Lunes, 16 Dic,2019
Región / SEP 11 2017 / hace 2 años

Pijao se declararía en calamidad por riesgo de avalancha

Pijao se declararía en calamidad por riesgo de avalancha

El martes se hará una reunión en la CRQ para tratar el tema de los estudios hidrográficos e hidráulicos.

El procurador de tierras y sostenibilidad del Eje Cafetero, Diego Trujillo, y el gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, pidieron que se declare una calamidad en Pijao por el riesgo de avalancha que representan las cárcavas y el cauce del río Lejos.


Las solicitud se dio en una reunión que se llevó a cabo el pasado viernes, en la cual el director de la Unidad Departamental para la Gestión de Riesgos y Desastres, Udegerd, Fáber Mosquera, presentó el informe de un estudio sobre el peligro en el que se encuentra el municipio cordillerano y las acciones preventivas que deben desarrollarse antes de que inicie la temporada de lluvias.

La realidad nos dice que el riesgo existe, por lo tanto hay acciones de las autoridades que deben ser inmediatas. El tema de la declaratoria de emergencia no puede causar pánico, nadie ha pensado en la posibilidad de que se vaya a malutilizar para evitar el tema de la contratación como debe ser. Es mejor declarar una emergencia que no termine en una tragedia, que tener que hacer una en donde ya pasó”, dijo el procurador.

El gobernador indicó que es necesario gestionar de manera inmediata los recursos para poder actuar eficazmente.

“Vamos a pedir a la secretaría de Planeación que declare abierta cualquier posibilidad económica que requiera la Udegerd para iniciar los trabajos necesarios. Si los convertimos en una urgencia podemos acelerar cualquier gestión. La declaratoria nos permite actuar de manera inmediata. Nos vamos a hacer acompañar de los organismos de control para que sean ellos los que garanticen el manejo de los recursos”, afirmó el mandatario departamental.

El alcalde de Pijao, Édinson Aldana Martínez, aseguró que la declaratoria ya está elaborada. “Hace dos meses hicimos el documento de la declaratoria de calamidad. Lo que podemos señalar hoy es que vamos a empezar a hacer unos estudios hidrológicos con la CRQ y la secretaría de Planeación, los cuales nos están haciendo falta para determinar los problemas y las posibles soluciones que tenemos que hacer al cauce y a la cárcava”.

Vea también: Cárcavas de Pijao, un riesgo inminente para la población

 

Identificación y caracterización de riesgo

Durante el encuentro, Mosquera informó que, en asocio con la universidad La Gran Colombia, la Udegerd realizó una serie de análisis sobre la situación de las cárcavas que están ubicadas en la zona rural de la localidad, los cuales arrojaron la necesidad de llevar a cabo acciones preventivas.

 

“Ha sido un tema crítico desde hace muchos años. En febrero del año pasado empezamos a hacer visitas para determinar de qué manera se pueden intervenir de forma efectiva. En el desarrollo del estudio se lograron identificar 157 deslizamientos en el municipio, de donde se encontró que hay dos que tienen una amenaza alta, los cuales están ubicados en las veredas Las Camelias y Las Pizarras, dentro de las cárcavas. Los otros son de menor tamaño, pero también hay que hacerles intervenciones”. 

 

Por medio de la ONG Mapeo Humanitario se llevó a cabo un levantamiento cartográfico y topográfico, con el fin de dimensionar el tamaño de las cárcavas

“Encontramos que hay una que es de 1.300 metros de largo y 300 de alto, por lo que pudimos evidenciar que hay un volumen de tierra importante que es el que genera el mayor riesgo al municipio”.

Mosquera explicó que por medio de la labor se determinaron los puntos de evacuación para todos los habitantes, tanto de la zona urbana como rural. 

“Generamos un plan para desarrollar elementos preventivos, en caso de que el riesgo se manifieste. Uno de ellos es tener una sectorización del casco urbano y hacer la reubicación de los puntos de encuentro, así fue como salió un plano de evacuación donde hay unos puntos  específicos que le dicen a la población dónde puede evacuar. La información ya se entregó a la alcaldía y la Oficina Municipal para la Gestión del Riesgo, Omgerd, se socializó con los organismos de socorro y ahora vamos a empezar con la comunidad. El mapa es muy importante y puedo decir que en todo Colombia no hay 10 municipios que lo tengan”.

Vea también: Génova y Pijao, municipios que tienen más riegos de inundación

 

Acciones

Manifestó la necesidad de hacer un cerramiento en el lugar de las cárcavas, ya que el tema del ganado en la zona es uno de los que más daño genera en las tierras. 

“Los bovinos hacen más vulnerable la tierra, por lo que se planteó el cerramiento de las cárcavas. Desde la Udegerd ya tenemos 10.000 metros lineales de alambre para ser entregados al municipio, estamos pendientes de que se realice un comodato con los propietarios, porque no podemos intervenir un predio privado. El proceso lo hemos venido realizando desde hace tres meses para poder conseguir la autorización de los campesinos, quienes han manifestado estar de acuerdo. El sobrepastoreo hace el suelo más vulnerable, por eso hay que trabajar fuerte en el tema productivo de las familias”.

