Jueves, 14 Nov,2019
Deportes / OCT 22 2019 / hace 3 semanas

Miguel Londoño, a sus 12 años, una realidad del bolo quindiano

Autor : Andrés Felipe Ramos Gámez

Ha llamado la atención que a su corta edad intervino en certámenes de la categoría sub-18.  

Miguel Londoño, a sus 12 años, una realidad del bolo quindiano

En el nacional sub-18 de bolo, Miguel Ángel Londoño ganó una medalla de plata y otra de bronce.

El bolo es una disciplina que le ha dado gran importancia y dejado en lo alto al Quindío, gracias a los exponentes históricos que ha tenido como el caso de Clara Juliana Guerrero y ahora con Laura Garzón, Juan Guillermo Londoño, Fabio Augusto García, Francia Arango y otros.

Y la cosecha de grandes referentes no para. Ahora, uno que ha llamado la atención es Miguel Ángel Londoño —el hermano menor de Juan Guillermo—, quien alcanzó una medalla de plata y otra de bronce en el pasado nacional sub-18, que se llevó a cabo en la bolera de Cali.

Pero lo más impresionante es que dentro de un certamen de jóvenes mayores de edad, Miguel Ángel actuó con solo 12 años, e incluso estuvo cerca de hacer un juego perfecto —logró 298 puntos de 300—, para sin duda convertirse en esperanza de la disciplina en la región.

Vea también: Por entreno y estreno de pista, Silvana viajará este martes a EE. UU.

El joven, que cursa grado quinto, habló con LA CRÓNICA y contó detalles de su vida, el gusto por la disciplina y la preparación.

Usted llamó la atención porque a los 12 años jugó un campeonato nacional de la categoría sub-18, ¿cómo le fue?

El primer día me sentí muy nervioso, es que no creía que fuera a traer medallas de plata y bronce con tanto participante grande y bueno. Pensaba, en un primer instante, en ganar experiencia, pero muy satisfecho por lo que se cosechó.

¿En qué momento del certamen se pudo dar cuenta de que podía ganar medallas?

En el segundo día me di cuenta de que podía sumar preseas, fue cuando por poco realizo un juego perfecto —298 puntos de 300—. Empecé con muchos nervios, porque no me podía equivocar y se requería de mucha concentración. Después de lanzar me quedaba sentado y observaba para aprender y llenarme de tranquilidad.

¿Cómo participó a los 12 años en un certamen para jugadores de 18 años?

Tuve que estar en un selectivo que duró 3 días, aunque no seguidos. Fue un clasificatorio en donde no hubo muchos participantes, yo tenía la idea de estar en el sub-16, pero opté por la sub-18 porque había mayor posibilidad de ganar medallas.

Le puede interesar: Emanuel y Simón, pareja de alto nivel en el chiquitines

¿Hace cuánto practica el bolo?

Hace nueve años lo empecé a practicar por mi familia, la cual le vio mucho interés. Cuando estaba pequeño iba al Bolo Club, por edad no podía jugarlo pero cuando me dijeron que ya podía tomé esa bola y me llené de alegría y seguí, fue amor a primera vista.

¿En qué campeonatos ha podido participar?

Siempre en Semana Santa he estado en certámenes sub-12 y sub-14. En 2019 intervine en el sub-12 y en el sub-21, en un festival que se lleva a cabo en Cali. Me ha ido muy bien en el de menores y en el festival de la capital vallecaucana, aunque no fui campeón, figuré.

 ¿Cuáles son esas virtudes con las que cuenta y lo tienen en un gran nivel?

Primero que todo es esa actitud de no rendirme sabiendo que hay personas que juega mejor que yo, mi meta es alcanzarlas. Segundo, he mejorado en la concentración al mirar bien las referencias y me ha ido bien gracias a Dios. Faltan mejoras en la llegada, que es el último paso antes de tirar la bola.

Su hermano mayor es Juan Guillermo Londoño, un referente del bolo en el Quindío, ¿cómo es esa relación?

Él me motiva mucho, siempre da indicaciones de que puedo hacer ciertas acciones a la hora de competir, me ayuda, por ejemplo, sobre qué bola debo utilizar y me señala las fallas que debo superar. Siempre voy a verlo cuando está en competición, porque es una persona muy especial.

Lea también: Quindío-Pereira, llegó la hora de ganar de nuevo como local

¿Cómo hace para mezclar el estudio y los entrenamientos sin afectarse ambas responsabilidades?

Cuando son exámenes finales me quedo estudiando y por supuesto le bajo a los entrenamientos. Si no tengo que presentar pruebas de alto nivel, me entreno con mayor intensidad, que es lo que me gusta.

Aparte del bolo, ¿qué otras actividades realiza?

Siempre me gustaron el baloncesto, fútbol y la natación. Dedicado al deporte, pero estas prácticas las dejé este año por cuestiones de estudio y cuidarme en el bolo, además tenía mucho desgaste.

¿Cómo se ve en el futuro como jugador de bolo o profesional en cualquier aspecto?

Deseo ser campeón mundial de bolo varias veces seguidas. Clara Juliana Guerrero, la mejor del departamento, es mi madrina, hablo con ella y sería muy bueno igualarla.

Para lo que resta de 2019, ¿qué queda pendiente?

Viene el selectivo nacional, aunque no sé si lo vaya a jugar, si tomo la decisión de afrontarlos es porque me veo preparado, pero si no intervengo es porque necesito mejorar algunos aspectos. Ese certamen es duro, si sigo entrenando fuerte creo que voy a llegar muy bien a la cita.

 

Andrés Felipe Ramos Gámez
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net