Martes, 22 Oct,2019
Salud / JUN 19 2019 / hace 4 meses

Madre comenzó a lactar desde su vulva

El extraño caso se registró en Austria. La madre de 29 años no solo estaba produciendo leche en sus senos.

Madre comenzó a lactar desde su vulva

Un extraño caso en Austria nos ha recordado que el cuerpo humano es un complejo sistema que no logramos descifrar del todo. De acuerdo a un artículo Obstetric & Gynecology, una madre austriaca de 29 años que recién había dado a luz, no solo estuvo produciendo leche en sus pechos, sino también desde su vulva.

La mujer, cuya identidad se mantiene en reserva, había sido trasladado a la sección de Obstetricia y Endocrinología Ginecológica del Hospital Universitario de Kepler en Austria debido a una hinchazón en su órgano reproductor a los cinco días después del nacimiento de su segundo bebé. La madre había sufrido algunos rasgones durante el nacimiento y había recibido puntos de sutura en esa área.

Le puede interesar: ​Científicos logran convertir sangre del tipo A en universal con un ingenioso método

"En el momento de la transferencia, esa paciente informó que, en el cuarto día después del parto, desarrolló la descarga de un líquido blanco lechoso en la vulva de manera bilateral", explican los médicos del hospital. "Notó una hinchazón creciente en ambos lados, derecha e izquierda, que se extendía desde los labios mayores hasta los labios menores y se extendía hasta el área perineal cerca del ano dentro de los cuatro días posteriores al parto", agregó.

En primera instancia el equipo pensó que algo estaba mal con los puntos de sutura; pero la mujer le hizo saber a los médicos que había tenido síntomas similares después de su primer embarazo. Debido a eso, los galenos se dieron cuenta que su paciente tenía lo que se conoce como tejido mamario ectópico —no en la ubicación habitual—, en sus genitales externos. Un ultrasonido confirmó el diagnóstico.


La explicación

La explicación para tan extraño fenómeno puede darse cuando examinamos detalladamente el desarrollo de los senos. Los seres humanos, como todos los demás mamíferos, tienen algo que se llama una línea de leche embrionaria o cresta mamaria. Cuando aún somos embriones, esta es el área donde nuestros cuerpos formarán glándulas mamarias, pezones y luego tejido mamario al llegar la adolescencia.

Lea también:

Sin embargo, los pezones y el tejido mamario pueden formarse en cualquier lugar a lo largo de esas líneas; esto es lo que causa cosas como los terceros pezones, o como en el caso de la madre austriaca, en la vulva. Aunque estos casos son raros, no son inauditos. El problema surge cuando este tejido mamario ectópico no se descubre hasta que comienza a mostrar problemas, como la hinchazón en el embarazo o el desarrollo de un tumor maligno.

Con respecto al caso de la madre austriaca, parece que algunos de los puntos de sutura han causado galactostasis, una condición donde la leche se acumula al punto que llega a ser doloroso para la madre. Para tratarla, los médicos retiraron los puntos del tejido mamario ectópico y le dieron a la paciente antibióticos para tratar la inflamación.

Vea también: ¿Te sientes más solo a pesar de estar más conectado?

Afortunadamente para la mujer austriaca, el dolor, la hinchazón y el flujo de leche de la vulva disminuyeron durante las siguientes dos semanas, y pudo continuar la lactancia sin ningún otro problema. Los investigadores añaden que no hubo necesidad de extraer tejido mamario, aunque en el futuro han discutido posibles problemas con tumores.

"Debido al potencial de malignidad que se desarrolla en el tejido mamario ectópico, parece prudente recomendar la extirpación de este tejido, aunque no existen pautas para el tratamiento del tejido mamario extramamario", explicó el equipo. "El diagnóstico es importante para diferenciarse de otras masas vulvares, como el carcinoma vulvar, y para guiar el correcto tratamiento".

Destacado: Muere paciente por trasplante fecal en Estados Unidos

Anteriormente se han reportado otros dos casos extraños en lo que van del año. En febrero se supo de un hombre de 59 años al que le creció un diente en la nariz. Luego, en marzo, se reportó el caso de una mujer que no siente dolor debido a una rara mutación genética.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en
N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net