Domingo, 05 Abr,2020
Armenia / FEB 27 2020 / 1 month before

Por inundaciones de aulas, en el Nacional realizarán plantón

Autor : Carlos López

Por inundaciones de aulas, en el Nacional realizarán plantón

Algunos estudiantes han optado por llevar chanclas para no mojar los zapatos mientras secan los salones.

Protestarán por las malas condiciones para recibir clases. Según la secretaría de Educación, es otro de los coletazos de los incumplimientos del contratista. 

Cada vez que llueve, las clases en el colegio Nacional Jesús María Ocampo, de Armenia, son una odisea. Antes de empezar la jornada académica, estudiantes y profesores deben evacuar el agua que se filtra por entre el techo, las paredes y los bajantes de los salones. En ocasiones han tenido que suspender las actividades para, trapero y escoba en mano, evitar que se les dañen sus útiles. Otras veces, simplemente se rinden y prefieren esperar en los corredores para no mojarse. 

El problema, según el propio rector, se empezó a notar en el 2012, razón por la cual en 2017, cuando se contrataron las obras de remodelación de diez instituciones educativas del municipio, se incluyó la reparación de la cubierta del colegio, pero como todos los mejoramientos de infraestructura educativa que se contrataron en aquella ocasión, el arreglo se quedó en veremos por los incumplimientos del contratista

El año pasado la situación se agravó, en video quedaron registradas las ocasiones en que tuvieron que interrumpir las clases para secar las aulas.

Sin embargo, la temporada de lluvias que atraviesa por estos días la ciudad fue la ‘gota que derramó el vaso’, los estudiantes se cansaron y este jueves, en lugar de entrar a las dos primeras horas de clase, realizarán un plantón, con el fin de llamar la atención de la comunidad y reclamar una solución pronta y efectiva. 

“Desde el 2019 venimos perdiendo clase. Cada vez que llueve nos toca trapear y arreglar el salón y, si no escampa, toda la jornada nos la pasamos secando”, dijo Eliana Ruiz Bedoya, personera del colegio. 

Este miércoles, LA CRÓNICA visitó el lugar, observó cómo estudiantes y profesores tienen que convivir entre pisos mojados, paredes sopladas y goteras. “Un compañero decidió traer chanclas para no mojar los zapatos cuando está trapeando. Se cansó de hacerlo descalzo”, agregó la personera estudiantil.

Lea también: Iglesia católica, con la Santa Ceniza, hizo un llamado a la conversión 


Malos olores

Por si fuera poco, en una de las aulas del grado Pensar deben soportar olores nauseabundos, que atribuyen a la filtración de agua de uno de los bajantes del baño de los hombres, que pasa por el salón. “No hay manera de ver clases cuando el agua empieza a filtrarse”, señaló la estudiante Ximena Úsuga Álvarez.

Daños colaterales

Álvaro Lozano Ospina, rector del plantel, aseguró que el problema se acrecentó debido a factores como el incremento de las precipitaciones o los drenajes pequeños. “En varias ocasiones hemos organizado y limpiado la canal, pero eso no supera el problema de fondo”.

Indicó que el tema ha sido reportado a la secretaría de Educación municipal, que ha registrado los acontecimientos, tomado fotos y limpiado la canal.

“El problema es que cada día que pasa son más los salones que se ven afectados. Además, por esta razón se ha visto impactado el tema eléctrico y la mampostería. Debido a ello, la institución educativa debe invertir $10 millones”. 

Así mismo, el directivo teme que estas condiciones locativas sean un motivo del incremento de la deserción escolar. “Imaginen un muchacho, en una mañana fría, pensando que tiene que venir al colegio para sacar agua. Hemos notado mucho ausentismo en los días de lluvia”, puntualizó.

Recomendado: 32 mil estudiantes en el regreso a clases de los 29 colegios de Armenia
 

Las obras están contratadas

José Arbey Soto, arquitecto de la secretaría de Educación de Armenia, señaló que el problema del Nacional radica en que las características del techo y la canal son insuficientes para recoger el agua. 

“Como este trabajo es de gran envergadura, esta reparación se incluyó en el capítulo de mejoramientos de la ampliación del colegio para la jornada única. Sin embargo, la empresa nunca lo emprendió y esa fue una de las razones para que el año pasado se le declarara la terminación anticipada del contrato”.

Agregó que la secretaría ha emprendido algunas acciones que han servido como paliativos, pero que son insuficientes por la magnitud del problema. “Con el nuevo contratista sostuvimos una reunión donde dejamos este tipo de actividades como prioritarias”
 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net