Inicio / Ciudad / JUN 25 2020 / 1 mes antes

Molestia por contrato de suministro de alimentos en EPA

Favorito

Autor : LA CRÓNICA

Molestia por contrato de  suministro de alimentos en EPA

El contrato se firmó para atender las reuniones de la junta directiva y para el personal operativo que eventualmente extiende su jornada laboral.

A manera de ejemplo, un almuerzo le puede salir a la entidad entre $21.875 y $25.250. 

Un contrato por $24.000.000 para suministrar alimentos en las reuniones de la junta directiva y al personal que extiende su jornada laboral en Empresas Públicas de Armenia, EPA, ha despertado inquietud y rechazo entre un sector de la ciudadanía de Armenia. 

Firmado el pasado 27 de febrero por la exgerente de la entidad, María del Pilar Herrera Pardo —actual secretaria de Infraestructura—, el contrato establece precios que, aparentemente, están por encima del promedio del mercado en la ciudad.

Los precios del menú son los siguientes: desayuno tipo 1: plato a 12.700. Desayuno tipo 2: plato a 11.750. Desayuno tipo 3: plato a 12.000. Almuerzo tipo 1 —corriente— plato a 21.875. Almuerzo tipo 2 —especial— plato a 25.250. Refrigerio tipo 1 plato a $11.700. Refrigerio tipo 2 plato a $12.450.  

Cabe resaltar que en el contrato no establece un número mínimo o máximo, sino que se especifica que es hasta agotar la suma total de los $24.000.000, siempre y cuando no se exceda del 31 de diciembre.  

Parte de la indignación ciudadana también se ha despertado por el anunciado suministro a las reuniones de la junta directiva. “¿Se justifica que EPA sostenga un contrato de almuerzos, refrigerios y desayunos para la junta directiva —alcalde, gerente y otros que ganan muy bien—, con la platica que cada mes llevamos con sacrificios”, fue la pregunta que se viralizó a través de un mensaje de WhatsApp. 

En el mismo sentido, Luis Fernando Patiño Franco, presidente del Sindicato de Trabajadores de Empresas Públicas de Armenia, Sintraepa, calificó la inversión como innecesaria. “No estamos de acuerdo con que la entidad gaste esa cantidad de dinero en cosas que no son necesarias, que la empresa no necesita como tal. Este año, a pesar de que ya estaba aprobado en el presupuesto casi no aceptan el 6 % de aumento para los trabajadores, por eso no estamos de acuerdo con que la empresa malgaste el dinero, hay que invertir, hay que conseguir equipos para hacer más efectiva la prestación del servicio”, aseguró. 

No obstante, el líder sindical le dijo a LA CRÓNICA que la EPA sí ha repartido almuerzos y comidas. “No se justifica la cantidad de plata que se está mencionando. Algunas cuadrillas sí han recibido la alimentación cuando extienden su jornada, pero no creemos que el precio suba a tanto. La verdad es que no vemos con muy buenos ojos que esa gran cantidad de dinero sea invertida en esos temas”. 

 Recomendado: 8 meses tardará la intervención en el puente de Los Quindos

 

 Gerente le salió al paso 

Ante las críticas, Jorge Iván Rengifo Rodríguez, actual gerente de EPA, explicó que anualmente la empresa suscribe un contrato de alimentación, ya que requiere un apoyo importante desde el punto de vista operativo para el personal de campo. 

“Muchas veces, por el tipo de obras que ejecutamos, las jornadas se extienden y nosotros realizamos apoyo logístico a nuestros funcionarios con refrigerios y almuerzos. Este 2020, el contrato, como el de cada año, se ejecuta previamente a la actividad precontractual de un estudio de mercado, que atiende a los requisitos del sector y siguiendo los lineamientos establecidos para la contratación”. 

Aclaró que la ejecución de este año ha sido direccionada únicamente al suministro de refrigerios y almuerzos al personal operativo, ya que, a raíz de la situación del coronavirus, los funcionarios han tenido que extender sus jornadas laborales. 

“Entiendo que hay una molestia pública porque el contrato incluye suministro de refrigerios y almuerzos para reuniones extraordinarias de junta directiva, pero al respecto podemos decir que no hemos ejecutado ninguno de esos rubros, porque hemos concentrado todo en el personal que está en campo”. 

Respecto a la clasificación de los almuerzos, indicó que se vela porque los almuerzos ofrecidos cumplan con la línea nutricional definida. “En el contrato sí se cotizan diferentes opciones, pero esto no quiere decir que haya exclusión. Por ende, este año le hemos suministrado solamente a nuestro personal operativo almuerzos de calidad en las condiciones que ellos se merecen”.  

Rengifo Rodríguez aseguró que históricamente el dinero destinado a comienzos de año ha sido suficiente para suplir las necesidades, sin embargo, ante las nuevas condiciones provocadas por la pandemia existe la posibilidad de que esta vez no alcance.  

“Nuestro personal funcional ha tenido que aumentar sus actividades de campo y se ha hecho mayor atención, aspiramos a que este rubro nos alcance gran parte del año”, concluyó. 

Comparaciones 

Para entender el malestar que generó el contrato, LA CRÓNICA buscó 2 puntos de referencia recientes en contratos celebrados en este 2020.  

Por ejemplo, en el estudio de mercado que realizó la alcaldía de Armenia para contratar el suministro de alimentos al personal de la administración municipal que atendía la pandemia provocada por el coronavirus se establecen los siguientes rangos de precios, con base en valores suministrados por 3 restaurantes diferentes de la ciudad.  

Refrigerio sencillo entre $9.600 y $9.900. 

Refrigerio especial entre $13.500 y 14.000. 

Almuerzo ejecutivo entre $15.000 y 15.500. 

Almuerzo especial entre $25.000 y 26.000. 

 En segundo lugar, cabe recordar que los paquetes alimentarios que entregó la alcaldía de Armenia a las personas que requirieron la ayuda en la cuarentena, se compraron a un precio de $26.020 incluido el Iva. Estas ayudas incluían, según la minuta, aceite por 500 centímetros cúbicos, 5 libras de arroz, una libra de lentejas, una libra de azúcar, una libra de sal, una libra de avena, una libra de arveja, un rollo de papel higiénico, 2 panelas y 250 gramos de pasta. 

Es decir, el kit alimentario que se entregó a las personas más necesitadas de la ciudad costaba $770 más que un plato de los que cotizó Empresas Públicas de Armenia para entregar a su junta directiva o al personal de campo.

Recomendado: La Rana, una locura que duró 40 años

 


Temas Relacionados: EPA Contrato Alimentación

COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net