Domingo, 16 Jun,2019
Región / JUN 05 2018 / hace 1 año

Por incumplimiento del operador, suspendido PAE en 11 municipios

El secretario de Educación departamental aseguró que para después de las vacaciones estará restablecido el servicio de alimentación escolar. 

Por incumplimiento del operador,  suspendido PAE en 11 municipios

La Federación Colombiana de Educadores, Fecode, publicó en sus redes sociales el desayuno que se estaba entregando en varios colegios del departamento.

El Programa de Alimentación Escolar, PAE, se suspendió en 11 municipios del Quindío por incumplimiento del operador. (En contexto: Alcaldías reportaron normalidad en el inicio del servicio del PAE)

Luisa Fernanda Ospina Madera, presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación en el Quindío, Suteq, informó que funcionarios de la secretaría departamental de Educación se trasladaron hasta Bogotá para poner la denuncia ante la Bolsa Mercantil, por medio de la cual se hizo la contratación de la unión temporal Unidos por los Niños del Quindío.

“Se está adelantando un proceso con la Bolsa Mercantil, la cual el próximo martes emitirá un concepto de incumplimiento al operador. Por lo anterior la secretaría pidió el favor a las instituciones educativas que no hagan entrega, a ningún funcionario del operador, listados o certificados de las raciones”, afirmó la docente.

Indicó que se debe definir la forma en que van a funcionar los colegios que tienen implementada la jornada única, ya que los estudiantes permanecerían más de 7 horas sin alimentación.

“Se esperaría que la secretaría de Educación haga un acompañamiento a los rectores de estas instituciones para que se determinen los horarios de los estudiantes, sin embargo, a principio de año notamos que la entidad dejó eso a potestad de los docentes. Vamos a esperar a ver cómo se soluciona el problema”.

Le puede interesar: Procuraduría abrió indagaciones a la gobernación y alcaldía de Armenia por el PAE

 

“Había que tomar la decisión ya”


Álvaro Arias Velásquez, secretario de Educación, aseguró que el 15 de junio habrá nuevo operador. 


El secretario de Educación departamental, Álvaro Arias Velásquez, aseguró que la decisión de suspender el contrato se hizo para garantizar que en el segundo semestre escolar se cuente nuevamente con el servicio. 

“El jueves de la semana pasada, durante el comité de arbitramento de la Bolsa Mercantil, nosotros evaluamos varias cosas del servicio, pero nos percatamos que, a pesar de las constantes observaciones que le hacíamos al operador, las cosas seguían igual. La decisión de suspender no fue fácil de tomar, porque sabemos que eso implicaba una afectación a los niños, pero si no lo hacíamos en este momento, iba a ser peor”, dijo el funcionario.

Recomendado: Aumentaron costos para los refrigerios y almuerzos en el PAE

Explicó que teniendo en cuenta que ya se cubrió todo el proceso por medio de la bolsa, se espera que para el próximo 15 de junio ya haya un nuevo contrato. 

“Al suspenderse esta semana, la bolsa vuelve a publicar y, más o menos, para el 15 de junio tenemos un nuevo contrato. Eso le da tiempo a la empresa que gane para que haga alistamiento y que cuando los niños ingresen de vacaciones tenga claro qué es lo que va a ofrecer y en qué condiciones lo va a hacer y así no nos desgastamos tratando que esta unión temporal mejore. En caso de haberlo hecho más adelante, hubiera sido más traumático, porque afectaría directamente los días de clases”. 

Indicó que la alimentación solo se va a dejar de prestar durante los cuatro días de esta semana, teniendo en cuenta que para el viernes la mayoría de los colegios del departamento estarán en temporada de vacaciones. 

Explicó que la operación con la unión temporal Unidos por los Niños del Quindío empezó a funcionar el lunes 21 de mayo, sin embargo, desde el martes de esa semana empezaron a aparecer las dificultades. 

“El miércoles los llamamos y les hicimos varias observaciones frente a las raciones servidas, a la calidad de los productos y al incumplimiento en algunas sedes a donde no habían llegado los alimentos. Ellos nos explicaron que por la premura se habían presentado situaciones pero que se resolvían en el transcurso de la semana, pero eso no pasó”. 

Arias Velásquez manifestó que la semana siguiente las cosas parecían no mejorar, entonces se decidió hacer un encuentro con rectores para evaluar el servicio. 

“Todos estaban alarmados, había sedes no atendidas, en otras llegaban los insumos pero no correspondían a las minutas determinadas e hicieron cambios en los menús. Llegaban incompletos los insumos o las raciones y cuando no era así presentaban alimentos en mala calidad, sobre todo las frutas y las verduras. Todo esto presentaba mucha preocupación, los desayunos preparados no cumplían y nosotros todos los días les hacíamos las observaciones”.

Le puede interesar: Nutri Armenia operará el PAE en la ‘Ciudad Milagro’

Indicó que durante el tribunal de arbitramento, que se llevó a cabo el jueves de la semana pasada en Bogotá, la secretaría expuso las dificultades y lo alarmante que esto era para el departamento, teniendo en cuenta las implicaciones para la gobernación y los estudiantes. 

