Inicio / Economía / SEP 16 2020 / 5 días antes

Ley de páramos está inactiva por falta de implementación, ¿esto qué implica?

Favorito

Autor : Karol Moreno García

Ley de páramos está inactiva por falta  de implementación, ¿esto qué implica?

Los 34 páramos que existen en Colombia están distribuidos en 24 de los 32 departamentos. En Quindío uno de estos ecosistemas es el Chilí.

La ley 1930 de 2018 establece que el gobierno nacional debe reglamentarla en un plazo máximo de 12 meses a partir de la vigencia de la misma.

El representante quindiano y presidente de la comisión quinta de la Cámara, Luciano Grisales Londoño, hizo un llamado al gobierno nacional para acelerar la implementación de la ley 1930 por medio de la cual se dictan disposiciones para la gestión integral de páramos y que fue aprobada por el Congreso de la República en julio de 2018. 

“No se ha logrado la implementación. Una ley que propiciaba un ambiente para la delimitación, la escala en la que se iba a dar, la forma en que se llevaría a cabo esa delimitación, la participación de las comunidades y cómo iban transitando las actividades económicas en esos territorios. Hoy esa ley es letra muerta, esa ley está inactiva por la falta de implementación del gobierno”. 

Grisales Londoño dijo que los páramos son ecosistemas estratégicos en el ciclo del agua. “Por eso seguiremos trabajando para que la ley de páramos se implemente adecuadamente en el beneficio de todos los colombianos”.

Alejandro Salcedo Jaramillo, abogado especialista en derecho público y docente de la universidad La Gran Colombia en Armenia, en entrevista con LA CRÓNICA expuso que, sin embargo, el artículo 31 de la ley 1930 de 2018 establece que el gobierno nacional debe reglamentar la ley en un plazo máximo de 12 meses a partir de la vigencia de la misma y que por tanto en ese punto la ley sí estableció una obligatoriedad. 

De su interés: 210 predios determinarán el Índice de Valoración Predial de este año

“La discusión desde el punto de vista jurídico es si se pierde después de esos 12 meses por parte del presidente la facultad reglamentaria. La respuesta sería que no, en virtud de que es una facultad otorgada por el artículo 189 de la Constitución Política y es permanente, pero evidentemente el legislador estaba llamando al presidente a que fuera diligente en la reglamentación de la ley, de tal forma que todo lo que ella consagra en relación con la protección de los ecosistemas de páramos fuera eficaz”. 

El abogado anotó que la ley contempla una serie de obligaciones, prohibiciones, respecto de qué no se puede hacer en el interior de los ecosistemas de páramos, pero para que esos estándares de protección sean eficientes se necesita que en efecto se haya realizado la limitación de los páramos, se haya reglamentado la aplicación de la ley, se hayan establecido los planes de manejo ambiental de estas zonas por parte de las autoridades ambientales territoriales y todo eso parte del ejercicio reglamentario del gobierno nacional.

“Si no se expiden esos decretos reglamentarios, pues no se podrán expedir los planes de manejo ambiental, ni proteger esos ecosistemas en debida forma como lo establece la ley porque no va a haber el concepto técnico de en dónde inicia y termina el páramo para saber en qué área está prohibida la minería, la extracción de hidrocarburos, en qué área está prohibida la expansión urbana y suburbana”.

Diego Fernando López Guzmán, decano de la facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas de la Universidad Alexander von Humboldt, también entregó su concepto sobre el caso e indicó que en el ordenamiento jurídico, la ley se reglamenta por parte del gobierno a través del ministerio del ramo correspondiente. 

“Esta particularmente es una ley ordinaria. No hacerlo, ‘frustra’ la posibilidad de hacer operacional la ley. Máxime cuando hay normas de este tipo que sin reglamentación se vuelven letra muerta. En cuanto a las responsabilidades frente a la reglamentación, desde el punto de vista jurídico, se configuraría una omisión que podría dar lugar, si es el caso, y previa comprobación de la inacción, a alguna responsabilidad disciplinaria. Más las consecuencias ambientales que se derivan de la omisión. Frente a este tema hay muchos intereses económicos en juego”.

