Jueves, 14 Nov,2019
Salud / SEP 04 2019 / hace 2 meses

Por consumir comida rápida, adolescente acaba con sus neuronas visuales

El paciente admitió que desde la escuela primaria no podía tolerar "alimentos de cierta textura", por lo tanto, limitó su dieta a los siguientes productos: papas fritas, pan blanco, jamón y salchichas.

Por consumir comida rápida, adolescente acaba con sus neuronas visuales

/ Pixabay

Médicos británicos describieron el caso de un niño que comía exclusivamente comida rápida. Al principio se quejó de fatiga, luego, de discapacidad auditiva, y finalmente comenzó a perder la vista. Los médicos creen que la causa podría ser una deficiencia de oligoelementos y vitaminas, en particular B12. El informe fue publicado en la revista Annals of Internal Medicine.

La comida rápida y las precocidas afectan la salud humana desde varios lados al mismo tiempo. Además del hecho de que contienen altos niveles de colesterol e hidrocarburos policíclicos cancerígenos que se forman durante el calentamiento y la fritura, son muy altos en calorías y, por lo tanto, pueden reemplazar a otro alimento más saludable.

Vea también: No solo azúcar: consumo de bebidas con edulcorantes también se asocia con riesgo de muerte

 

Quisquilloso con la comida

Ahora, un adolescente de 14 años de Bristol Reino Unido recurrió a un médico de familia quejándose de fatiga. No encontró ningún otro síntoma, pero un análisis de sangre mostró un bajo nivel de vitamina B12. Los padres notaron que el niño era "quisquilloso con la comida", por lo que los médicos le recetaron inyecciones de vitaminas y le aconsejaron que cambiara su dieta.

Después de un año, el paciente volvió a buscar ayuda, esta vez con discapacidad auditiva. Sin embargo, no hubo anomalías estructurales notables en el oído en la resonancia magnética. El niño también se quejó de problemas de visión, pero el oftalmólogo no encontró signos de patología.

Le puede interesar: Posibilidades de desarrollar demencia podrían disminuir con un estilo de vida saludable

Finalmente, a la edad de 17 años, el adolescente nuevamente necesitó una consulta: su vista había empeorado durante dos años. Fue diagnosticado con neuropatía óptica: las neuronas en su nervio óptico y retina habían comenzado a morir. La visión se volvió menos nítida y aparecieron puntos ciegos adicionales.

Al principio, los médicos asociaron la neuropatía con la deficiencia de vitamina B12. Esta vitamina está involucrada en el ciclo de Krebs, una cascada bioquímica dentro de las mitocondrias, que permite que la célula reciba energía. En ausencia de vitamina B12, las mitocondrias carecen de energía y la neurona entera sufre con ellas.

Aunque había suficiente vitamina en la sangre de un adolescente, la concentración de otras sustancias asociadas con la deficiencia de vitamina B12 homocisteína y ácido metilmalónico era demasiado alta. Esto hizo que los médicos pensaran que las neuronas tenían una deficiencia de vitamina B12.

Campo de visión del paciente. La eclosión azul es un punto ciego normal, la eclosión roja es un punto ciego adicional, el resultado de la muerte de las neuronas retinianas.
Harrison et al., Annals of Internal Medicine, 2019

Los médicos sospecharon que el adolescente podría haber estado consumiendo alcohol o drogas las cuales también pueden causar neuropatía. Pero resultó que solo se trataba de su nutrición. Ser "quisquilloso con la comida" ha demostrado ser un trastorno alimentario. El paciente admitió que desde la escuela primaria no podía tolerar "alimentos de cierta textura", por lo tanto, limitó su dieta a los siguientes productos: papas fritas, pan blanco, jamón y salchichas.

Finalmente, los médicos prescribieron suplementos nutricionales para adolescentes y lo enviaron a un psiquiatra para tratar su trastorno alimentario. Como resultado, la visión del niño se estabilizó, aunque lamentablemente no volvió a la normalidad.

De archivo: 
La comida chatarra reduce las probabilidades de quedar embarazada, sugiere estudio

Las consecuencias del consumo en exceso de comida rápida, y de una mala dieta en general, son variadas y siempre negativas. Por ejemplo, en las mujeres, la mala nutrición puede interferir con la concepción de un niño.


Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net