También expresó la necesidad de instalar un sistema de alertas tempranas, las cuales se pueden hacer por medio de dispositivos tecnológicos y un proceso educativo y de formación con los mismos agricultores. 

El tema tecnológico nos cuesta plata y por ello hay que generar un proyecto, en el cual ya estamos trabajando. Sin embargo, para adelantar, lo que hicimos fue formar a los vigías en gestión del riesgo, que son los mismos agricultores de la zona a quienes se les entregaron elementos básicos para que puedan identificar si hay un cauce modificado y hacer un procedimiento en el río, para que posteriormente hagan una llamada y generen una alerta temprana”.
 

“El sobrepastoreo hace el suelo más vulnerable, por eso hay que trabajar fuerte en el tema productivo de las familias”.


Le puede interesar: La deforestación en el país aumentó en un 44% en 2016, según estudio del Ideam

Indicó que para el tema de dispositivos tecnológicos es necesario instalar una red WiFi en la zona, la cual serviría para darle internet a los agricultores y para pegar equipos que midan el caudal del río y que entreguen de manera constante información efectiva y rápida. “Lo estamos trabajando y está ligado a proyectos por regalías en el tema de gestión del riesgo”.

Agregó: “Se han hecho 17 reuniones con diferentes entidades, donde se han sacado conclusiones sobre acciones necesarias. Se ha dicho que se debe hacer un proceso de reforestación y de recuperación natural en la zona con especies típicas, lo que se ha trabajado con Cartón de Colombia y la CRQ”. 

Habló sobre la importancia de la arborización de la ladera del río en la parte superior del casco urbano del municipio. 

“Lo que se pretende es sembrar de manera estratégica unos árboles de porte grande y fuerte que generen una barrera natural, obviamente se tiene que esperar a que crezcan las plantas para que funcione, pero entonces se implantarían árboles de crecimiento rápido y envergadura importante. Cartón de Colombia dijo que ellos podían suministrarlos, solo hay que determinar en qué lugar y cómo los pueden plantar, además de los permisos de los propietarios respectivos y hacer el procedimiento”.

Afirmó que se han hecho visitas técnicas en puntos críticos para hacer recomendaciones en términos geológicos y de conservación

“Se han hecho procesos de capacitación y hemos entregado 16 planes escolares de gestión del riesgo. Se entregaron ayudas humanitarias a 14 familias en torno a emergencias que se han presentado en el municipio. También se contó con maquinaria amarilla en el tema de deslizamientos”.
 

“Lo más crítico en el municipio en términos de emergencias son las caídas de árboles, en todo el departamento, Pijao es donde esa ha sido la afectación más importante por lluvias fuertes y vendavales, además del tema de deslizamientos.  Se está haciendo la actualización de la estrategia municipal de respuesta de emergencias, que es lo que articula a todo el municipio en torno a un evento”.


Le puede interesar: Los suelos y el medio ambiente empeoran
 

La descolmatación del río Lejos

El funcionario aseguró que es necesario hacer un proceso de descolmatación del río Lejos, es decir, retirar todo el material que se ha ido acumulando en un sector del afluente.
 

“Es un proceso necesario, ya que tenemos en la orilla, cerca del casco urbano, un muro de contención que está lleno de material que hay que retirar, pues así lograríamos que el cauce tenga una buena capacidad y se controle el riesgo”. 


El gobernador planteó la posibilidad de usar ese triturado en el mejoramiento de las vías rurales del municipio, a lo que se informó que la CRQ solicitó un título minero para la extracción del mismo. 

“En un reunión se planteó la posibilidad de utilizar el material para las vías, no obstante, el concepto de la CRQ era que si el material iba a tener un aprovechamiento, necesitamos tener un título minero, lo que conlleva a una licencia de explotación. La Defensoría hizo una solicitud a la corporación y dijeron que iban a estudiar el asunto, pero aún no hay respuesta. Hay que tener en cuenta que lo que estamos sacando es algo que nos genera peligro. Sería ideal poderlo utilizar en obras de infraestructura en la localidad. Para el trabajo necesitaríamos una maquinaria pesada, una retroexcavadora de oruga con brazo largo para la extracción, una volqueta para su transporte y una trituradora que baje su tamaño”.

Le puede interesar: $1.000 millones se han invertido en la restauración del Corredor Biológico del Árbol Nacional

 

Se necesitan estudios hidrográficos e hidráulicos

El director de la Udegerd hizo énfasis en la importancia de unos estudios hidrográficos e hidráulicos que hacen falta.
 

“Escribimos a la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos y Desastres, Ungerd, al Servicio Geológico Colombiano y a la CRQ solicitando el desarrollo de los estudios, no obstante, no conseguimos una respuesta positiva, pues la Ungerd y el servicio geológico dijeron que no era de su competencia, mientras que la CRQ aún no nos contesta”. 


