Martes, 19 Nov,2019
Cultura / MAR 03 2017 / hace 2 años

Paisaje Cultural Cafetero, desde otra mirada

Con cerca de 100 personas en condición de discapacidad visual y auditiva, se realizó en Armenia el proyecto Paisaje Sensorial Cultural Cafetero, a través del cual se buscó la inclusión social en la capacitación de guías turísticos orientados a esta comunidad.

Paisaje Cultural Cafetero, desde otra mirada

María Fernanda Fernández Granada, directora de Corpocultura.


Proyecto innovador 

Según Sebastián Andrioli Gómez, encargado de la sala ‘Conecta Sentidos’ y director del proyecto, habló sobre las actividades realizadas durante el proceso, entre las que destacó capacitaciones en el tema del Paisaje Cultural Cafetero, PCC, en tecnologías, fotografía, lecto-escritura en braile y capacitación en café a través de la visita guiada a una finca.

Se trató de demostrar que las personas, a través de los sentidos podían vivir el PCC. Una experiencia muy bonita con resultados importantes que hoy se pueden ver a través del documental en YouTube, ‘Paisaje Cultural Sensorial Cafetero’, también fotografías y una revista en braile e impresa, que están en la biblioteca municipal”, destacó.

El programa, que duró 4 meses, nació del boom del turismo, y la necesidad de sensibilizar hacia el tema.  De manera que estas personas contaran a otros lo que hay en la región, a partir de lo que ellos percibieron con otros sentidos. De esta manera, según Andrioli, “se evidenció que en Armenia hay un turismo accesible”.

El proceso continúa

María Fernanda Fernández Granada, directora de la Corporación de Cultura y Turismo de Armenia, Corpocultura, y una de las abanderadas del proceso apuntó sobre el mismo, que “fue la oportunidad perfecta para hacer una apropiación real para toda la ciudadanía, de una declaratoria que es de todos, hasta este momento las personas se apropiaban con todos sus sentidos, ahora se hace de una manera distinta”. 

Y añadió: “Aprendemos a ver ese paisaje de una manera diferente, y hoy también se lleva una bandera de la discapacidad. Un proceso de inclusión bien hecho da muy buenos resultados y todo gracias a la gestión del alcalde”. 

Sobre la continuidad del proyecto la directora anunció que este año participarán de nuevo en esa convocatoria, con el objetivo de seguir adelante con el turismo sensible, para todas las personas con cualquier tipo de discapacidad, a ellos se les capacitará en turismo y oferta gastronómica, para que ellos sean intérpretes culturales también.

De esta manera, por ejemplo, una persona con discapacidad motriz podrá comentarle a alguien de su misma condición, en qué hoteles se puede hospedar, cuáles vías son más fáciles de transitar, y así más personas se animarán a visitar la ciudad.

Con otra mirada

Jenny Andrea Orozco Escárraga, estudiante de sexto semestre de comunicación social, y jefe de redacción del producto final del proyecto, contó su experiencia en el proceso del que hizo parte en el grupo de invidentes. 

Una experiencia muy enriquecedora porque conocimos otra faceta de nuestra tierra, tuvimos la oportunidad de probar el café natural, sentir el olor y escuchar todas las experiencias que surgen dentro del procesamiento del grano”, apuntó.

Una experiencia de sentidos, porque la gente toma café porque sí, señaló la joven y describió su acercamiento con el mismo. “Nosotros comprobamos que la bebida es de sensaciones, se huele, porque tiene aroma; se siente, porque se pueden tocar las pepas; se oye porque al ser procesado las máquinas emiten sonidos y se prueba, porque se cata”, señaló Orozco. 

Finalmente destacó que más que imaginarse el paisaje, lo que se debe hacer es entrar en él. Escuchar los pájaros, las hojas de los árboles, y descubrir que los campesinos “tienen el paisa más arraigado”

Por otra parte, sobre la realización de la revista comentó que la hicieron entre todos y esta recoge las vivencias de cada uno de los participantes.  Se hizo en computador, y luego se pasó a braile, pero la idea es hacer el braile a mano ya que la computadora comete algunos errores, destacó la estudiante. 

Miguel Ángel Martínez Ocampo, presidente de la Asociación de Sordos del Quindío, Asorquin, fue otro de los participantes del proyecto, él posee una discapacidad auditiva. Relató que se sintió agradecido por ser tenidos en cuenta. Su percepción del PCC cambió después de esto y coincidió con Jenny en que la gente acostumbra a tomar café y ya, deja a un lado, que tiene un olor y sabor particular y que está lleno de sentidos y experiencias. 

Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net