Inicio / Región / JUN 10 2020 / 1 mes antes

“Me imagino que así no gritaba cuando se lo estaban haciendo”

Favorito

Autor : Lily Dayana Restrepo

“Me imagino que así no gritaba cuando se lo estaban haciendo”

El 6 de mayo, en su casa, Liana Victoria tuvo a su hija, asistida por parteras.

Liana Victoria Rubio Guerrero habló de su experiencia de nacimiento asistido por parteras. 

Abrumadas de frases soeces, muchas madres, en pleno 2020 optan por tener su bebé en casa, asistidas por parteras. Es la historia de Liana Victoria Rubio Guerrero, cuyo caso fue sonado hace cerca de un mes porque denunció al hospital San Juan de Dios por “retener a su hija y acusarla de que su nacimiento no era legal”. A propósito del tema, LA CRÓNICA conoció el trasfondo del asunto y llegó hasta la fundación Mujeres Bachué, en donde se asistió el parto de Liana. Más que contar la acusación de un supuesto secuestro, es relatar la experiencia de los partos en casa.


Hospital vs. casa

Rubio Guerrero contó que el 6 de mayo nació su bebé, “decidí tenerla con parteras porque uno ya se ‘mama’ de malos tratos, tengo una niña de 6 años con la que tuve la experiencia de dar a luz en una clínica, donde vi vulnerados muchos sentimientos y emociones, por ejemplo, que le digan a uno, en un momento en el que sentí mucho dolor y grité ‘me imagino que así no gritaba cuando se lo estaban haciendo’ o, ‘no sea tan escandalosa, porque cuando se lo estaban haciendo me imagino que no era sí’”. La madre agregó que tampoco quería que le hicieran una episiotomía y se la hicieron, “ella fue muy pequeña y aún así me la hicieron, sufrí mucho para que se cicatrizara, entonces no quería repetir esa experiencia, y la de aguantar hambre, de sentirnos solas. Ellas me acompañaron en ese proceso de superar lo que pasó”.

Recomendado: A sus 39 años y tras dos cesáreas, mujer dio a luz una niña por parto natural

Una vez superado el anterior episodio, Liana quedó de nuevo embarazada, aunque tenía unas complicaciones y se le aconsejó tener a su bebé en el hospital, ella decidió que sería en casa. “Porque sabes que si te dolió algo puedes contar con ellas, para que la maternidad sea amorosa y evitar aquellas frases como: ‘Ya van dos horas y usted nada que da a luz, entonces vamos a romperle la fuente’. Aquí se trata de esperar a que la fuente se dilate sola. No se utiliza ningún tipo de medicamento. Si sabemos llevar el dolor y el proceso, el bebé sale prácticamente solo, sin necesidad de que ellas me estuvieran tocando, mirando si la bebé salió o no”. Añadió que el nacimiento estuvo acompañado de cantos, masajes y comida, “una experiencia totalmente distinta. Me quedo con mi parto en casa y lo defiendo”.


Partos en casa son legales

El gerente del hospital San Juan de Dios, Rubén Darío Londoño Londoño, explicó que los partos en casa son legales y están amparados bajo la resolución 3280. “No existen los partos ilegales, no es un término ajustado a la realidad, que los partos deban ser institucionales, no quiere decir que los demás sean ilegales, y es así porque es allí donde están todos los elementos”. Aclaró sobre la queja de Liana, que fue un impasse de rutina en el que por las condiciones en que llegó la mujer debe verificarse la realidad del asunto —confirmar que la mujer sea la madre de la bebé— “Ella tuvo un parto atendido por una partera y si la paciente viene después del nacimiento, se confirma que todo sea cierto y se hacen los trámites correspondientes”.

Le puede interesar: Mitos y realidades del embarazo en medio de la COVID-19

Londoño Londoño resaltó: “Lo último que somos es secuestradores, estábamos tratando de defender los derechos del niño, porque llega sin registro ni historia clínica, lo primero es validar que ella sea la mamá del bebé y los pediatras lo sugirieron. Las parteras vienen, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, también participa, se descartan irregularidades y a través de las secretarías y el ICBF se corrobora la situación. Tuvimos a la niña lo que demora la valoración. Lo que buscamos es resolver y solucionar”. 


Partera intercultural

Tatiana Romo Reyes es una partera intercultural, que hace parte de la fundación Mujeres Bachué, que asistió el parto de Liana Victoria. Ella relató el objeto de la asociación y lo que hacen en el departamento. Mencionó que la idea se originó en Bogotá desde hace 30 años y llegaron al Quindío hace 2. “Lo que se hace es acompañar a mujeres y familias en la toma de decisiones respecto a su cuerpo y su ciclo, se acompaña a las mujeres en su gestación, no es acompañar el parto en casa, sino la decisión de dónde lo quieren hacer”. Sostuvo que hablan todas las lenguas: de la ciencia, la tradición, plantas medicinales, homeopatías, “no nos peleamos con nada”. Resaltó que tienen muy clara la importancia de los procesos actuales y no se los saltan y guían a las mujeres para que se realicen los análisis y controles clínicos. Indicó que en el tiempo que llevan en la región, han asistido 3 partos y tienen otros en proceso. De igual forma tienen escuela de parteras. “Muchas mujeres están decidiendo parir en casa porque en los hospitales se está haciendo el proceso mecanizado”, acotó Romo Reyes.

Lea también: Historias de parteras espirituales, en libro y video

Destacó que son guardianas de la vida y la tradición. “Somos un puente entre la tradición y lo occidental actual, hay muchas cosas de la tradición que siguen, como los masajes y las sobadas. Acompañamos a las mujeres y sus familias, todo en el bienestar, importancia de proteger los 2 mundos. Tejer el puente para estar en bienestar, porque el nacimiento es un momento muy importante, sagrado”. Argumentó que los partos que han acompañado han salido maravillosos y las mamás terminan muy bien. “Cuando ellas pueden parir solas les da muchísima fuerza y en ese proceso se empoderan ellas mismas, las acompañamos en su cuarentena —dieta—. Desde antes también las apoyamos cuando nos hablan para quedar embazadas, pero si llegan a los 7 meses probablemente no lo hagamos, lo ideal es que sea durante el primer trimestre”. Sobre la historia con Liana destacó que sucedieron situaciones complicadas. “El trato no fue adecuado, fue intimidante y violento, es importante que se aclare esto porque las mujeres podemos decidir parir en casa y esto no es ilegal. Vamos a pelear porque de esto no se está hablando y muchas ciudadanas salen de allá maltratadas”. 

Escuche a Liana Victoria Rubio Guerrero (escuchar en otra ventana)

 


Temas Relacionados: Parto nacimiento Hospital parteras

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net