Le puede interesar: Pijao, ocho años luchando contra la megaminería

El alcalde local aseguró que la administración pública no tiene los recursos

En Pijao es como si estuviéramos al final de un tobogán. Hay decisiones que se toman a corto, mediano y largo plazo. Las de corto son las que se están haciendo en el momento, las de mediano sería el tema de la descolmatación del río y los estudios, pero nosotros no tenemos el capital financiero para hacerlo, tampoco tenemos los profesionales. Lo más importante ahora es la descolmatación y Pijao carece de los recursos para hacerlo, así tengamos la licencia”. 

El secretario de Planeación departamental, Álvaro Arias Young, indicó que el miércoles pasado se llevó a cabo una reunión donde se recibió la propuesta de los estudios por parte de la universidad del Quindío

“Aspiramos poderlo abordar desde los recursos de regalías que tiene el departamento y que tiene asignado de manera específica en la gestión del riesgo. Los estudios hidrológicos de la cuenca están previstos con dichos dineros”.

 

Las cárcavas están sobre fallas y microfallas geológicas.
 

“El Forec pensó en la reubicación del pueblo”

El técnico del área de planeación de la CRQ, Orlando Martínez, aseguró que el problema con las cárcavas viene desde hace más de 20 años, incluso afirmó que en algún momento se pensó en la reubicación del pueblo.
 

“Las acciones que presentan hoy son las mismas que se encuentran en el plan de intervención de la cuenca del río Lejos que se realizó de 1991 a 1995 y las mismas que había en 1981. Cuando el Forec hizo mesas técnicas en Pijao se determinó que siempre hay que tener alertas tempranas, incluso se pensó en la reubicación de la localidad e instalarla en el sector de Barragán”. 


Indicó que la corporación tiene varios de los predios donde nace el río Lejos, en donde se realizan procesos de reforestación, educación, conversión de sistemas ganaderos y agrícolas en la cuenca y la coordinación para el monitoreo de la misma. 

“Aquí debemos saber que nos estamos enfrentando a un fenómeno natural como las fallas y microfallas geológicas que hay en las cárcavas. Es para toda la vida, porque tenemos que aceptar que son imposibles de corregir. Tenemos que estar pendientes del río, porque no lo podemos quitar de allí, entonces es importante aprender a convivir con el y saber que lo que tenemos que defender es la vida de todos los pijaenses”. 

Haciendo referencia a los estudios hidrográficos e hidráulicos, el funcionario dijo que son necesarios unos levantamientos topográficos para los cuales la entidad no cuenta con los profesionales. 

“Son levantamientos casi que metro a metro, porque cualquier río tiene tendencia a profundizarse y buscar el nivel del mar, si hacemos una intervención y lo profundizamos inadecuadamente, lo que hacemos es una actuación indebida que puede desestabilizar más de 10.000 hectáreas”.

Se refirió a la descolmatación: “Nosotros no somos la autoridad para dar ese permiso, es la Agencia Nacional Minera, que es la que dice si se requiere título minero o no. Hay figuras que están autorizadas, que el único limitante que tienen es que ese material no se puede comercializar, pero sí se puede disponer donde el grupo técnico diga”.

Le puede interesar: Vías terciarias y empleo, solicitudes de Pijao al gobernador

 

“Hay que priorizar la vida de los pijaenses”

Diego Trujillo, procurador de Tierras y Sostenibilidad del Eje Cafetero, afirmó que se deben agilizar los procesos y priorizar la vida de los pijaenses. 

“No podemos estar sometidos a los conocimientos viejos ni a tanto estudio, porque la realidad nos dice que el riesgo existe y, por lo tanto, las acciones de las autoridades deben ser inmediatas. Nadie está invitando a que con la solución propuesta se dañe más el río. Nosotros sabemos que es un terreno de descargue de material, pero nadie está queriendo convertir el río en una mina o en una fuente de explotación permanente. Si nos ponemos a esperar recursos y estudios nos coge la oscura noche y no sabemos cuándo viene el mal tiempo y cause un desastre ya no ambiental, sino de vidas humanas”.
 

“Nadie puede pretender que esto sea como Gramalote o los municipios que se han logrado trasladar, porque los recursos no existen, tiene que haber una prioridad, si bien lo ambiental es muy importante, cuando ya el hombre hizo el daño, tenemos que prevalecer la vida humana, y no quiero decir que acabemos con el río. El tema es crítico porque acá hay un poco de gente que se nos puede morir el día de mañana por una avalancha y no es para que salgamos despavoridos, sino para aprovechar que ahora podemos tomar medidas preventivas”. 


Pidió celeridad en todas las gestiones: “Pido que destrabemos un poquito todo y nos volvamos más serios, porque está en juego toda la población y no queremos que después de una tragedia nos digan que contamos el cuento pero no hicimos nada. Yo sí pido mucha objetividad, seriedad y celeridad porque no sabemos cuándo es el invierno y hay que actuar ya, cuando el agua y el nivel de la misma nos permite trabajar. No quiero que digan que estamos generando un daño ambiental haciendo cosas de manera improvisada, pero cuando uno ve que las circunstancias cambian las decisiones y el criterio tienen que adecuarse a la rapidez de la inmediación que exigen las acciones, porque es la vida del río y la vida de las personas”.


Tatiana Palacio Mejía
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net