Domingo, 15 Dic,2019
La Salida / JUL 16 2019 / hace 4 meses

Pablo Correa representará al Quindío en el festival Colombia Canta y Encanta

Pablo Correa representará al Quindío en el festival Colombia Canta y Encanta

A sus 13 años de edad, Pablo Correa es el único representante quindiano del festival Colombia Canta y Encanta.

El quindiano participará en el evento musical, que se llevará a cabo del 18 al 21 de julio en Medellín.

Pablo César Correa Montañez, de 13 años de edad, representará al Quindío en la competencia de talentos nacional del festival Colombia Canta y Encanta, que se realizará en Medellín a partir del próximo 18 de julio. El artista, que sorprende con su desborde de talento, interpreta más de cinco instrumentos a su temprana edad, y tocará dos canciones dentro del concurso, la primera en versión inédita del maestro Pacho Toro, y la segunda, una pieza representativa del Quindío, Hágame un tiple maestro.

Vea también: 
María José Porras, única colombiana participante de Ruta 7

¿En qué categoría del festival va a participar?

Voy a participar en la categoría de talentos en el festival Colombia Canta y Encanta, que se va a realizar del 18 al 21 de julio en la ciudad de Medellín.

¿Cómo logra ser parte de los competidores?

Hay un grupo de música andina colombiana en Whatsapp, que he venido conociendo poco a poco por medio de mi trayectoria dentro del medio. Por ahí mandan las convocatorias y yo apliqué con una canción muy representativa del Quindío, Hágame un tiple maestro, que espero poder llevar a muchos escenarios. Tuve que presentar un video de seis minutos cantando y tocando algún instrumento o bailando. Para mí es un reto enorme este festival, es la primera experiencia con tanta exigencia que voy a tener y voy a llevar la guitarra para acompañarme. 

Lea también: Reinado Nacional del PCC y el del Café, siguientes retos de María C. Ramírez

¿Cuáles canciones va a interpretar en la competencia?

Voy con Hágame un tiple maestro y un sanjuanero de Pacho Toro, una persona que conocí gracias a estos concursos de música colombiana, y me compuso una canción con mucho cariño, la cual llevé por primera vez al concurso Himnos del Sanjuanero. La participación de estos eventos y festivales ha sido una experiencia maravillosa, pues deja conocimientos y personas increíbles.

¿Cuál es la canción que le escribió?

Es una canción alegre del Tolima y del Huila e ilustra algunos personajes que hicieron parte de la historia de esos departamentos como Inés García, algunos aspectos de los bailes típicos y de la cultura. En la búsqueda de un compositor que nos hiciera una canción inédita para el festival, pensamos en él para plasmar una pieza sobre esta región Andina.

Lea también: Khloe Solarte, reina transformista del Quindío

¿Con cuál de las canciones que va a interpretar se siente más cómodo?

Definitivamente con el sanjuanero de Pacho, porque es una canción un poco más alegre, que me permite bailar más e interactuar mucho con el público. Me siento enorgullecido de poderla interpretar.

¿Cuál fue el primer festival en el que participó?

El primero fue Fundanza Canta, un festival muy importante para aprender, para perder miedos, para tener más confianza, y para tener técnica vocal. Y el segundo fue el Turpial Cafetero en su segunda versión, que fue el primer festival regional que tuve y que por supuesto me ayudó a conocer a diferentes personas de la región que se mueven en el mundo de la música colombiana.

¿Qué expectativas tiene del festival?

Veo esto como una experiencia de aprendizaje porque los otros competidores son amigos y hermanos, no rivales. Voy con la expectativa de aprender y de conocer personas que se muevan en el mundo de la música andina. 

Recomendado: Quindiano lidera el proyecto más ambicioso del Eje Cafetero

¿Cuál es su sueño más grande con la música andina?

A pesar de que se está conociendo mucho de la música andina colombiana en el país y en algunas partes del mundo, hay que seguir inculcándola, sobre todo a nosotros los niños, porque son piezas que hablan sobre nuestros cafetales, nuestras regiones y todos esos hermosos paisajes que tenemos, lo que no encontramos, por ejemplo, en el reguetón, que son canciones que manejan un lenguaje que no es apto para todo el mundo. Quiero ser un embajador de la música colombiana y seguirla llevando a muchas partes.

¿Quiénes le inculcaron el género?

Mi mamá ha sido la persona que más me ha inculcado e involucrado en este mundo, desde más pequeño cuando me metió a estudiar en Fundanza. También Tobías Bastidas, que tengo muchos agradecimientos hacia él, a Mateo Moreno, David Heincke, Diego Ariza y muchas personas más, me quedaría todo un día dando agradecimientos. 

Recomendado: Sueños de tambor: música para el cambio social

¿Desde qué edad empezó a interesarse por la música?

Desde los 2 años empecé a coger CD para volverlos baterías, y a los 4 años me la compraron y empecé a ir a clases de percusión. Posteriormente, cuando entré a Fundanza, aprendí a tocar la guitarra, el bajo y el tiple, pero sigo aprendiendo cada día más y mi próximo proyecto será aprender a tocar el piano y otros instrumentos.

Cuéntenos sobre su experiencia en el coro Semillas de Paz

He estado muy presente del Cuyabrito de Oro y conocí del grupo Semillas de Paz y quise volverme el tiplista para conformar una agrupación y aprender a tocar otro instrumento. Ha sido la mejor experiencia contar con el apoyo de Mateo Moreno y Tobías Bastidas.

¿Por qué se interesó en aprender a tocar tiple?

La guitarra es un instrumento muy versátil y bonito, pero el tiple es un instrumento autóctono de la región y me encanta la sonoridad única que posee; le da vida al bambuco y a toda la música colombiana.


Carolina Marín
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net