Lunes, 22 Abr,2019
Deportes / ABR 15 2019 / hace 1 semana

“Mi sueño es llegar a los Juegos Paralímpicos París 2024”: Jonatan Velasco

El judoca vive con discapacidad visual, pero nunca fue un impedimento para destacarse en la disciplina.

“Mi sueño es llegar a los Juegos Paralímpicos París 2024”: Jonatan Velasco

Jonatan Stiven Velasco está convocado ara la selección Colombia de judo con limitación y es un referente gracias a su sacrificio y actitud.

Entrenar más para afrontar los retos deportivos a nivel de selección Colombia, y como Quindío en los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales 2019, fue la motivación que le generó al judoca Jonatan Stiven Velasco Blandón la distinción como el deportista Acord especial 2018, gracias a sus logros.

Para él no es impedimento la condición de discapacidad visual con la que debe vivir para afrontar las competiciones, antes está agradecido con la actividad física y con su entrenador, Juan Manuel González, porque le cambió la vida y lo convirtió con la disciplina en una persona de bien.

Recomendado de archivo: Jonathan Velasco, un talento deportivo que se divierte con el judo

El joven, de 18 años de edad, practica el judo desde hace 5 vigencias y se trazó como meta llegar a los Juegos Paralímpicos París 2024. En diálogo con LA CRÓNICA contó detalles de lo que sintió al ser galardonado y el compromiso que adquirió a partir del logro. 

Usted es el deportista Acord especial, ¿cómo se sintió con este reconocimiento?

Muy bien, es algo que no tenía en mente, debo reconocer que no sabía de la existencia de la distinción. Recuerdo que mi entrenador el pasado 1 de enero me dijo que estaba nominado por la Acord, no sabía y él me explicó en qué consistía y que era una exaltación a los mejores deportistas en varias categorías, quedé sorprendido.

¿Cuál fue su reacción al ser finalista y luego cuando lo eligieron como el mejor de la categoría?

Estaba en el colegio, precisamente veía clases de español, cuando mi profesor me dijo que estaba en la final y que debía esperar si era el ganador. Como dije antes es una satisfacción enorme porque no sabía del galardón. De ahí en adelante me llené como de ansiedad, no esperaba la hora que se diera a conocer el ganador, resulté yo, estoy muy agradecido porque es un triunfo y resultado de la actitud de muchas personas que se han sacrificado por mí, sin ellas no podría estar acá como el deportista que soy, estaría quizás sin un futuro específico, en las calles sin un rumbo.

Lea también: La triatlonista Lina María Raga es el Acord de Oro 2018

¿Qué efecto trae la distinción como deportista?

Me sube bastante el ánimo a la hora de afrontar los entrenamientos, que son dolorosos, y para buscar el triunfo dentro de las competiciones. Pero vale la pena el sacrificio y el esfuerzo, y hay motivo para llevarlo a cabo.

¿Qué viene para usted en este 2019?

Ahora se vienen los entrenamientos con la selección Colombia limitados visuales de judo y regresaremos al Quindío a seguir con toda la preparación, porque en dos semanas debemos desplazarnos a Medellín a competir y darlo todo en el tatami, aunque estoy clasificado para afrontar los Juegos Nacionales y Paranacionales 2019, quién quita que se presente un reto mayor en este espacio. En junio y agosto se vienen dos concentraciones más con la selección nacional y de ahí, a afrontar las justas colombianas en Bolívar.

¿Por qué el judo, qué le llamó la atención?

Antes del judo practiqué otras disciplinas como el fútbol, pero no sentía que fuera lo mío, aunque no era el más malo de los jugadores. Necesitaba una práctica que la convirtiera en mi vida, soy muy apasionado a la WWE —lucha libre de entretenimiento en Estados Unidos— desde luego no iba a llegar jamás a un ring de esos, pero me atraía y quería compensar eso y ahí conocí a mi entrenador y me motivó a ensayar tras haberme escuchado hablar con el rector del colegio. Empecé a entrenar por pasatiempo y para hacer algo en tiempos libres, y con el paso de los días me cautivó. Debo manifestar que el judo me cambió, antes era muy grosero y desjuiciado, y poco a poco la disciplina del deporte me fue mejorando la vida, es que antes de volverse deportista de élite hay que ser persona. El judo fue una causa de mi transformación, pero fue mi entrenador Juan Manuel González, con su gran enseñanza, quien me orientó, fue gracias a él que encontré el camino correcto. No pude ser luchador de la WWE, pero soy judoca ganador.

Recomendado de archivo: Quindío será sede del clasificatorio hacia los paranacionales en cinco disciplinas

¿Qué sueños están pendientes por cumplir?

Los sueños que tenemos mi entrenador y yo están orientados hacia los Juegos Paralímpicos París 2024, estamos trabajando para ello, es cuestión de paciencia y mejorar en las falencias que pueda tener. Estoy muy motivado.

¿Cuál es el mensaje para las personas que por su condición de limitación no se consideran capaces?

La vida es una sola, uno no debe colocarse barreras. Como deportista yo considero que las discapacidades están en la mente, como judoca he competido ante jóvenes convencionales con todos sus sentidos y logré buenos resultados, no me quejo de ello. Si cuentan con una limitación, que se animen a conocer un deporte que sea de su agrado, la actividad física es un motivador para no buscar los malos pasos en las calles, nadie está exento de practicar una disciplina, eso lo puedo asegurar.


Andrés Felipe Ramos Gámez
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net