Martes, 15 Oct,2019
Región / JUL 02 2019 / hace 3 meses

Quindío, en una irregularidad con la falta de manejo a perros de la calle

De acuerdo con la norma, no puede haber animales en la calle. Sin embargo, en cada pueblo estos se ven vagando. Es necesaria la esterilización. 

Quindío, en una irregularidad con la falta de manejo a  perros de la calle

El municipio de Buenavista no cuenta con Coso municipal, una reglamentación del código de Policía.

El Quindío está incurriendo en una irregularidad al no cumplir con la norma expresa en el Código de Policía, según la cual, indica que es responsabilidad de cada administración tener un Coso municipal o albergue temporal al que se lleven los perros de la calle, ya que estos, de acuerdo con la ley, no pueden estar por fuera de sus hogares. ¿Cuántos caninos se observan en las vías de la región? ¿Están cumpliendo o no las alcaldías?


Responsabilidad de las alcaldías

Los municipios deben tener Coso municipal o centro de albergue, de acuerdo con el Código de Policía ley 1801 capítulo XIII. Así lo dio a conocer el doctor Nebio Jairo Londoño Buitrago, jefe de salud pública de la secretaría de Salud departamental, quien agregó que por norma no debe haber perros en las calles y es competencia de las administraciones locales cumplir esta orden.

Sobre el trabajo que se hace desde la dependencia en ese tema, explicó que cuentan con el apoyo de un veterinario, el cual pasa revista por cada localidad para inspeccionar que todo esté en regla. Señaló que todos los municipios del Quindío, excepto Buenavista tienen Coso.    

Recomendado: 24 mascotas que viven en una casa, en riesgo de abandono o de eutanasia

Al respecto, el alcalde del ‘Mirador quindiano’, Carlos Arturo Vergara Botero, explicó que tenían un sitio dispuesto para llevar a los perros de la calle, pero no estaba adecuado como lo exigía la norma, por lo que fue clausurado. “En estos momentos tenemos una granja cerca al municipio y estamos disponiendo de un área para habilitarla”, indicó el mandatario.

Agregó que la labor que ejecutan es realizar campañas de esterilización —dos por año—. De igual forma expresó que ya se conformó la junta protectora de animales, que ayuda a buscar estrategias, en las que la misma comunidad sea partícipe en la búsqueda de solución para el problema de los  callejeros. 

“Estamos trabajando con una fundación de Armenia para ver qué se hace cuando son recogidos sin dueño, buscando firmar convenio porque la idea no es recogerlos y sacrificarlos. Hemos manejado con mucha sutileza ese tema, porque ellos merecen un cuidado y atención, no es decir que los vamos a sacrificar. No se puede”, expuso Vergara Botero.


Armenia tampoco tendría Coso

De acuerdo con lo planteado con la animalista y veedora Diana Rodríguez y la concejal de Armenia Stefany Gómez Murillo, la capital quindiana tampoco tendría Coso municipal, o al menos no legalmente establecido a través de un decreto o documentado. 

Según las animalistas, han consultado sobre el acto administrativo de la constitución del lugar y este no existe, “pero históricamente nos han hablado de un centro de zoonosis y coso municipal, pero no está en papel. Hemos planteado cambiar la destinación de ese lugar, para que sea un refugio. Pero funciona como un centro de zoonosis que practica la eutanasia, sin necesidad de hacerlo”, expuso la corporada. 


Tenencia responsable

Sobre otros asuntos que mencionó la corporada, exaltó algo con lo que coincidieron casi todos los entrevistados, la tenencia responsable de mascotas, como una mitigación a la problemática de perros en la calle. Al respecto, Gómez Murillo recordó el proyecto para reglamentar la cría y comercialización de animales en Armenia, el cual no recibió el aval del concejo. 

“Queríamos que quienes se dedican a estas actividades de cría y comercialización asuman responsabilidades. Desafortunadamente en el debate realizado en la comisión administrativa del concejo no se permitió pasar del título para explicar de qué se trataba”, argumentó con desazón. 

