Inicio / Economía / AGO 01 2020 / 6 días antes

Propietarios de billares: “Sostener el negocio es muy costoso y cerrar valdría mucho”

Favorito

Autor : Karol Moreno García

Propietarios de billares: “Sostener el negocio es muy costoso y cerrar valdría mucho”

Los protocolos para los billares incluyen la desinfección de las mesas mínimo 2 veces al día, así como de los elementos para jugar como tacos y bolas.

En Armenia ya implementaron protocolos con la esperanza de abrir pronto sus puertas y poder recuperar algo de todos los empleos que se han perdido por el cierre durante 4 meses.

Los propietarios de billares de Armenia, que según el reporte de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío, CCAQ, son 51 establecimientos registrados en la ciudad, ya cuentan con protocolos de bioseguridad implementados y adelantan el proceso para poder abrir sus puertas.

Según narraron los propietarios, son muchos los empleos que se han perdido por los 4 meses que han estado sin ingresos debido al cierre, además de los altos costos fijos con los que deben cumplir. Indicaron que incluso cerrar definitivamente sería muy costoso, pues solo mover las mesas de billar implica una logística muy elaborada y no tendrían dónde guardarlas por su tamaño y peso, ni a quién venderlas por su elevado valor.

Diego Fernando Ramírez, coordinador del sector de los billares deportivos de Armenia, habló con LA CRÓNICA sobre la implementación de los protocolos de bioseguridad que hoy ya están listos y son evaluados por las secretarías de Salud y Desarrollo Económico del municipio.

“Queremos mostrar que estos no son sitios de mala fe, son sitios sanos y deportivos. Una mesa de billar mide 2.84 metros por 1.50 metros y para usted jugar siempre tiene que estar separado como mínimo 1.80 o 2 metros del contrincante. La idea es que estos sitios tengan desinfección por niebla, que es lo más avanzado que está utilizando España, Italia y China, haciendo que partículas de humo que contienen amonio cuaternario se peguen en todas partes y que se haga desinfección en la mañana y en la tarde”.

Recomendado: 10 hoteles operan a la fecha en Quindío; últimos ajustes en protocolos

Explicó que normalmente podían jugar 4 personas por mesa, pero con los protocolos implementados, solo podrán ser 2. “Un taco de billar mide 1.60 metros y para que la persona haga la jugada, el otro siempre tiene que estar alejado para no ocasionar un accidente. Quienes juegan siempre tendrán que portar su tapabocas. En el servicio solo se vendería agua, energizantes, gaseosas y café”.

Los protocolos también incluyen monitoreo de temperatura corporal al ingreso del establecimiento, desinfección de calzado y manos, toma de datos personales, señalización por todo el establecimiento y medidas de  autocuidado de los trabajadores del lugar. Se podrá jugar dejando una mesa de por medio.

“Estos son negocios con áreas muy grandes, los costos de arrendamiento y servicios públicos son muy altos. En este momento hay gente que está prestando para sostenerse y esa no es la idea porque van a quedar muy endeudada. El objetivo es abrir y poder cubrir por lo menos los gastos fijos, porque inclusocerrar sería muy costoso. No nos podemos quebrar”.

Margarita María Ramírez Tafur, secretaria de Desarrollo Económico de Armenia, indicó que ya han hecho visitas a los billares y los están acompañando en las gestiones.

“Estamos esperando qué determinaciones toma la alcaldesa, porque la afectación de la ciudad por contagio de la COVID-19 ya subió a media, entonces las condiciones de reapertura económica cambian. Estamos esperando discutir todos esos temas de reactivación de algunos sectores económicos como billares, gimnasios, moteles, entre otros”.

Desde la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío indicaron que vienen apoyando al sector con asesorías jurídicas, de arrendamiento y contratación así como gestión ante Sayco y Acinpro con la intención de encontrar un equilibrio económico y de salud.

Así mismo han solicitado a la alcaldía que se considere la posibilidad de disminuir de manera temporal, y hasta cuando se normalice la situación, la tarifa del impuesto de industria y comercio y complementario de avisos y  tableros para el sector de billares. “En la actualidad cuentan con la tarifa más alta de este impuesto, para su liquidación anual: 10.0 por mil”. 

Los propietarios de billares opinaron

Ricardo Prieto Gutiérrez: “Ha sido un impacto económico fuertísimo, el establecimiento como tal es de un tamaño considerable y los gastos de arrendamientos son altos. Logramos un acuerdo con el dueño del local, pero igual hay que hacer un pago del 50 % del canon, lo que se convierte en una pérdida mes tras mes, a lo que se suman los servicios públicos que no se pueden dejar suspender”.

Prieto Gutiérrez contaba con 14 empleados cuando empezó la pandemia y hoy tiene solo 2. “Uno les colabora hasta cierto punto. La gente ha estado rebuscándosela. Si nos dan la autorización para abrir, tendría una base de empleados de 3 personas”.

Le puede interesar: En Armenia, 51.736 puestos de trabajo se perdieron entre abril y junio

Sobre los protocolos de bioseguridad, el empresario anotó que ya implementaron todo lo necesario. “Aquí por el distanciamiento de las mesas realmente no es que se vaya a aglutinar la gente y sí vamos a tener mucho espacio para que las personas puedan estar a un 30 % de la capacidad habitual del negocio”.

Dijo que bajo las condiciones de cierre, el establecimiento no podrá sostenerse por mucho tiempo más. “Máximo podríamos estar cerrados uno o 2 meses. Si estas condiciones se prolongan, sería muy difícil seguir”.

Héctor Hernán Hernández Silva: “Estamos con ingresos 0 y las 15 personas que trabajaban con nosotros, igual. Hoy solo tengo a uno de los administradores que está pendiente del lugar, pero no le puedo pagar completo. Estamos alcanzados con energía eléctrica, acueducto y alcantarillado, televisión, etc. El arrendamiento casi que no se logra cuadrar con los dueños, pero afortunadamente hoy se está pagando un poquito menos”.

El empresario dijo que su intención es seguir manteniendo el negocio hasta el momento que sea necesario. “El billar hoy es un gasto y por eso solicitamos que los gobiernos local y nacional nos den salida para poder continuar con nuestras labores que generan ingresos para todas las familias que trabajan aquí”.

Anotó que implementar los protocolos es costoso, pero que se ha realizado el esfuerzo por hacerlo todo dentro de las normas con la esperanza de poder volver a abrir sus puertas. 

 



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net