“Nosotros solo podemos pagar las raciones servidas en las condiciones determinadas en la minuta de manera precisa, entonces no nos pueden decir que no llegó la leche y por eso el chocolate se hizo en agua, o que las manipuladoras de alimentos nos digan que recibieron muy poquita panela para la cantidad que era. Ese día, después de exponer todas estas situaciones, se determinó que el operador no seguiría y digamos que una de las razones fue el tema de la constitución de una garantía que exigía el contrato, pero lo más grave es la manera en la que estaban prestando el servicio”. 

Puntualizó que durante estos días de operación el despacho contó con supervisión constante en todas las sedes educativas. “Llevábamos dos semanas con este tema y reiterándoles los problemas, y no podemos seguir así”. 

Finalmente, agregó: “Nos preocupa mucho la situación de la unión temporal, pero no podemos sostenerlo con estas malas condiciones. Yo me pongo en los zapatos de ellos y los entiendo, pero en este servicio no puede haber lugar para las equivocaciones y los incumplimientos”.

Lea también: “El problema del PAE está en que no hay una buena planeación municipal”: viceministra de Educación
 

“La pérdida de la empresa está cercana a los $700 millones”

Francisco Javier Ramírez Ospina, representante legal de la unión temporal Unidos por los Niños, aseguró que con la suspensión del contrato perderán cerca de $700 millones.

“La gobernación nos avisó el viernes, por medio de un mensaje extraoficial, que no íbamos más con el servicio. En este momento la bodega está llena de abastecimiento, porque teníamos los insumos de la tercera y cuarta semana del programa, además, ya habíamos llevado los alimentos para esta semana a cinco municipios. La pérdida para la unión temporal es cercana a los $700 millones”, dijo el funcionario.

Aseguró que la decisión se tomó por un requisito contractual que se realizó fuera de tiempo, más no por la prestación de los servicios.

“El jueves estuvieron en la Bolsa Mercantil y nos informaron que se iba a suspender el programa por el tema de la constitución de las garantías líquidas fuera de tiempo. Esas garantías tenían un costo de $229 millones y las constituimos dos días después porque tuvimos problemas con el desembolso de un crédito rotativo. Quiero aclarar que las garantías de responsabilidad penal y civil ya se habían hecho en el momento adecuado, que son las que tienen que ver con la operación y los alimentos”.

Hizo un llamado a las autoridades del departamento para que replanteen la decisión tomada, teniendo en cuenta que esta va a afectar directamente a los niños.

“Nosotros queremos cumplir con la operación y llegarle a los estudiantes con buenos productos. Al principio tuvimos inconvenientes que ya habíamos resuelto, como es el tema de la consecución de los proveedores en el Quindío, además la secretaría nos estregó el total de los cupos el 19 de mayo, a dos días para empezar el proyecto”. 
 

El contrato


Fecode también publicó los insumos que llegaron a unos colegios para la preparación de una semana. 
 

A principio de mayo, cuando se hizo la contratación del operador del PAE, Álvaro Arias Velásquez afirmó que para este servicio se estructuraron tres complementos alimentarios, que corresponden a 10.636 almuerzos, 9.976 refrigerios industrializados y 7.560 desayunos calientes servidos en el sitio.

Lea también: Con tres cambios, gobierno busca estandarizar contratos de PAE

“A raíz de la implementación de la resolución 29452 de diciembre de 2017, emitida por el ministerio de Educación, que empezó a regir a partir del 1 de febrero de 2018, el PAE tiene nuevas condiciones, entre ellas la focalización, que está orientada a estudiantes que estén en jornada única, no admite que un estudiante obtenga dos complementos alimentarios, ni que reciba el complemento al finalizar la jornada escolar. Asimismo, da prioridad en la atención a población étnica, con discapacidad y víctimas, y a los menores que tengan una calificación inferior a 45,34 puntos en el Sisbén”.

Explicó que la nueva resolución indica que los niños de colegios de jornada regular no deben recibir almuerzo una vez finalizada su jornada escolar, por lo que el gobierno departamental les ofrecerá, en el intermedio de la jornada, desayunos calientes y preparados en las instituciones educativas, para que no regresen a sus viviendas sin haber recibido alimentos.

Arias Velásquez informó que la contratación del PAE aumentó el presupuesto para los refrigerios y almuerzos.

“El año pasado hicimos un contrato en el que el costo de cada uno de los almuerzos era de $2.330, este año aumentó $950. Igualmente, para el refrigerio, el costo se incrementó en $750, es decir que para este año costará $1.950”, dijo el funcionario.

Recomendado: Mejoras en los colegios de Armenia tienen una inversión de $55 mil millones

Aseguró que se espera que con estos nuevos recursos se pueda resarcir los meses en los que no se prestó el servicio.

Enfatizó que a pesar de lo que se dice en las calles, la falta de la alimentación escolar no generó deserción escolar. 

“Tenemos la matrícula completa. Nosotros iniciamos el año con un poco menos de 38 mil estudiantes y hoy hay 38.200 en las aulas. Esperamos que se mantengan, porque es un esfuerzo que hemos hecho desde el gobierno departamental con los docentes”.


Tatiana Palacio Mejía
LA CRÓNICA 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net