Agregó que dicha situación no la frenó y seguirá adelante con la propuesta. “Estamos reestructurando el proyecto con la participación de más médicos. Ya hicimos un primer acercamiento porque consideramos que es una herramienta que puede servir para ayudar a controlar esa población que está en condición de calle, que también puede ayudar a disminuir el maltrato que se genera y las malas condiciones en que se comercializan las mascotas”. 

Le puede interesar: Secretaría de Salud no cuenta con programas de esterilización

A propósito del maltrato, la concejal dio a conocer que tiene evidencia de que en un municipio cercano se comercializan animales no caninos ni felinos, sino aves en condiciones insalubres. “Con esto también queremos aportar a través del proyecto de acuerdo a que las condiciones de los animales mejoren. Lo presentaremos, no sabemos si este año o el próximo, a través de otras personas”, expuso. 

Respecto a otra de las estrategias que puede aportar a mitigar la sobrepoblación canina, Gómez Murillo habló de las esterilizaciones, dando a conocer que es responsabilidad del gobierno, “tiene como obligación las esterilizaciones en el marco del control poblacional y no a través de la eutanasia, porque existe un centro de zoonosis. Debe procurar por tener a los animales en condición de bienestar”. Añadió que el desinterés de la administración en estos asuntos ha sido histórico. Dos proyectos negados en pro de los animales.


Sin perros en la calle

El intendente jefe Gildardo Herrera de la Policía Ambiental del Quindío, sostuvo que de acuerdo con la norma, el artículo 119 de la ley 1801 del Código Nacional de Policía, cada localidad debe de disponer de un lugar adecuado para que los animales que sean descubiertos en las calles puedan ser llevados. “La Policía a veces ayuda con los traslados, pero con el aval de la administración”, aclaró.

De acuerdo con la norma, si a los 30 días este no ha sido reclamado, se puede proceder a darlo en adopción, siempre y cuando se haya verificado que el animal no represente un peligro para la sociedad. Sobre este punto en especial, Diana Rodríguez, presidenta de la fundación Ecohuellas e integrante de la veeduría ciudadana Ver animal, explicó que adelantan investigaciones sobre las inspecciones o análisis que se hacen a los animales para justificar una eutanasia. “Solo lo ven ladrar y dicen que tiene rabia, que es peligroso, cuando en la región e incluso en el país hace muchos años que no se da este diagnóstico”. 

Especificó que en el artículo 121 se compromete a las autoridades locales a informar que en determinado sitio hay animales que fueron sorprendidos vagando en vía pública. “El código es muy claro, se está incurriendo en una irregularidad al permitir la vagancia de animales en la calle”, mencionó. 

Añadió que es probable que los alcaldes no conozcan de la norma y por ello incurren en el error. “Pero las personas siempre llaman a la Policía y quedamos mal nosotros, pero esto se sale de nuestras competencias. A diario recibimos llamadas con estas peticiones, pero no tenemos un lugar para llevarlos, de igual forma no es responsabilidad de la Policía, aunque cuando se puede, se ayuda”. 
 


Muchas personas, sino pueden ofrecerle un techo, alimentan a los animales de la calle. No hay cifras de los animales abandonados.  


La esterilización

César Diego Ocampo Varón, médico veterinario zootecnista, señaló que frente a la situación de superpoblación, la solución tiene dos fuentes, una es la esterilización, principalmente de hembras. “Este sería un control importante para la problemática. De igual forma, la tenencia responsable de mascotas”, expresó.

“Cuando se ve un perro criollo en la calle, por más criollo que sea, tuvo un hogar. Se cansaron de él porque se enfermó, no tienen más plata para comprarle concentrado o se voló. Son perros que salen a la calle y vuelven en la noche o a los días. Todos estos factores denotan una irresponsabilidad por parte de los propietarios, por ello es tan importante la tenencia responsable”, explicó el veterinario.        


Compra, actitud egoísta

Diana Rodríguez expuso la realidad de los perros de la calle. Señaló que se entera de este tipo de situaciones a través de las redes sociales, la página o llamadas telefónicas. Aclaró que aunque la situación es crítica, es imposible tener un registro de la cantidad de animales en la calle, “no es posible hacerlo y no se posee en la región”. 

Explicó que la reproducción es tan exponencial que es imposible llevar un registro. “Pero de todas formas las realidades están, así no sean numéricas. Diariamente tres o cuatro animales llegan a las fundaciones o casa de ciudadanos que se han unido a la causa”.  

