Jueves, 17 Oct,2019
En profundidad / MAR 24 2019 / hace 6 meses

Me encontré en la vida con… Alberto Jaramillo Botero

En Bogotá trabajó en un período ejerciendo su profesión pero en 1968 se radicó en el Quindío, su esposa inició su largo y productivo ejercicio en la clínica San José de Armenia de los Seguros Sociales, hoy llamada de la Sagrada Familia. 

Me encontré en la vida con… Alberto Jaramillo Botero

Arquitecto, político e intelectual nacido en Armenia el 28 de agosto de 1938 y muerto el 28 de mayo de 1998; sus padres don Rafael Jaramillo Arango, agricultor y cafetero de la Unión Antioquia y Celia Botero Botero, distinguida matrona de Sonsón, seis hijos: Alberto, Augusto, Álvaro, Alonso, Arturo y Aurelio.

Hizo sus estudios elementales en la escuela del sector La Albania cerca de Calarcá, continuó en el colegio San José de los Hermanos Maristas en Armenia y debido a sus constantes escapadas del colegio, su señor padre decidió matricularlo en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, donde se graduó en 1956; ingresó a la Facultad de Arquitectura de la Universidad Javeriana y recibió con honores su diploma.

En la universidad conoció a la bella odontóloga Ligia Nieto Flórez, con quien concibió cinco hijos: Juan Carlos, arquitecto casado con Luz Patricia Mejía Gamboa y con quien tuvo dos hijos; Ernesto, médico casado con la odontóloga Tatiana Saa, dos hijos; María José ingeniera de sistemas de la universidad de los Andes, casada con Germán Cediel, dos hijos, vive en Costa Rica ; María Andrea abogada javeriana, casada con Angus Fraser, tres hijos y María Fernanda, ingeniera industrial casada con Carlos Eduardo Arango.

Vea también: Me encontré en la vida con… José Fernando Ramírez Gómez
 

Secretario de Fomento y Desarrollo

En Bogotá trabajó en un período ejerciendo su profesión pero en 1968 se radicó en el Quindío, su esposa inició su largo y productivo ejercicio en la clínica San José de Armenia de los Seguros Sociales, hoy llamada de la Sagrada Familia; Ligia cumplió un papel profesional y científico de inmensa calidad por un largo período de su vida y es recordada con cariño y admiración en el seno de la odontología regional; en su memoria el CAB del Barrio Granada lleva su nombre, como homenaje a su notable gestión por el bien de la salud pública. 

Recién llegado a la región, Alberto fue nombrado por el gobernador Jorge Arango Mejía como Secretario de Fomento y Desarrollo, en 1969. Recuérdese que el notable Arango Mejía, ya fallecido, fue gobernador desde el 15 de marzo de 1969 hasta el 25 de agosto de 1970.


Corporación Autónoma Regional del Quindío

Ocupó esta responsabilidad como segundo director después de Gustavo Fajardo Molina, el gran ingeniero, líder social y deportivo; le correspondió continuar con el proceso de organización y puesta en marcha de la CRQ, con gran énfasis en la reforestación, compró el bosque Bremen y otras reservas como la Chiquita en la zona de la Línea. Con motivo de su retiro, un periódico local, El Diario del Quindío, señaló:” Lamentable desde todo punto de vista, el casi seguro retiro del arquitecto Alberto Jaramillo Botero, conocido en el círculo de sus amistades como ‘Bozudo’, de la Corporación Autónoma Regional del Quindío, en la cual ha cumplido meritoria labor desde su fundación. Dando demostración de sus enormes capacidades para el oficio, de dominio total de los problemas para la electrificación, reforestación, telefonía y demás aspectos vitales para el desarrollo integral del Quindío, Jaramillo Botero, de grandes realizaciones y mejores proyecciones en estos campos, se retira de esa posición, dejando el ejemplo y la huella de trabajo y el cumplimiento de sus obligaciones.”


Jaramillo más Gómez, construcciones J+G

Con el exgobernador Carlos Alberto Gómez Buendía y el ingeniero Héctor Jaramillo Botero, conformó una reputada oficina de ingenieros constructores que intervino en el pujante desarrollo urbanístico de la época; al cabo de cuatro años decidió apartarse de sus socios y comenzó a dedicar buena parte de su tiempo a la actividad política.

