Inicio / Historia / JUN 28 2020 / 1 mes antes

Me encontré en la vida con… Jesús Rincón y Serna

Favorito

Autor : Gabriel Echeverry González

Me encontré en la vida con… Jesús Rincón y Serna

Escribió Cuentos de hadas para niños y una versión de la Balada de la cárcel de Reading, del escritor Oscar Wilde, entre otros.

Notable humanista, escritor y poeta nacido en la vereda La Julia del municipio de Filandia, Quindío,  el 1 de abril de 1905 y fallecido en Bogotá el 13 de junio de 1990, cursó sus estudios básicos en su ciudad natal y en la Universidad del Cauca culminó con mucho éxito su carrera de derecho; en ese augusto claustro educativo fue adquiriendo su vasta cultura, aprendiendo griego y latín, lenguas que completó más tarde con el dominio del inglés, francés, portugués, italiano.

Regresó a su tierra y comenzó a ejercer su profesión, sin descuidar sus tareas fundamentales como hombre de letras y lector voraz; no fue ajeno a la actividad política como concejal de Filandia, Aranzazu —Caldas—; diputado a la asamblea de Caldas y presidente de esa corporación y, en el Cauca, concejal de Morelos.

Fue magistrado varios años del Tribunal Superior de Manizales, al finalizar esta misión, residió en Armenia por 2 años y el 30 de septiembre de 1948 viajó a la ciudad de Bogotá donde fijó su residencia, hasta su muerte.

En los años siguientes hizo parte de la Asamblea Nacional Constituyente en 1950.

La obra literaria

Una parte sustancial de su periplo vital lo dedicó a la poesía y a la novela; publicó en 1953 su monumental epopeya La Bolivariada, de la cual el brillante escritor y crítico colombiano Carlos Alberto Castrillón, señaló: “(…) Jesús Rincón y Serna, connotado helenista, publicó la Bolivariada, un extenso canto épico sobre la gesta libertadora en el que demuestra su dominio sobre la métrica castellana en todas sus variantes; casi ningún metro de los que se ensayaron en el Siglo de Oro escapa a la prodigiosa capacidad versificadora de Rincón y Serna. A propósito de este curioso esfuerzo , anota Rafael Maya: “Escribir todo un poema épico sobre el Libertador, en los tiempos actuales, reclamaba excepcionales dotes de inspiración y perfecto dominio de un género literario ya histórico pero difícilmente tolerable en nuestros días.” 1

En efecto su gran canto épico contiene 660 estrofas; sobre el fulgurante hijo de la Colina Iluminada , dijo en elocuente palabras el maestro Helio Martínez Márquez: “Si amén de sus investigaciones filosóficas, históricas y su sentida producción poética, no hubiera escrito sino La Bolivariada, el más bello y completo canto a Bolívar, esto bastaría para consagrarlo como uno de los más grandes e inspirados poetas épicos de la literatura americana” 2.

Escribió poesía lírica en su libro Palabras de amor y poesía mística en El nuevo cantar. Una muestra de su poesía amorosa, en No duermas más: “No duermas más,/déjame aspirar el efluvio/de tus nardos/déjame acariciar tus palomas./ Bajo el sol del desierto/ reverberan los días,/sobre las ramas pasa un / viento errante./Florecerán jazmines cuando/ vengas conmigo./Se abrirá la semilla del dátil./ Flotará junto al agua el / olor del narciso./ / No duermas más,/ déjame esparcir tus cabellos,/déjame acariciar tus palomas./”.

La novela

Descolló en este género narrativo con su obra La última Lámpara, novela sociológica sobre la Segunda Guerra Mundial, en un sesudo ensayo (3) Carlos Alberto Castrillón, sobre novelas y novelistas del Quindío, se refiere a la obra de Rincón, en la siguiente forma: “(…) El lector puede entonces cerrar el libro, agradecido porque la maldición de Zamboa llegó solo “hasta la tercera generación”(…) los obstáculos que afrontan los protagonistas se superan de modo absurdo por la falta de conexión entre los eventos y la realidad que les sirve de contexto, como si un Deus x machina fuera acomodando las cosas para que la novela sobreviva. Y sermones, arengas, peroratas, que ocupan la mayor parte del libro” 3.

