Jueves, 20 Jun,2019
Economía / MAR 13 2019 / hace 3 meses

Quindío ha identificado 45 zonas de valor para el avistamiento de aves

Audubon realizó acuerdos de conservación y presentó los resultados de la Ruta de Los Andes. 

Quindío ha identificado 45 zonas de valor para el avistamiento de aves

En el departamento se incluyeron cuatro puntos en la Ruta de Avistamiento de Los Andes Centrales: Salento, Pijao, Jardín Botánico y Rancho California.

Carlos Eduardo Montaño Figueroa, director de Turismo, Clúster y Asociatividad del Quindío, resaltó que en el departamento se han identificado 45 zonas que son de valor para la observación de aves. Esto a propósito del trabajo que se adelanta a través de la Ruta0 de Aviturismo de Los Andes Centrales, proceso que acompaña Audubon y el ministerio de Comercio, Industria y Turismo.  

Cabe recordar que dicha ruta fue lanzada en noviembre de 2018, donde se determinó que para el caso puntual del Quindío se pueden encontrar 642 tipos de pájaros y se demarcaron cuatro puntos para la observación en el área de Salento, Pijao, Rancho California y el Jardín Botánico. 

“Sabemos que es una apuesta del departamento para generar turismo y para la conservación del patrimonio natural. La Ruta de Aviturismo de Los Andes ya se está promocionando y es muy positiva la recepción que tiene Colombia con estas iniciativas, la ruta de la que hacemos parte tiene mucha aceptación, el Quindío y la zona cafetera tiene mucho potencial para el desarrollo de esta actividad”.

Recomendado: 642 especies de aves se pueden observar en el Quindío

Montaño Figueroa precisó que el aviturismo permite ampliar la oferta turística, además porque permite desarrollar este renglón económico para la conservación del territorio. 

“Esta no es una actividad invasiva que le va a generar daños al ecosistema. Además este es un turismo especializado, que va a un segmento de mercado con características específicas en especial el valor cultural y ambiental que se le da a la región”. 

Catalina Casas, bióloga y miembro de Audubon Colombia, relató que han trabajado en los departamentos de Quindío, Caldas y Risaralda para estructurar la ruta, identificando cuáles son las localidades que tienen mayor potencial por la presencia de aves que son de interés para los avituristas además de la identificación de la estructura en general para la prestación de este servicio —hoteles, restaurantes, vías de acceso—.

“Aún quedan muchos pasos por hacer. Tenemos trazada una hoja de ruta para el mediano y el largo plazo, pero depende del trabajo que se adelante en cada uno de los departamentos. Tenemos una marca que esperamos que se use para la conservación de las aves y para el beneficio de los actores locales que es uno de los beneficios que esperamos atraer con este proyecto. Tenemos que buscar financiación para la estrategia de sostenibilidad para que se den los procesos de monitoreo y seguimiento”. 

En el proceso Audubon ha realizado talleres con los involucrados en esta actividad turística, de los cuales han surgido conclusiones como que el Eje Cafetero tiene un gran potencial para el aviturismo debido a la presencia de especies y localidades ubicadas en un área relativamente pequeña y fácil de visitar. 

Además señalan la necesidad de mejora, para lo que se requiere más inversión en conectividad, vías, bilingüismo, formalización y calidad, así como aumentar la promoción de la región y dar a conocer la ruta a los operadores nacionales e internacionales.

Vea también: En Quindío buscan mejorar guianza para el aviturismo
 

28 guías de aviturismo en Quindío

El director de Turismo expuso que están iniciando el proceso de formación a los guías para aviturismo, pues esta no es una de las fortalezas del departamento.

“El bilingüismo todavía es una limitante, tenemos al momento 28 guías con Registro Nacional de Turismo, RNT, falta mucha más preparación, hay que ser más incisivos en la formación para la guianza y más en este sector de aviturismo que es tan especial y tan específico”. 


Acuerdos de conservación

Montaño Figueroa dijo que con los acuerdos de conservación se busca establecer rutas y generar los días que pueden estar en el proceso de promoción para el turismo.

“Sabemos que el Quindío está iniciando el proceso, los demás departamentos nos tienen ventaja, más trayectoria y la importancia de esto es que todos generemos una ruta de región donde tenemos más de 1.000 especies de aves que fácilmente las podemos ofertar en el mercado”. 

Dentro de dichos acuerdos se encuentran:

  • Viveros comunitarios para siembra de especies en Pensilvania, Caldas. 
  • Conservación de las aves en la vereda El Vergel, Filandia, Quindío.
  • Seguimiento y educación ambiental para la conservación del subtropical doradito en Planes de San Rafael de Santuario, Risaralda. 
     

Tipos de turistas

La bióloga de Audubon precisó que se han articulado con el Sistema de Información Turística, Situr, para hacer seguimiento a los turistas que están llegando a hacer aviturismo y que ya  caracterizaron tres perfiles de turistas: 

Hardcore: solo viene a ver aves y es exigente con las especies. No es tan exigente con el alojamiento, pero si requiere de un buen guía turístico que le enseñe lo que quiere ver y que sea bilingüe. 

Medianamente especializado: demanda mucho en calidad de servicios como alojamiento, transporte, alimentación y buenas vías de acceso, porque por lo general son mayores de 50 años y necesitan tener buenos servicios. 

Generalista: es un poco más aventurero y le gusta hacer otras actividades además de observar aves.

Casas señaló que se están centrando en captar a turistas de perfil medianamente especializado.  


Redacción
LA CRÓNICA


COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net