Ley 1930 del 27 de Julio de 2018 aquí.
 

Las repercusiones para los ecosistemas del Quindío 

Luis Carlos Serna Giraldo, biólogo y diputado de Quindío, en entrevista con LA CRÓNICA expuso que la ley de páramos es una iniciativa que merece todo el respaldo y que desde su formulación sembraron una gran esperanza porque era una forma de blindar los territorios frente a la avanzada de la minería en Colombia. 

“Desafortunadamente para el gobierno Duque, que cumple los 2 años después de haber sido aprobada la ley de páramos, se constituyó en una amenaza, porque como bien es sabido se ha entregado a las grandes multinacionales que justamente, por la ausencia de unas normativas que protejan todas esta áreas de importancia en términos de supervivencia del territorio —son las que regulan nuestras fuentes hídricas en donde tenemos cordillera y su importancia ecológica—, el Estado no le ha puesto la suficiente atención”. 

Serna Giraldo advirtió que en lugar de proteger la Nación, “el gobierno lo que hace es privilegiar la inversión extranjera pese al costo que tenemos sobre la vida misma. Esto es lamentable”. 

Cabe destacar que en el caso particular de Quindío, la ley de páramos protege toda la región del Parque Nacional Natural Los Nevados y el complejo de páramos Chilí–Barragán, en el área de Pijao–Génova. 

Le puede interesar: Nueva inversión en Quindío, 700 vacantes y diversificación de exportación

“Estas serían las áreas de mayor preservación. Las grandes fuentes hídricas que abastecen la mayoría de los probladores de nuestro departamento, vienen de estos ecosistemas. Por eso se hace urgente hacer la implementación de la ley para la protección y conservación de nuestro territorio, pero sobre todo hacer un ejercicio de delimitación bien interesante para hacer la intervención sobre los factores que lo están afectando”. 

 

¿Por qué son importantes los páramos?

Una publicación realizada por el ministerio de Ambiente señala que Colombia es el país de los páramos. “La mitad de los que se encuentran identificados en el mundo están aquí. Cubren un área de aproximadamente 3.000.000 de hectáreas y son ecosistemas esenciales para el suministro del recurso hídrico”.

Según el informe de la cartera nacional, en el país existen 37 páramos, localizados sobre las 3 cordilleras y la Sierra Nevada de Santa Marta. Están distribuidos en 24 departamentos y 401 municipios, en jurisdicción de 27 autoridades ambientales regionales.

“El páramo más grande del mundo se encuentra en Colombia. Se trata del Sumapaz con un poco más de 315.065 hectáreas de hermosos paisajes y atractivos únicos. Los páramos albergan importantes especies de fauna silvestre. Cerca de 4.700 especies de plantas, 90 de anfibios, 154 de aves y 130 especies de mariposas. Además son importantes en la mitigación del cambio climático, ayudan a la captura de carbono y regulan el proceso de calentamiento global. Cerca del 70 % del agua que nace en los páramos es empleada para consumo humano y el desarrollo de diferentes actividades económicas. Más del 40 % de los páramos se encuentran en áreas protegidas del país y representan el 17 % de la diversidad florística de Colombia”.

El biólogo Luis Carlos Serna Giraldo expuso que además de la biodiversidad, que es única en cada páramo, este ecosistema es el encargado del proceso de regulación hídrica. “Todo el ecosistema funciona alrededor del agua y el proceso de su regulación, por eso son llamados fábricas del agua”. 

Dijo que la importancia de los páramos es absoluta dentro de la supervivencia de un territorio y que el complejo no es únicamente lo que vemos con frailejones. 

“Está el área del bosque altoandino, que corresponde a toda esa área de amortiguamiento de páramo y que hace posible la existencia del páramo y superpáramo, que son franjas ecosistémicas que hoy se ven amenazadas por los monocultivos, por ejemplo, en Quindío, en el páramo del Chilí se ha denunciado el desplazamiento o la quema de grandes extensiones de territorio para luego sembrar aguacate hass y esto realmente está agotando toda la existencia de nuestras fuentes hídricas”. 

 

 

 


Temas Relacionados: Páramo Fauna Luciano Grisales Ley 1930

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net