Jueves, 19 Sep,2019
Economía / ABR 10 2019 / hace 5 meses

“Profundidad de la crisis cafetera obliga soluciones ciertas y eficaces”, director de Dignidad Agropecuaria

El director ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, Óscar Gutiérrez, realizó una conferencia en la Uniquindío.

“Profundidad de la crisis cafetera obliga soluciones ciertas y eficaces”, director de Dignidad Agropecuaria

Óscar Gutiérrez, director ejecutivo de Dignidad Agropecuaria.

Como antesala de la movilización cafetera, que se realizará el 24 de abril en Armenia, se llevó a cabo en la universidad del Quindío el foro ‘Crisis agropecuaria, ¿fin del campo colombiano?’, presidida por el director ejecutivo de Dignidad Agropecuaria, Óscar Gutiérrez, quien habló del agro colombiano y profundizó en la crisis cafetera que atraviesa el país. (En contexto: 24 de abril, paro cafetero; Gobierno anunció $60.000 millones más para el sector).

Gutiérrez explicó los factores que han llevado a que hoy se hable de un detrimento de los caficultores colombianos y expuso soluciones que espera sean escuchadas a nivel nacional.

“Es lugar común señalar que la crisis tiene origen en la sobreoferta de café en el mercado mundial, por la extraordinaria cosecha de Brasil, la recuperación de Vietnam, México, otros países centroamericanos y Colombia, que pasó de 7,3 millones de sacos en 2012 a casi 14 millones de sacos en 2018”. 

Agregó: “Pero se suman a esa situación dos factores que distorsionan los precios y el mercado. Uno, la presencia de fondos privados de inversión que especulan en el mercado de futuros en las bolsas de valores y, el otro, las poderosas multinacionales de la torrefacción, comercialización y distribución que, controladas por el capital financiero —al igual que los fondos privados de inversión— aprovechan para —con base en los ‘precios de mercado’ y sobre todo, en los juegos de especulación en las bolsas de valores— comprar café a precios de ganga que, para la gran mayoría de los productores de grano suave del mundo, son de ruina”.

Para el directivo, estos factores llevaron a que el precio pasara de 1,60 dólares hace 27 meses, a menos de 96 centavos de dólar esta semana. También indicó que la baja en la cotización podría ser mayor y prolongarse dos o tres años, incluso más.

Recomendado: 15 delegaciones del país se darán cita en Armenia para el paro cafetero

“Frente a esta situación de crisis de ingreso para los productores, se han expresado voces en el sentido de que Colombia debe retirar su café de la bolsa de Nueva York y salir a venderlo sin tener en cuenta los precios que esta fija. La propuesta parte de un reclamo justo por el comportamiento retorcido del mercado”.

Óscar Gutiérrez señaló que para que se lleve a cabo la propuesta de retirar el producto de la bolsa, Colombia debe buscar reunir a otros gobiernos que exporten el producto para entrar a negociar.

“Lo primero que debería hacerse es comprometer a los gobiernos de los países que entregan cafés suaves al mercado, para que constituyan un club naciones exportadoras —que deberá incluir a Brasil— para que negocie con los gobiernos de las naciones consumidoras, precios que reconozcan, al menos, los costos de producción, más una tasa de ganancia razonable para los productores”.

Vea también: Por floraciones tardías, producción de café disminuyó en el Quindío

Enfatizó que de no lograr esto sería un riesgo demasiado elevado retirarse de la bolsa de Nueva York. “Un paso en falso podría ser peor para los caficultores colombianos.” 

Argumentó: “Razones hay, y poderosas, para intentarlo. En 1983 se definió, en el acuerdo internacional de cuotas, que un precio razonable era un dólar con 40 centavos la libra. Si dicho precio se trajera a dólares constantes —aplicando la devaluación de Estados Unidos— la libra debería estarse vendiendo entre dos dólares con 96 centavos y tres dólares con 10 centavos. Que se reconozca esa pérdida neta en las relaciones de intercambio, es la primera tarea de los productores”.

Lea también: “Al incentivar consumo interno de café, las cosechas serían sostenibles al productor”: Fáber Buitrago

Para el directivo, esta iniciativa es compleja y señaló que la primera dificultad para constituir un club de países exportadores se encuentra en el poco apoyo expresado por el gobierno de Colombia. Es por eso que indicó que la movilización cafetera es una iniciativa necesaria para ser escuchados.

“La intención de esta movilización es llamar la atención del gobierno nacional, que entienda que es verdad que hoy es más costoso producir la libra de café que lo que le dan al cafetero cuando va ir a venderla. Hay una crisis y debe ser atendida”.


Cristhian Pérez
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net