Inicio / Fauna / ABR 06 2020 / 3 meses antes

La solidaridad con los animales callejeros es mucha, pero no da abasto

Favorito

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

La solidaridad con los animales callejeros es mucha, pero no da abasto

Con tubos de pvc, autoridades locales construyeron alimentadores. Hoy ya se encuentran instalados 18.

La CRQ, animalistas, la alcaldía de Armenia y voluntarios se unieron para recolectar cuido, desparasitantes y construir comederos en los barrios vulnerables.

“Me da más pesar de los animalitos, que de las personas, porque al menos ellas pueden hablar, los animales no pueden expresar lo que sienten”, fue lo que recientemente dijo una mujer, quien aludía al hambre y a la zozobra que están pasando las mascotas de la calle por estos días, debido a la pandemia que ataca y obliga al confinamiento en casa a sus cuidadores: los seres humanos. El sentir de ella es el mismo de muchas personas y entidades sensibles ante las necesidades de esos seres vivos. 

Si la población de bajos recursos que habita los barrios vulnerables de Armenia padece hoy en día necesidades de toda índole porque no pueden salir a rebuscarse el sustento diario, imagínese los animales callejeros que dependen de ellos. Mientras la mayoría de personas tenemos un techo digno para refugiarnos durante la cuarentena, estos fieles compañeros, que deambulan como seres errantes por las autopistas de la vida, duermen en cualquier rincón, donde los coja la noche y que les sirva como resguardo: debajo de un carro, en una zona boscosa o en el áspero pavimento de una acera fría.

Vea también: Mascotas y el coronavirus, lo que debe saber


En medio del desespero, hoy más que nunca, caninos y felinos sin dueños, se ven obligados a destapar las basuras para consumir los restos de comida contaminados que desechan las personas. Incluso, cualquier mortecina puede convertirse en su alimento por el afán de saciar esa necesidad fisiológica. 

En vista de todo eso, desde antes de que se decretara la cuarentena, un grupo de defensores de animales de Armenia, apoyados por la CRQ y por la animalista Stefany Gómez, se dieron a la tarea de promover una campaña denominada 'No están solos', cuya finalidad es invitar a las personas para que donen cuido de perros y gatos. A esa tarea se unió la alcaldía de la capital quindiana. 

Como la solidaridad es el 'virus' que más se expande en medio de las crisis, personas del común en cada barrio se han encargado de alimentar a esta fauna por voluntad propia y sin esperar nada a cambio. 

Estos voluntarios improvisados buscan a las mascotas para tal fin o les ponen el alimento y el agua en las puertas de sus viviendas, como un gesto de solidaridad ante la crisis producida por el coronavirus. 


Los animales callejeros, debido a la falta de alimento, encuentran los basureros como fuente para hallar algo de comida.


Hay solidaridad, pero se queda corta ante la sobrepoblación 

Los donadores de cuido cuentan con dos sitios de acopio para llevarlo: el Coliseo del Café y la portería de la CRQ. De allí es trasladado por diferentes integrantes de organizaciones defensoras de animales a los barrios más vulnerables de la ´Ciudad Milagro’, donde es repartido entre los gatos y perros andariegos. En esos lugares la población canina y gatuna callejera prolifera sin control de natalidad, por la ausencia de campañas de esterilización. Además, el estado de degradación y abandono en el que viven es abrumador, situación que se agrava aún más con la actual contingencia sanitaria. 

“En el sector de La Carrillera, por ejemplo, encuentra uno a perras recién paridas, preñadas y camadas de cachorros sin la mamá porque la atropelló un carro. La problemática es caótica”, reveló la animalista Diana Milena Rodríguez Mazo. 

De su interés: 
Un nuevo puma se pasea por Santiago de Chile desde el inicio del toque queda


Pero a pesar de que la donación de la gente llegó a los 20 kilos de cuido aproximadamente, este se quedó corto ante la magnitud del problema, aseguró Diana Milena. 

Añadió que ni en Armenia ni en ninguna ciudad de Colombia existe un censo para determinar con exactitud la cantidad de animales callejeros que hay, ya que hacerlo sería un trabajo muy complejo por lo flotante de la población y porque muchos permanecen en sitios ocultos, como alcantarillas o zonas boscosas. Algo similar a la forma, degradante e indigna, en la que viven los habitantes de calle. 

De los 30 comederos para mascotas que hicieron, los animalistas han instalado 18, fabricados con tubos de pvc, en igual número de barrios. Todos los días salen a recoger las donaciones que da la gente y con estas surten los comederos. 

Las Acacias, Farallones, Simón Bolívar, La Mariela, Salvador Allende, Salvador Allende Bajo, Miraflores Bajo, Popular, en el sector de La Carrilera, La Miranda y Las Colinas son algunos de esos puntos en los que han instalado los dispositivos “La idea es seguir poniendo, pero a medida que nos lleguen las donaciones porque sin comida no cumplen ninguna función”, expresó Diana Milena. 


Comederos creados con tubos de PVC para alimentar a los perros en  condición de calle.
 

No abandonar a los animales callejeros 

La animalista invitó a la comunidad a que sea solidaria con estos seres vivos, donando alimentos y desparasitantes para ellos. “A mí me parece que son muy importantes los desparasitantes porque hay mucho animal que se muere de parasitosis”. 

Quienes quieran hacer donaciones se pueden dirigir a la portería de la CRQ, en la calle 19 N # 19 -55, barrio Mercedes del Norte o al Coliseo del Café. Para ampliar información se habilitaron las líneas 311 3868759 – 323 4925730 – 350 6916151 de la CRQ y también la 018005185204 de la alcaldía de Armenia. 

José Manuel Cortés Orozco, director de la CRQ, dijo: “Una de nuestras funciones como Corporación Autonóma Regional es cuidar la vida, proteger a las diferentes especies existentes en nuestro territorio, parte de estos son nuestros animales callejeros. Por eso, como autoridad ambiental en el Quindío nos unimos a la campaña de entregar y poderle garantizar alimento a ellos, de esta manera buscamos proteger nuestra naturaleza”. 

“Lo más probable es que la cuarentena se extienda. Cuando pasen los días, que no se pueda laborar, que no hayan más mercados y que la platica de Familias en Acción que está dando el Estado se acabe, los que más van a sufrir son los pobres animales callejeros porque la gente va a preferir comprar la comida para ellos que darle al perro o al gato, prefieren botarlos a la calle”, concluyó Diana Milena.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net