Viernes, 21 Sep,2018

Judiciales / MAR 29 2018 / Hace 5 Meses

Microtráfico, menores infractores y habitantes de calle, retos del coronel Benavides

El oficial hizo un llamado a no dar limosna para no incentivar la indigencia y a cuidar y acompañar en todo momento a los niños y adolescentes para que no caigan en las garras de la delincuencia. 

Microtráfico, menores infractores y habitantes de calle, retos del coronel Benavides

Tras un análisis de la seguridad en el Quindío corrido el primer trimestre del año, el coronel Luis Hernando Benavides, comandante de la Policía Nacional en el departamento, habló sobre sus principales preocupaciones, la operatividad y los retos frente a la institución.

Vea también: Seguridad y acercamiento a la comunidad, compromisos del C. Luis Hernando Benavides

Inició señalando que el trabajo policial se ha reforzado y muestra de ello son las 998 capturas reportadas hasta este miércoles, 773 en flagrancia y 225 por orden judicial.

“Si bien son menos que el año pasado se debe a que hemos cambiado la metodología y ahora no vamos solamente detrás de los consumidores de droga que llevan unas pocas dosis o los pequeños expendedores, estamos persiguiendo a las estructuras detrás del microtráfico”, dijo.

Lea también: Policía propinó duro golpe al microtráfico, se desmanteló la banda 'Los Cholos'

Señaló que la idea es combatir el delito de raíz, pues un capturado con unas 5 dosis lo que representa es un desgaste institucional en el que se pierde una unidad judicializando a una persona que normalmente es dejada en libertad, mientras puede estar en las calles aportando a la seguridad, .

“Es por ello que las detenciones por orden judicial son muy importantes, porque se dan tras un trabajo investigativo que soporta el caso y que realmente puede llevar al procesado a prisión”, sostuvo.
 

Los homicidios

El oficial precisó que el homicidio sigue siendo el flagelo que más afecta la percepción de seguridad y por ello contra este los trabajos han sido arduos y especiales.

“A la fecha se tienen 50 asesinatos, pero la cifra se irá disminuyendo a medida que avancemos en el cronograma de operativos programados contra grupos delictivos relacionados con el comercio de alucinógenos, del que se han derivado la mayoría de estas muertes”, agregó.

Lea también: 40 policías reforzarán seguridad en Calarcá

Informó que durante 2018 han sido capturadas 30 personas por homicidio y se han incautado 50 armas de fuego ilegales, algo que favorecerá a futuro en las estadísticas, pues se van a disminuir los casos de lesiones y crímenes.
 

El microtráfico

“La venta y consumo de estupefacientes son los principales generadores de inseguridad y violencia y por ello es que, de la mano con la Fiscalía, la gobernación, las alcaldías y demás autoridades, buscamos generar estrategias conjuntas para atender estas situaciones”, sostuvo el oficial.

Dijo que se puede señalar que el trabajo hasta el momento es bueno, pero hay que seguir buscando herramientas.

Vea también: Cayó en Armenia alias Pinky, integrante de poderosa red del narcotráfico

“En el caso de los alucinógenos tenemos alrededor de una tonelada incautada en estos tres meses, hemos impactado 4 organizaciones delincuenciales y se han realizado 65 diligencias de registro y allanamiento, algo positivo, pero sabemos que aún falta”, relató.

Resaltó que infortunadamente la operatividad genera otro fenómeno y es la reacomodación de grupos al margen de la ley, que buscan ocupar el espacio de los desmantelados y es allí donde incluso se genera gran parte de los homicidios, en medio de la lucha territorial.
 

Los robos

“El hurto también es punto neurálgico en la seguridad y no estamos ajenos a ello”, informó el alto mando.

Señaló que se tiene reporte hasta el momento, de acuerdo con las denuncias, de 245 hurtos a residencias, 212 a locales comerciales y 450 a personas.

“En ello también hemos trabajado mucho logrando recuperar 15 motos, 10 carros y en 225 casos elementos como celulares y carteras”, precisó.

Lea también: 1.700 policías garantizarán seguridad en Semana Santa

Reveló que infortunadamente hace falta bastante, pero para ello se necesita contar con la colaboración de la comunidad, que las personas informen de manera responsable y oportuna los casos.

“Tenemos la falta de seriedad al informar sobre situaciones de riesgo y ello en muchas ocasiones genera demora para conocer hechos verídicos y el tiempo, pues cuando las personas no suministran oportunamente la información los datos pueden variar, por ejemplo el delincuente ir muy lejos, haberse refugiado o cambiado de ropa”, agregó.

Dijo que a lo mejor no se podrá asistir a todos los casos, pero sí se podrá ayudar en muchos.
 

Habitantes de calle 

El coronel Benavides se refirió a otro factor de los que considera es un generador de inseguridad, los habitantes de calle.

Indicó que infortunadamente estas personas causan afectación no solo a la percepción sino también a la seguridad.

En Armenia tenemos gran cantidad de indigentes y ello obedece por un lado al buen clima de la región y por otro al buen corazón de los quindianos, que siempre buscan ayudar”, precisó.

Le puede interesar: “30 mil pesos puede lograr un limosnero al día”

Expresó que por ello el tema ha sido objeto de reuniones y se tienen otras programadas para buscar una solución.

“El problema es que cuando los ciudadanos le ofrecen alimentación a los habitantes de calle, que en su mayoría presentan adicción a las drogas, hacen que estas personas no se preocupen por alimentación y que ocupen su tiempo buscando la manera de obtener recursos para el consumo de las sustancias, bien sea a través de la limosna o los hurtos”, dijo.

Por ello elevó un llamado a la comunidad para que si de verdad quiere ayudar lo haga a través de las autoridades, de fundaciones o instituciones que trabajen en la resocialización de estas personas.
 

Menores infractores

“Los menores infractores son otro tema pendiente para la seguridad y el desarrollo de la sociedad y lamentablemente tenemos un fenómeno que ha venido creciendo y es la instrumentalización a la que son sometidos por parte de grupos delincuenciales, que aprovechan que los niños y adolescentes están por fuera del ámbito del código penal”, resaltó.

Reveló que por ejemplo, conoció por parte de investigadores de un niño sicario, quien no superaba los 13 años de edad y se desenvolvía en ese campo como un adulto, todo porque los antisociales lo prepararon así.

Benavides expresó que infortunadamente con la ley 1098 de 2006, Código de Infancia y Adolescencia, creada para proteger a los niños de situaciones como maltrato y demás, se creó otra percepción.
 

“Es muy común encontrar que al indagar a padres de menores infractores, digan que el Estado es el culpable al haberles otorgado tantas libertades, que porque supuestamente ya no pueden ejercer autoridad sobre sus hijos, pues no los pueden castigar”, relató. 


Ante ello envió un mensaje y es que hay diferentes maneras de aconductar a los hijos, la principal es el ejemplo, pues no podemos pedir algo que no hacemos, “un padre no puede decir a su descendiente que no consuma droga, que no robe o mate, cuando él lo hace”.

El llamado es a que respetemos la niñez, esa población debe estar estudiando, jugando, compartiendo con su familia y no delinquiendo.

“Acá lo que debemos tener es más unidad familiar,  respeto por las normas y trabajar en el fortalecimiento de valores”, concluyó.


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net