Lea también: Me encontré en la vida con… Pastorita Giraldo de Garay
 

Representante en la Cámara Baja del Senado

Merced a sus inocultables méritos personales, la agudeza de su inteligencia y la facilidad de palabra, Alberto fue incursionando en la actividad política y se hizo amigo de dirigentes liberales como Ancízar López, Lucelly García de Montoya y Ramón Buitrago Herrera, entre otros; este último abogado y talentoso intelectual, me presentó un día de 1969 al famoso ‘Bozudo’: recuerdo que fue en las vacaciones de ese año y cuando quien esto escribe cursaba estudios regulares de filosofía en la Universidad Nacional; la ocasión para mí fue maravillosa pues conocí a un interlocutor brillante, conocedor en profundidad de León de Greiff, de buenas lecturas y visión aguda y crítica del país y de la cultura.

Su nombre surgió como principal en la convención liberal departamental de 1980, ala ancizarista y el dirigente Marconi Sánchez Valencia, corajudo y valeroso, en la suplencia, con asistencia a sesiones varios meses, período 1974-1978.

Intentó volver a la Cámara de Representantes con algunos amigos pero independiente de Ancízar, sin éxito.


Constructor

Por años tuvo su oficina particular y entre las obras más significativas en que participó, debo mencionar: construcción de la gobernación del Quindío; construcción del palacio municipal de Quimbaya y gracias a su empeño, la primera urbanización en el norte de la ciudad de Armenia, El Paraíso, asociado al ingeniero Jairo Velásquez Echeverry, recientemente fallecido. Entre muchas más.


León de Greiff, en puntillas

Jaramillo conoció en su estadía en Bogotá, como asiduo contertulio del famoso café El Automático, al notable poeta colombiano, uno de los grandes, y por eso recitaba de memoria con sonora emoción, ente otros, el relato de Sergio Stepansky: “Juego mi vida, cambio mi vida, / de todos modos /la llevo perdida…/Y la juego o la cambio por el más infantil espejismo, /la dono en usufructo, o la regalo…/La juego contra uno o contra todos, / la juego contra el cero o contra el infinito, /la juego en una alcoba, en el ágora, en un garito, / en una encrucijada, en una barricada, en un motín; /la juego definitivamente, desde el principio hasta el fin, / a todo lo ancho y a todo lo hondo/—en la periferia, en el medio, / y en el subfondo…—/ Juego mi vida, cambio mi vida, /la llevo perdida / sin remedio…”.

Le puede interesar: Me encontré en la vida con... Jorge Alonso Ballen Franco
 

Un hombre del renacimiento

Con emoción su hijo Juan Carlos lo bautiza así y explica las razones: desde los diez años fue cantante de música gregoriana en el colegio mayor de Nuestra Señora del Rosario, torero principiante, bohemio, periodista con periódico propio, aviador y dueño de una empresa propia; pintor y expositor al final de sus días de una destacada exposición de acuarelas; escritor de una novela inédita sobre las visiones más próximas de su tierra; es decir un valor humano formidable y exultante, brillante al exceso y humano demasiado humano como decía Nietzsche; él mismo un vibrante humanista, culto y desmesurado.

Alberto Jaramillo Botero fue un valioso arquitecto y un intelectual de grandes condiciones personales; brillante y genial, incursionó en diversos campos, pero se sentía a gusto en el ejercicio político, por el contacto con las gentes, y por las posibilidades de servir a los demás. Ciudadano ejemplar, valioso profesional, buen hermano, buen hijo y buen padre ; su familia recibe el legado de un colombiano que hizo honor a su talento y a su servicio a la región. El famoso Bozudo o Bigotes de quien su compañero de apartamento en Bogotá Camilo Cano Restrepo, afirmó: “Es el hombre más inteligente que he conocido”(1)

Nota: Echeverri González, Gabriel. 2019. Pinceladas. Ensayo Biográfico. Publicaciones universidad del Quindío. 318 páginas.


Gabriel Echeverri González
Especial para LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net