Sobre las causales de la situación indicó que una de estas es la adopción irresponsable. “Falta de reglamentación a la hora de tener estos animales. Pagar por un ser sintiente es una actitud egoísta, arrogante y mezquina. Teniendo en cuenta la problemática tan grande que tenemos”. 

Lea también: “Desaprobación de acuerdo animalista fue por falta de interés del concejo”: Stefany Gómez

Agregó que con la labor realizada por Ecohuellas y las otras entidades, al igual que ciudadanos del común que se unen a la causa, “estamos ayudando a reducir riesgos de salud pública, porque nos estamos llevando un perro que está dejando excremento en las esquinas. Estamos realizando una labor del Estado. Aún así, desde la parte local se promueve la discusión de un proyecto para regular la venta, y ni siquiera dejan presentarlo, todo por asuntos politiqueros”, concluyó. 


Rescates en secreto

Diana Rodríguez, de la fundación Ecohuellas, contó su experiencia con uno de sus refugios y la razón por la cual muchos de los animalistas deciden mantener en secreto sus lugares de refugio, ya que las personas indiscriminadamente dejan perros o gatos, muchas veces, de maneras muy crueles para desligarse de sus responsabilidades

“Una vez me dejaron una perra con un cartel que decía el nombre del animal y que estaba embarazada ‘y ya no me quieren en mi casa’, decía el escrito”. Otra de las historias, no menos cruel, un perrito amarrado de las patas y metido en una caja. También le dejaron gatos recién nacidos “ni habían abierto los ojos y los metieron en una bolsa y los colgaron de la reja”. Contó la animalista.

La situación llegó a ser tan extrema, que Diana se tuvo que ir de allí y teme mucho de dar su dirección. “Como las personas saben que queremos los animales, los dejan de manera indiscriminada en la puerta de la casa”.     


Ley 1774 de 2016

Los animales como seres sintientes no son cosas, recibirán especial protección contra el sufrimiento y el dolor, en especial, el causado directa o indirectamente por los humanos, por lo cual en la presente ley se tipifican como punibles algunas conductas relacionadas con el maltrato a los animales, y se establece un procedimiento sancionatorio de carácter policivo y judicial. 


Ley 1801 capítulo XIII

Artículo 119: Albergues para animales domésticos o mascotas.

En todos los distritos o municipios se establecerá un lugar seguro, sea este un centro de bienestar animal, Coso municipal u hogar de paso público o privado, a donde se llevarán los animales domésticos o mascotas que penetren predios ajenos o vaguen por sitios públicos y se desconozca quién es el propietario o tenedor del mismo, y que por su condición física o situación de riesgo ameriten la atención o su custodia temporal. Si transcurridos 30 días calendario, el animal no ha sido reclamado por su propietario, las autoridades lo declararán en estado de abandono y procederán a promover su adopción o, como última medida, su entrega a cualquier título.

Artículo 120: Adopción o entrega a cualquier título.

Las autoridades municipales promoverán la adopción, o, como última medida, su entrega a cualquier título de los animales domésticos o mascotas declaradas en estado de abandono, siempre y cuando estos no representen peligro para la comunidad y serán esterilizados previamente antes de su entrega.

Será un veterinario, preferiblemente etólogo, el que determine cuando un animal representa un peligro para la comunidad y el tratamiento a seguir.

Artículo 121 

Es deber de la alcaldía distrital o municipal establecer un mecanismo para informar de manera suficiente a la ciudadanía el lugar a donde se llevan los animales que sean sorprendidos en predios ajenos o vagando en el espacio público y establecer un sistema donde se pueda solicitar información y buscarlos en caso de extravío. La administración distrital o municipal podrá establecer una tarifa diaria de público conocimiento, correspondiente al costo del cuidado y alimentación temporal del animal. En las ciudades capitales y en municipios con población mayor a cien mil habitantes deberá además establecerse un vínculo o un sitio en la página web de la alcaldía en donde se registre la fotografía de cada animal encontrado para facilitar su búsqueda. La entrega de las mascotas será reglamentada por la administración municipal correspondiente.


Lily Dayana Restrepo
LA CRÓNICA

 

 


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net