Además escribió Cuentos de hadas para niños y una versión de la Balada de la cárcel de Reading, del escritor Oscar Wilde, entre otros.

Recomendado: Me encontré en la vida con… Rafael Cárdenas Melo

Columnista

Buena parte de su tarea intelectual quedó plasmada en columnas en El Liberal de Popayán, el Relator de Cali, El Espectador, El Tiempo, La República, La Patria de Manizales y en revistas nacionales y extranjeras.

Con motivo de la publicación de su gran obra épica, El Tiempo en su leída sección Hace cincuenta años, del 19 de febrero de 2003, inserta una foto con los siguientes personajes: Para celebrar la edición de su poema épico La Bolivariada, el doctor Jesús Rincón ofreció un almuerzo en el Temel de Bogotá, al que asistieron, entre otros, Luis Eduardo Nieto Caballero-Lenc-Roberto García-Peña, Roberto Restrepo, Juan Lozano, Luis Vidales, Carlos Restrepo Piedrahita, Felipe Lleras Camargo y Álvaro Pachón de la Torre 4.

Humanista con formación helenista

Gracias a su exquisita educación adquirida en las aulas de su alma máter y en su gran capacidad de estudio, sus obras y sus escritos adquieren una dimensión que rememora a la antigua Grecia, a los más importantes autores griegos como Homero, Hesíodo, Orfeo, Esquilo, Sófocles, Eurípides, Aristófanes, Píndaro, Anacreonte, entre otros, que conoció en su idioma original. Aunó lo anterior su condición de traductor y de gran viajero por buena parte de Europa y Estados Unidos. Un trabajo del escritor ya fallecido Héctor Ocampo Marín, lo denominó el último humanista.

Reconocimientos y entidades

Perteneció a la Sociedad Bolivariana, a la Asociación de escritores y artistas de Colombia, a la Academia Hispanoamericana de Filosofía y Letras , que presidió; recibió innumerables condecoraciones y reconocimientos por su valiosa trayectoria intelectual.

Entre la universalidad y las letras de la tierra

El ilustre académico y escritor Roberto Restrepo Ramírez, con motivo del centenario del nacimiento de su afamado coterráneo, dijo lo anterior y agregó: “Referirse al humanista es hacer semblanza del filósofo y del poeta que trasegó por diferentes estancias en la búsqueda del sentido de humanidad. Así fue Jesús Rincón y Serna, uno de los filandeños más ilustres del siglo XX, como que por sus méritos literarios ocupa también un sitial relevante en el desarrollo de las letras colombianas (…)” 5.

Confieso mi profunda alegría al investigar sobre el brillante hijo de la Colina Iluminada; por el amor personal y de mi familia por esa bella acuarela maravillosa e inolvidable donde conservamos un pedacito de tierra, donde por unos años estudiaron mis hijos y porque la vida me dio el regalo de la neblina azulada sobre el tinto de la mañana, siempre en el recuerdo.

De la mano del culto amigo y destacado miembro del CLH Jaime Naranjo Orrego, con la eficaz ayuda del compañero de todas las horas, Roberto Restrepo y los ensayos de Carlos Alberto Castrillón, desde luego, entrego al público lector la semblanza de un notable ciudadano, de un campesino de la vereda La Julia, que encumbró el saber y alcanzó la cima de humanidad y cultura. ¡El café nos espera don Jesús, que grata su grandeza!

  1.  Castrillón, Carlos Alberto. Antología de la poesía en el Quindío. Prólogo, selección y notas. Gobernación del Quindío. Gerencia de cultura.
  2.  Martínez Márquez, Helio. 27-02-2011. Por los caminos del tiempo. La Crónica del Quindío.
  3. Castrillón, Carlos Alberto. 2017. Novelas y novelistas del Quindío (1966-2015). En ensayos de historia quindiana volumen 5, AHQ, Biblioteca de Autores del Quindío. Página 112.
  4.  Naranjo Orrego, Jaime. 19-09-96. Jesús Rincón y Serna. Cantor y humanista. La Crónica del Quindío.
  5.  Restrepo Ramírez, Roberto. 01-04-2005. Discurso en primer centenario. Salón Bolívar de la gobernación del Quindío.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net