questioning: persona que aún se encuentra investigando su sexualidad, por ejemplo, que aún no sabe si es homosexual o no. 

Asexual: persona que no siente atracción sexual alguna hacia ninguna persona. 

Transgénero: aquellas y aquellos cuya expresión o identidad de género difiere de las expectativas convencionales del sexo físico.

Travesti: aquellos que usan ropa y/o maquillaje del sexo opuesto con el fin de expresar su propia identidad. Su orientación sexual puede ser heterosexual, bisexual u homosexual y no hay cambio de sexo biológico. 

Transexual: persona que posee una identidad de género diferente del sexo asignado en el nacimiento, son personas que en la mayoría de los casos sienten que nacieron con el sexo equivocado y mediante tratamiento hormonal e intervención quirúrgica adquieren los caracteres sexuales del sexo opuesto. 

Transformista: hombre o mujer que se viste con ropa del género opuesto, movido por intereses artísticos para un evento, para un acto determinado, como trabajo. Puede ser heterosexuales, homosexuales o bisexuales. 

Intersexuales: personas que poseen caracteres sexuales de ambos sexos, se los llamaba hermafroditas de forma despectiva. 

Cisgénero: se usa para aludir a las personas cuya identidad sexual coincide con su identidad de género. Son hombres y mujeres que se ven, actúan y se comportan del modo en que la sociedad espera que lo hagan las personas que nacieron con su sexo. No se debe confundir el término con heterosexual, que alude a orientación sexual. Una persona cisgénero puede ser heterosexual, homosexual o bisexual. 

Feminofilia o travestismo heterosexual: hombre heterosexual que en ocasiones tiende a vestir prendas y utilizar accesorios femeninos, así como comportarse femeninamente en forma ocasional. 
 

De su interés: Concejales buscan crear mesa de prevención de violencia de género


Entender la diversidad y la diferencia

Nicolás Echeverri Marín, jefe de la oficina de género y diversidad de la gobernación del Quindío, habló sobre el tema de sexo y sexualidad y de cómo es abordado en el mundo y especialmente en la región. “Pienso que estamos viviendo un momento en el que se está logrando entender que la forma como las personas se identifican desde el género, es decir lo masculino, lo femenino o lo que no se encasilla en ambos, se constituye en un elemento esencial para el desarrollo del individuo”, señaló. 

Explicó: “Por un lado en la construcción cultural, ya que la diversidad es una riqueza invaluable para los territorios, y en cuanto a la construcción de ciudadanía, porque hay muchos derechos que se han vulnerado a raíz de la discriminación y la oposición a que las personas se expresen de forma diferente”. 

El departamento está construyendo una política pública de diversidad e identidad de género para mejorar las condiciones de acceso de las poblaciones más vulnerables a los bienes y servicios básicos que debe brindar el Estado, sobre todo en asuntos de salud y educación para trabajadoras/es sexuales y personas trans, atención y prestación de medidas de protección a víctimas de violencia y personas que viven con Enfermedades de Transmisión Sexual, ETS, promoción de derechos y formación para que se rompan estigmas y brechas que someten a determinadas poblaciones en lo laboral y productivo. 

La invitación es a entender la diversidad y la diferencia como una riqueza, a reconocernos en igualdad de derechos y promover el respeto y la construcción de un departamento libre de discriminación”.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net