Inicio / Al descubierto / MAY 28 2020 / 1 mes antes

Recetas de un mochilero, el libro de un chef quindiano

Favorito

Autor : Héctor Javier Barrera Palacio

Recetas de un mochilero, el libro de un chef quindiano

Jeo García Urrego lanzó su libro Recetas de un mochilero.

Este cuyabro, de 27 años, dialogó con LA CRÓNICA sobre este nuevo logro.

Jeo García Urrego es un quindiano que pasó gran parte de su infancia vendiendo los postres que hacía su padre en las calles de Armenia, para ganarse la vida. A medida que fue creciendo aprendió el arte de su progenitor y lo superó. Hoy dicta clases de pastelería en 7 países. El café lo convirtió en uno de sus ingredientes principales para sus deliciosas recetas. También otorga becas a niños vulnerables para estudiar gastronomía en otros países. 

Tiene la particularidad de que a sus 20 años fue volante de las reservas del equipo de fútbol capitalino Independiente Santa Fe y también del Deportes Quindío. Desafortunadamente 2 graves lesiones lo sacaron de las canchas. Entonces pasó de patear un balón a especializarse en enseñar el arte de la pastelería. Su trayectoria personal y como pastelero ahora la condensó en un libro, lleno de provocaciones al paladar, al que tituló Recetas de un mochilero. 

Una parte del manuscrito está compuesto de las viejas recetas que aprendió de su padre, cuando era solo un niño. Este cuyabro, de 27 años, dialogó con LA CRÓNICA sobre este nuevo logro.

Vea también: Jeferson García Urrego, un arquitecto de la pastelería

¿Cómo fue su incursión en el mundo de la gastronomía?
De niño vendía postres en la calle porque la familia estaba en crisis. Cada 3 días vendíamos 200 postres y eso nos daba para sostenernos en una parte. Gracias a eso mis hermanas también se apoyaron con la venta de ensaladas de frutas, pero yo cogí otro camino porque sabía que podía evolucionar mucho mejor. Cuando dejé de vender en la calle, la pastelería me llevó a Ecuador y Perú. Monté mi empresa, pero al año la cerré. Ahí se produjo la idea de Pastry chef mochilero, que fue cuando empecé a capacitar gente en los hoteles y en las pastelerías. Cuando tenía 24 años me sacó en una revista una empresa que se llama Levapan Puratos, que es muy reconocida a nivel internacional y está enlazada con Bélgica. Ahí me destacaron como uno de los jóvenes más emprendedores de Colombia. En la actualidad visito 7 países para capacitar personal en las escuelas de gastronomía: México, Guatemala, Honduras, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Perú y Estados Unidos. Usted ve pasteleros que llevan 20 años en el mercado, pero siguen haciendo lo mismo. Mi meta es que ellos aprendan a evolucionar rápido. 

¿Qué fue lo que hizo cuando empezó la pandemia? 
Contacté a muchos chefs de diversas nacionalidades para que enseñaran gratis a las personas desde las redes sociales, porque sé que la gastronomía es muy costosa. La gente se mostró muy agradecida y se me ocurrió producir una revista en la que participaran todos los chefs que conozco, cada uno con 2 recetas. Esa es la primera que le voy a regalar al público. Y la otra producción, que es Recetas de un mochilero es donde yo cuento la historia de mi vida. 

¿De qué trata el libro Recetas de un mochilero? 
El libro relata cómo hice, siendo muy joven, para evolucionar en este arte y oficio. A los 14 años empecé esta labor de pastelería con mi padre, lo hice hasta los 15, pero de ahí hasta los 20 tuve un tiempo especial de mi vida en el que pude jugar fútbol en equipos de Bogotá, Cali y Quindío, pero me lesioné la rodilla, después de estar 8 meses entrenando con Independiente Santa Fe y no pude volver a jugar. Ahí fue cuando empecé a vender postres en la calle junto con mi familia. Un año después me recuperé de la lesión y jugué con la Universidad del Quindío. A cambio me daban una beca para estudiar educación física. En ese tiempo, el Deportes Quindío me dio la oportunidad de jugar, pero una semana antes de firmar el contrato me lesioné la otra rodilla y ahí fue donde me tocó dejar definitivamente ese deporte. Me iba muy bien porque siempre he sido muy disciplinado, pero las lesiones me sacaron. 

Una cuarta parte del libro habla de mi papá, él tiene unas recetas muy especiales, así como su historia de vida, él logró capacitar a personas para que fueran al campeonato mundial de pastelería en Francia. Otra parte está muy enfocada en los productos de café, que es insignia en nuestra región. El libro tiene 300 páginas. También se habla de las masas saludables, las especiales para bodas, cómo emprender, algo de la fotografía, es bastante elaborado el libro. 

¿Cuál de los pasteles del libro es el que más destaca? 
El de bodas, porque me regaló una madrina de los Estados Unidos, una señora que tiene mucho dinero y me ayuda muchísimo, entonces es como una bendición de que los pasteles me abrieron muchas puertas. Es un pastel de vino que va decorado con azúcar, tiene su relleno, su almíbar y dura de 2 a 3 meses. Cuando lo hacíamos se lo llevaban más que todo para Estados Unidos. Tiene la receta de mi papá, aunque yo la mejoré en algunos aspectos. Esa es una de las recetas fuertes del libro. 

¿Cómo es eso de que regala becas a los niños? 
Estoy becando de a 2 o 3 niños de comunidades vulnerables por año, llevándolos a estudiar gastronomía a diversos países. Tengo 2 que estarán en México, Argentina, España y volverán a Colombia para cursar un complemento. Por fortuna, cuento con un equipo que me ayuda mucho en eso. Si vas a estudiar gastronomía acá en Colombia te van a cobrar hasta $7 millones por un semestre. Sé que ese oficio vale mucha plata y eso que en nuestro país es barato, en Francia vale $90 millones un semestre.  

Recomendado: Sicología y comunicación social, fundamentales en la labor de monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez

¿Cómo se puede adquirir el libro? 
Va a haber una parte de esos libros que voy a donar y la otra se va a vender, pero más que todo en el exterior. Hay gente que tiene modo y lo puede adquirir y hay otros a los que se los voy a regalar. Los interesados en tenerlo me pueden llamar al celular 3207415175.



COMENTA ESTE ARTÍCULO

En cronicadelquindio.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces, si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador.

logo-copy-cronica
© todos los derechos reservados
Powered by: rhiss.net